Nicaragua
This article was added by the user Anna. TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

OEA exige con 26 votos unas elecciones con observación “creíble” en Nicaragua

En este momento clave para la historia de Nicaragua, acceder a información confiable es más importante que nunca. Es por eso que, en CONFIDENCIAL, hemos mantenido nuestra cobertura noticiosa libre y gratuita para todos, sin muros de pago. Este compromiso con la ciudadanía no sería posible sin el respaldo de nuestros lectores. Por ello, te invitamos a apoyar nuestra labor uniéndote a nuestro Programa de Membresía o haciendo una donación. Al convertirte en miembro, recibirás productos exclusivos como eBooks, boletines especializados y archivos digitales históricos. Como donante, te enviaremos un reporte anual sobre cómo invertimos tu aporte económico. Gracias, de antemano, por formar parte de este esfuerzo colectivo para informar a toda nuestra comunidad.

Una mayoría de 26 países del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos aprobaron este miércoles una resolución en la que demandan al Gobierno de Nicaragua, celebrar las próximas elecciones del 7 de noviembre “bajo observación de la OEA y otra observación internacional creíble”. Además, exigen “la liberación inmediata de los candidatos presidenciales y de los presos políticos”.

La resolución no tuvo ningún voto en contra, y siete países se abstuvieron: Barbados, México, Argentina, San Vicente y las Granadinas, Bolivia, Guatemala y Honduras.

La delegación de Nicaragua ante la OEA se autoexcluyó de la sesión del Consejo Permanente en la que se aprobó la resolución, promovida por las misiones de Canadá, Antigua y Barbuda, Chile, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Paraguay y Uruguay.

“Urgir con vehemencia al Gobierno de Nicaragua a poner en práctica sin demora los principios de la Carta Democrática Interamericana, así como de todos los estándares internacionalmente reconocidos, incluidas las reformas electorales acordadas, con vistas a celebrar elecciones libres, justas y transparentes tan pronto como sea posible, bajo observación de la OEA y otra observación internacional creíble”, señala la resolución en su cuarto punto.

En el texto, expresó su “grave preocupación” por el hecho de que Nicaragua haya ignorado los esfuerzos del Consejo Permanente de la OEA para que se comprometa a la celebración de elecciones “libres y justas”.

Los países advirtieron que adoptarán, “si es necesario, otras acciones en conformidad con la Carta de la Organización de Estados Americanos y la Carta Democrática Interamericana, incluida una valoración de las elecciones del 7 de noviembre durante la 51.a Asamblea General”, que se llevará a cabo el 10 de noviembre.

Liberación de presos políticos

En la resolución, los países reiteraron “su llamado para la liberación inmediata de los candidatos presidenciales y de los presos políticos” en Nicaragua.

En junio pasado, el Consejo Permanente aprobó una resolución que condenó “inequívocamente el arresto, acoso y restricciones arbitrarias impuestas a los posibles candidatos presidenciales, a los partidos políticos y a los medios de comunicación independientes”, y exigió “la inmediata liberación de los posibles candidatos y de todos los presos políticos”.

Esa resolución obtuvo 26 votos a favor; cinco abstenciones —México; Argentina; Belice; Dominica; y Honduras—; y tres votos en contra: Nicaragua, Bolivia y San Vicente y las Granadinas.

Desde finales de mayo pasado, el régimen ha arrestado —acusados de “traición a la patria”— a más de una treintena de dirigentes opositores, entre ellos siete aspirantes presidenciales Cristiana Chamorro Barrios, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora, Medardo Mairena y Noel Vidaurre.

La resolución de este miércoles es la segunda, sobre Nicaragua, que obtiene un amplio apoyo del Consejo Permanente. En promedio, las votaciones sobre Nicaragua alcanzaban los 20 votos a favor.

En el texto, los países expresan su “alarma” por “el deterioro de la situación de los derechos políticos y derechos humanos en Nicaragua y del empeño del Gobierno de Nicaragua de minar el proceso electoral”.