Mexico
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Habría solución a temores sobre desgaste excesivo de futbolista en larga campaña

MANCHESTER, Inglaterra (AP) — Menos es más. Ése es el mensaje proveniente desde las entrañas del mundo del fútbol, en momentos en que la exigencia de este deporte se ubica en su mayor nivel de la historia.

O al menos, ése es el mensaje de quienes están en el frente y afirman que sus cuerpos y mentes están en riesgo ante esa demanda cada vez mayor.

Los calendarios congestionados, junto con las competiciones nuevas y/o modificadas han generado preocupaciones sobre el número de partidos que los principales futbolistas del mundo tendrán que jugar.

La campaña anterior, Bruno Fernandes, mediocampista del Manchester United y de la selección de Portugal, cumplió 70 apariciones con su club y su país, incluyendo su participación en 20 partidos consecutivos.

Rodri, del Manchester City y de la selección de España, jugó en 10 competiciones distintas.

Semejantes estadísticas han generado temores sobre la salud física y mental de los jugadores, el potencial de fatiga y el fin prematuro de sus carreras.

Vincent Kompany, excapitán del Manchester City y actual técnico del Burnley en la Liga Premier, planteó una solución potencial el jueves.

“Pienso que, para los jugadores en el máximo nivel, los que juegan en las selecciones nacionales y en todas estas otras competiciones... debería establecerse un tope de apariciones por temporada”, dijo. “No vamos a marginar a un jugador de una final o de los partidos importantes. Pero piensen, si se decide que psicológicamente entre 65 y 70 partidos no son ya saludables, entonces debería establecerse ese límite y hacer los ajustes, como cuando se lesiona un jugador”.

Las afectaciones provocadas por la pandemia y por un Mundial a media campaña incidieron en que el calendario se apretara, a fin de que los clubes pudieran cumplir con sus compromisos pactados.

El zaguero polaco Kamil Gilk estuvo de vuelta en la actividad por el Benevento de Italia, apenas cuatro días después de que su país fue eliminado del Mundial anterior, realizado en noviembre y diciembre. El certamen no se realizó en junio y julio, como es tradicional, al considerarse que las temperaturas serían demasiado elevadas en esos meses en Qatar.

Raphael Varane, quien se lesionó en la víspera del torneo pero se recuperó para ayudar a que Francia llegara a la final, esperó ocho días después de aquel encuentro para jugar de nuevo con su club Manchester United.

La FIFA y la Liga Premier inglesa añadieron presión sobre los jugadores, al imponer medidas que han llevado a la adición de tiempos de descuento mayores de los habituales al final de los partidos.

La medida, diseñada para compensar mejor el tiempo que se pierde por las pausas en los partidos, ha derivado en que estos duren 100 minutos o más.

Varane expresó sus preocupaciones en X, la red social antes conocida como Twitter, al señalar: “Hay demasiados partidos, el calendario está saturado y está en un nivel peligroso para el bienestar físico y mental de los jugadores”.

“Como jugador, me siento privilegiado de hacer el trabajo que amo todos los días, pero siento que estos cambios están dañando nuestro deporte”, indicó. “Queremo estar en nuestro máximo nivel, haciendo lo mejor que podamos y dando actuaciones asombrosas para que los aficionados celebren cada semana”.

Varane se retiró del fútbol internacional después de la Copa del Mundo, a los 29 años.

Y difícilmente el desgaste se reducirá.

La UEFA ha anunciado cambios al formato de la Liga de Campeones desde la próxima edición, en la que se añadirán dos duelos como resultado de que la fase de grupos de la competencia será sustituida por una con tabla general.

Un nuevo Mundial de Clubes, con 32 equipos, se realizará desde 2025. Reemplazará el formato actual, que involucra a siete conjuntos y requiere un máximo de dos partidos para cada equipo europeo y sudamericano.

El Mundial y la Eurocopa se han expandido también en los años recientes, para permitir que más naciones se clasifiquen. Crece también la Liga de Naciones.

Un reporte emitido este año por FIFPRO, el sindicato mundial de jugadores, analizó el impacto de lo que describió como un “congestionamiento extremo de calendario”.

Indicó que el 43% de los jugadores participantes en el Mundial y que fueron encuestados experimentó “fatiga mental extrema o incrementada”.

FIFPRO indicó que esta saturación “representa un peligro que presiona la salud física y mental de los jugadores”.

“Todo esto continúa sin la implementación de salvaguardas fundamentales en el trabajo, colocando en riesgo el futuro de los contribuyentes principales del deporte”, añadió. “La industria necesita un esfuerzo colectivo mucho mayor para establecer salvaguardas efectivas contra la carga de trabajo de los jugadores, y una solución responsable de calendario que proteja la salud del futbolista y apoye su buen desempeño”.

FIFPRO planteó también preocupaciones por la presión sobre los jugadores jóvenes y “la duración de sus carreras en ascenso”.

Previamente, se ha sugerido que una reducción de 20 a 18 o 16 equipos en la Liga Premier ayudaría a plantear menos exigencias a los jugadores. Ello difícilmente sería aceptable para clubes como el Burnley de Kompany, que correría grandes riesgos de ser excluido de la máxima categoría como resultado.

Las discusiones naufragan también cuando los clubes están dispuestos a aceptar un mayor número de partidos en la lucrativa Liga de Campeones.

Kompany considera que la intensidad del deporte ha aumentado incluso en el corto tiempo transcurrido desde su retiro en 2020. Muchos técnicos despliegan ahora tácticas de presión intensa.

Sin embargo, los equipos tienen ahora planteles más numerosos que en el pasado, y pueden realizar cinco sustituciones por encuentro, un aumento respecto de las tres que eran la norma antes de la pandemia.

Pero es menos de lo que pidió en 2016 el técnico del City Pep Guardiola, quien sugirió que debía haber seis sustituciones por duelo.

Guardiola ha advertido en varias ocasiones que los calendarios sobresaturados “matarán” a los jugadores.

Kompany es uno de sus exjugadores que tuvieron que sobreponerse a varias lesiones a lo largo de su carrera.

Dijo que las restricciones podrían presionar a los entrenadores y selecciones nacionales para presentar “un tipo de calendario con sentido común”.

___

James Robson está en Twitter como https://twitter.com/jamesalanrobson