Tegucigalpa. 04 de diciembre, 2019. – Agentes de Prevención Y Seguridad Comunitaria de la Policía Nacional lograron controlar un conflicto suscitado el cual trascendió como el rapto de 30 empleados de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

El hecho se suscitó la mañana de este miércoles en la aldea Las Flores ubicada en la carretera que conduce al departamento de Olancho.

El reporte policial descarta el extremo de un rapto o secuestro como trascendió en algunos medios de comunicación nacional al constatar que se trató de un altercado entre el dueño de una propiedad utilizada como acceso informal para dar mantenimiento a los postes de energía ubicados en la zona.

Los funcionarios policiales llegaron al lugar y lograron disuadir a ambas partes habilitando el acceso que había sido restringido por su propietario en respuesta al uso indebido de su terreno.

Según relato de los empleados de la ENEE, llegaron hasta el lugar para reparar unos postes de tendido eléctrico que habían sufrido un sabotage el día anterior.

La pronta acción de los agentes policiales dio como resultado el restablecimiento del orden al mediar entre ambas partes para que el acceso sea utilizado por los técnicos siempre y cuando se respeten las disposiciones del dueño del predio.