Con la cifra más alta de personas contagiadas en un día en lo que va del mes, México llegó a 505 mil 751 personas con Covid-19; es decir, 7 mil 371 casos más respecto al total reportado el miércoles, que fue de 498 mil 380.

Además, suman 55 mil 293 personas fallecidas, luego de registrarse 627 más que el día anterior, cuando se tuvieron 54 mil 666.

Con estas cifras de la semana epidemiológica 31, a pesar de que estamos en la 34, el director general de Epidemiología, José Luis Alomía, informó que la curva de casos activos tiene una reducción en su tendencia de 4%. Este jueves se reportaron 43 mil 873 casos estimados activos.

En tanto, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, presentó –durante la conferencia vespertina– un recuento de las acciones del Gobierno federal desde que se conoció el brote de SARS-CoV-2 en Wuhan, China, hasta la fecha; pasando por la reconversión, jornada nacional de sana distancia (confinamiento) y semáforo epidemiológico.

Nivel educativo, influye en letalidad

Por otra parte, el investigador del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la UNAM, Héctor Hernández Bringas, informó que la tasa de letalidad entre hospitales particulares y públicos está relacionada con la escolaridad de los pacientes.

Detalló que en nosocomios privados la tasa es de 4.5%; es decir, 659 de un total de 14 mil 781 personas internadas, mientras que en los públicos es de 12.5%, lo que significa 53 mil 270 personas fallecidas de un total de 424 mil 471 hospitalizadas.

En una entrevista con 24 HORAS, explicó que los pacientes que acuden a la práctica particular son una población que regularmente llega en etapas tempranas de la enfermedad, y lleva mejores condiciones de salud.

Mientras que en los centros públicos, asisten ya cuando el estado de la enfermedad es avanzado y regularmente tiene comorbilidades no controladas.

No obstante, consideró que existe un subregistro en las cifras de atención, pues de acuerdo a los datos recabados de fuentes oficiales, cerca de 10% de los pacientes muere fuera de un hospital.

“Este dato también debe estar subestimado, cómo te explicas que digan que hay disponibilidad de camas y la gente se muere en sus casas o en la calle”.

Destacó que para muchos mexicanos ha sido muy difícil acceder a una atención médica, sobre todo en zonas rurales donde no hay servicios de salud o la clínica en la que atiende un pasante.

Ante ello, consideró que en México no han sobrado camas, “lo que ha sobrado o lo que ha estado pasando es la incapacidad, la imposibilidad o la negativa de los servicios”, denunció.

El investigador de La Máxima Casa de Estudios dijo que 97% de la carga de la enfermedad se atiende en las instituciones públicas, de ahí que el IMSS tenga una tasa de letalidad de 19.1% con más de 158 mil personas fallecidas, mientras que el ISSSTE registra 17.2% con 21 mil fallecidos.

LEG