logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Mexico

Cuando eres la fifí de Recursos Humanos y no los invitas a la fiesta por apestosos

Fúchila guácala esa gente

México.- El mundo laboral requiere de mucha paciencia, taaaanta tanta paciencia, TANTA, ¡TANTA! paciencia, que a veces con la mínima provocación, te dan ganas de ventilar a esa persona que sabes siempre tiene “algo” que decir. Esta vez le tocó a la doña de Recursos Humanos una buena arrastrada por llamar apestosos a sus compañeritos.

A alguien (un genio, diría yo) se le ocurrió grabar la voz de Mireya González Ugalde, directora de Recursos Humanos en Grupo Imagen, justo en el momento en que revela que algunos empleados no son invitados a la fiesta para empleados que se hace anual en la empresa.

¿La razón?

Por apestosos, pederos y borrachos.

La conversación empieza con el tema de los repartidores del Excélsior, gente sindicalizada a la cual se les dan despensas y chalecos por el compromiso que tienen por contrato. Después, pasan a comentar sobre la fiesta anual de empleados, mismas que se realizan por la noche y por ende en jornada laboral de esta fuerza trabajadora.

Todo hasta ahí iba bien, hasta que a la señora fifí se le ocurrió añadir: “…aunque tampoco queremos que vayan porque son re apestositos”.

Fue entonces que comenzó a revelar una serie de intrigas dentro de la empresa debido a la malolencia de sus repartidores. “¿Te acuerdas que nos cayeron en el Fiesta Americana, guácala. Por eso no volvimos a hacerlas ahí porque salían a su hora de la cena y se iban a la fiesta todos apestosos”.

Las sucias consecuencias de llamar apestosos a los repartidores del Excélsior

A pesar de no tener pruebas olfativas para demostrar si lo de apestosos era real o no, Grupo Imagen salió en defensa de los valores de la empresa, destituyendo a Mireya González de su cargo y abrazando a sus empleados para demostrar que apestosos o no, todos valen, todos son un equipo y finalmente, todos le están generando dinero a esa empresa.

Pos oye, todavía de que se lanzan en la moto para brindarle información de valor al pueblo y los tratan como borrachos apestosos a sus empleados; podrán tener “el humor” más fuerte, podrán tomar de más cuando les dicen que el chupe es gratis, es más, podrán intentar madrearse a “ese, ya sabes quién” en la fiesta anual, pero al menos los aguantas (hueles) una vez al año y ya, ¿qué le costaba, señora?

Ah sí, su empleo jsjsjsjsjs. Ah no se crea. Dios cierra una puerta pero abre una ventana, acuérdese.

Seguiremos informando

Themes
ICO