Panama

El discurso lírico de un presidente

Ernesto De La Guardia

Temas: Opinión

Recuerdo un poema muy precioso que aprendí en la secundaria, que a la letra decía: “El Ruiseñor se bebió la luna trago a trago”, fue entre otros una bella inspiración de Ricardo Miró y claro que existen muchas metáforas, pero no de hechos comprobados que deben servir de ejemplo para el actual mandatario.

He repetido muchas veces que el mejor gobernante es aquel que tiene tras de sí muchas lecturas.

No me cansaré nunca de mencionar a ese gran intelectual doctor Diógenes de la Rosa, a quien tuve el gusto de conocer en mi juventud y lo mucho que aprendí de sus libros y de sus conversaciones, cuando fue asesor del presidente don Ernesto De La Guardia, amistad con la que me honré hasta los límites de su existencia biológica.

Diógenes fue un estudioso profundo de todo el acontecer histórico y político de nuestro país, y como decía el profesor Rodrigo Miró, no hay institución en el país que no tenga su huella.

Aquí debo referirme a las experiencias que con Diógenes se dieron en la política panameña en tiempos de ese gran presidente que tuvimos en el periodo de 1956-1960, don Ernesto De La Guardia, quien osadamente, y con gran capacidad intelectual, lanzó su candidatura con la que ganó abriéndose caminos muy turbulentos, frente a su oponente de entonces, Víctor Florencio Goitía, liberal de pura cepa.

La administración de don Ernesto De La Guardia estuvo asediada por muchas conspiraciones de rancios sectores de la oligarquía, en las que su vicepresidente, Temístocles Díaz, desertó de su lado y se alió con el imperio de los Arias Madrid, y a la cabeza de ellos Tito Arias, que incluso fue a Cuba a conseguir el respaldo de exguerrilleros para que invadieran nuestro país y derrocaran al presidente De La Guardia. Propósito que falló porque fueron interceptados y fracasó su desembarco.

Contra el presidente De La Guardia también conspiraron, jóvenes románticos que se dejaron atraer por politicastros, y luego se arrepintieron. Estos fueron los valientes que escalaron el cerro Tute y a los que se enfrentó el capitán Omar Torrijos.

A pesar de todo esto, el buen gobierno de don Ernesto De La Guardia se debió al buen equipo que tuvo, entre ellos el propio Diógenes, Domingo H. Turner, Gil Blas Tejeira, Germán López, Aquilino Boyd, y muchos otros. A estos asesores, con posiciones críticas, los consultaba regularmente el presidente De La Guardia.

Fue así como se designó al joven intelectual Jorge E. Illueca como embajador ante las Naciones Unidas, para internacionalizar el reclamo panameño de su soberanía. Esas fueron las raíces del 9 de enero.

El autor es abogado y periodista 

Imprimir comentarios

Otras noticias de Opinión

Football news:

Baros will end his career at the end of the season
Pogba and Brunu were injured when they collided in training. The Bournemouth game is in question (Daily Mail)
Ex-President of Barca Gaspar: Messi has a few more years to be the best player in the world
Morata scored a double for Atletico for the first time since March last year
Rummenigge on Tiago: there have been no Contacts with Liverpool, but he wants something new
Rivaldo on Messi in Juve: The world will boom. The Duo of Lionel and Ronaldo will go down in history
Atletico Interrupts the penalty for the second match in a row. Morata converted an 11-yard shot from the 2nd attempt