Mexico
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Un ex primer ministro populista y prorruso lidera el conteo en las elecciones en Eslovaquia

BRATISLAVA, Eslovaquia (AP) — Un ex primer ministro populista y su partido de izquierdas ganaron las elecciones parlamentarias del sábado en Eslovaquia tras una campaña basada en mensajes prorrusos y antiestadounidenses, según resultados casi completos.

Con resultados desde el 99,2% en algunos de los 6.000 centros de votación contabilizados la madrugada del sábado por la Oficina Eslovaca de Estadística, el ex primer ministro Robert Fico y el grupo de izquierdas Smer, o Dirección, lideraban el conteo con el 23,3% de los votos.

Los comicios eran una prueba para el apoyo en el pequeño país del este de Europa a Ucrania y su guerra con Rusia, y la victoria de Fico podría tensar la frágil unidad en la Unión Europea y la OTAN.

Fico, de 59 años, prometió retirar el apoyo militar eslovaco a Ucrania en la guerra de Rusia si lograba regresar al poder.

El país de 5,5 millones de personas, creado en 1993 tras la desintegración de Checoslovaquia, ha sido un firme defensor de Ucrania desde la invasión rusa del pasado febrero, que ha donado armas y abierto sus fronteras a los refugiados que huyen de la guerra.

Ningún partido ha obtenido la mayoría de los escaños, de modo que tendrá que formarse un gobierno de coalición. Según la tradición, el presidente pide al candidato más votado que intente formar un gobierno, de modo que es probable que Fico vuelva a ser primer ministro. Ejerció el cargo entre 2006 y 2010 y de nuevo entre 2012 y 2018.

El nuevo partido Eslovaquia Progresista, prooccidental, quedó en un distante segundo puesto con el 17% de los votos.

El izquierdista Hlas (Voz), liderado por el ex número dos de Fico en Smer, Peter Pellegrini, quedó tercero con el 15%. Pellegrini rompió con Fico después de que Smer perdiera las elecciones anteriores en 2020, pero su posible reunión aumentaría las posibilidades de Fico de formar gobierno.

Otro posible socio de coalición, el ultranacionalista Partido Nacional Eslovaco, un grupo con clara tendencia prorrusa, obtuvo un 5,7% de los sufragios.

Esos tres partidos tendrían una mayoría parlamentaria si unen fuerzas en un gobierno de coalición.

Fico se opone a las sanciones de la UE sobre Rusia, cuestiona que Ucrania pueda expulsar a las tropas invasoras rusas y quiere vetar el ingreso de Ucrania en la OTAN.

Propone que en lugar de enviar armas a Rusia, Estados Unidos y la Unión Europea empleen su influencia para obligar a Rusia y Ucrania a alcanzar un acuerdo de paz negociado.

Los críticos de Fico temen que su regreso al poder pueda desviar a Eslovaquia de su rumbo en otros aspectos, siguiendo la senda del primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, y en menor medida de Polonia durante el gobierno del partido Ley y Justicia.

Hungría ha sido sancionada por la UE por supuestas violaciones del estado de Derecho y corrupción, mientras que las instituciones europeas señalan que Polonia se está alejando de los principios comunitarios del estado de Derecho. Fico ha amenazado con destituir a los investigadores de la Agencia Criminal Nacional y al fiscal especial encargado de la corrupción y los delitos más graves.

Hungría es además el único país de la UE que ha mantenido estrechos lazos con Moscú, y se ha posicionado en contra de proporcionar armas o ayuda económica a Ucrania.

Fico repite las afirmaciones no respaldadas del presidente de Rusia, Vladímir Putin, de que el gobierno ucraniano gestiona un estado nazi del que las personas de etnia rusa en el este del país necesitan protección. El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelenskyy, es judío y perdió familiares en el Holocausto.

Fico, conocido por sus malhabladas diatribas contra la prensa, también ha hecho campaña contra la inmigración y los derechos LGBTQ+.

El grupo populista Gente Corriente, los conservadores Democristianos y el partido liberal Libertad y Solidaridad también consiguieron escaños en el parlamento.