Un joven fue defendido por su madre cuando era golpeado por pobladores del municipio de Progreso de Obregón, Hidalgo por presuntamente asaltar una tienda de abarrotes.

Los vecinos del lugar amarraron al joven en un poste y le colgaron un letrero en el cuello con la frase “Soy ratero“. Le advirtieron que si volvía a robar lo lincharían.

La madre del sujeto llegó llorando y se acercó a él para expresarle que se encontraba muy preocupada.

“Pensé que no te iba a volver a ver. Sentí que me moría, hijo. Entiende, por favor, eres lo único que tengo”, dijo la mujer.

Abrazando a su hijo, dijo a las víctimas que ella respondería por los daños. Sin embargo, los pobladores argumentaron que el hombre debía pagar por sus acciones.

“No, damita, déjalo que pague su delito. Que sienta, mamá. Es tu hijo y duele, porque también soy papá. Si cada que lo saca usted de problemas, va a seguir siendo el mismo” comentó un vecino.

Policías de la Agencia de Seguridad Estatal intervinieron para rescatar al joven quien fue resguardaron en la Comandancia.

De acuerdo con la Procuraduría de Justicia de Hidalgo, nadie presentó cargos en contra supuesto criminal, por lo que fue liberado.

Con información de Radio Fórmula

cs