Paraguay
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Las mascotas también pueden tener viruela del mono: qué hacer para evitarlo

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos y el Reino Unido difundieron recomendaciones para evitar la infección en los animales. En Francia se detectó el caso de un galgo contagiado por su dueño.

Este año la viruela del mono ya afectó a más de 36.897 personas en más de 90 países. Es una enfermedad zoonótica que fue adquirida por los seres humanos a través del contacto con animales, como roedores en África. También los humanos pueden transmitirla a otros animales como sus mascotas. Por eso, hoy es clave tanto la prevención como estar atento a la posibilidad de que los animales también se hayan contagiado.

“Hoy si las personas tienen síntomas de la viruela del mono deben evitar el contacto estrecho, incluyendo evitar dormir con los animales. La cercanía favorece la transmisión del virus a los animales domésticos”, explicó a Infobae la doctora Ana Bratanich, docente e investigadora de la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Buenos Aires. Hasta que desaparezcan los síntomas, como las lesiones en la piel, las personas no deberían tener cercanía ni contacto con los animales, agregó.

Contagio de un hombre a su mascota

Se reportó el primer caso en la revista The Lancet de un perro con la viruela del mono confirmada. Es muy probable que el animal haya adquirido la infección por el contacto cercano con humanos.

En el estudio en The Lancet, el equipo de profesionales encabezado por la doctora Sophie Seang del Departamento de Enfermedades Infecciosas de la Universidad de la Sorbona se describe que dos hombres que declararon mantener sexo con otros varones, asistieron al Hospital Pitié-Salpêtrière, París, Francia, el 10 de junio de 2022. Los hombres viven en la misma casa.

Ambos habían presentado ulceración anal 6 días después del sexo con otras parejas. En ambos casos, la erupción en la piel fue asociado con fatiga general, dolores de cabeza, y fiebre 4 días después. El virus de la viruela del simio fue confirmada por PCR en tiempo real.

Doce días después del inicio de los síntomas, el perro galgo italiano macho que vive en la casa con los dos hombres manifestó síntomas de viruela. El perro, de 4 años y sin antecedentes de trastornos médicos, presentó lesiones mucocutáneas, incluyendo pústulas en el abdomen y una ulceración anal. Ante el análisis dio positivo por viruela símica.

El virus de la viruela del mono puede transmitirse entre una persona y su mascota a través de un contacto estrecho, que incluye caricias, abrazos, besos, lamidos y compartir zonas de descanso y comida. Hay varias recomendaciones de los Centros para el Control y la Prevención de las enfermedades (CDC) de los Estados Unidos para tener en cuenta si una persona contrae la viruela del mono y convive con un animal.

Si la persona que contrae la viruela del mono no ha tenido contacto estrecho con los animales domésticos después de mostrar los síntomas, debería pedirle a sus amigos o a los miembros de su familia que se ocupen de su mascota en otra casa hasta que la persona se recupere. Se debe desinfectar a fondo la casa antes de volver a llevar a su mascota.

Si la mascota ha tenido un contacto estrecho con la persona infectada, debe permanecer aislada de otros animales y de otras personas durante los 21 días posteriores a la exposición más reciente. Sin embargo, la persona que también se encuentre infectada no debe ser la que cuide de la mascota expuesta, aconsejan los CDC.

Si no hay otras opciones y la persona que ha contraído el virus debe cuidar de la mascota, esa persona debe lavarse las manos, o utilizar un desinfectante de manos a base de alcohol, antes y después de cuidar a la mascota; cubrir cualquier erupción cutánea en la medida de lo posible, usando mangas y pantalones largos; y usar guantes y una máscara o respirador mientras atiende a la mascota.

En tanto, si una persona contrae la viruela del mono, hay varias cosas que debe evitar hacer. Hay que evitar el contacto cercano siempre que sea posible. No se debe entregar, ni sacrificar ni abandonar a las mascotas por la exposición al virus de la viruela del mono. No se debe limpiar o bañar a la mascota con desinfectantes químicos, alcohol, peróxido de hidrógeno, desinfectante de manos, toallitas de limpieza de mostradores u otros limpiadores industriales o de superficies. Tampoco se debe poner una mascarilla a la mascota. No se debe exponer a los animales a sarpullidos, vendajes y fluidos corporales de la persona con viruela símica.

Los CDC señalaron que hay algunos cambios a los que los dueños de las mascotas deben estar atentos, tales como fatiga, falta de apetito, tos, secreciones o costras nasales, hinchazón, fiebre, erupción cutánea en forma de grano o ampolla. Además, se debería consultar con un veterinario si el animal muestra signos de infección en los 21 días siguientes a la exposición al virus. Un veterinario puede realizar pruebas y ayudar a notificar a los funcionarios del Estado.

Si la mascota empieza a mostrar síntomas, debe aislarse de otros animales y minimizar el contacto con las personas durante al menos 21 días. Cuando atienda a un animal enfermo, la persona debe lavarse las manos con frecuencia y utilizar un equipo de protección personal (EPP) como protección ocular, mascarilla o respirador, guantes y bata desechable. Si no dispone de una bata, se puede usar ropa de manga larga.

Los desechos de la mascota deben guardarse en un cubo de basura específico y forrado, y no deben dejarse o tirarse al exterior, ya que pueden aumentar el riesgo de propagación del virus a otros animales. Los objetos que entren en contacto con la mascota deben desinfectarse adecuadamente.

También en mayo pasado, el grupo de Vigilancia de Riesgos e Infecciones en Animales Humanos (HAIRS, por sus siglas en inglés) del Reino Unido había difundido una guía con medidas de prevención para la viruela, que incluyó la atención sobre las mascotas. Aconsejaron que “como medida de precaución, los casos deben tratar de evitar el contacto con sus mascotas, su cama y su lecho durante 21 días”.

demás, especificaron que “cuando sea posible las mascotas deben ser cuidadas por otra persona en el mismo hogar. Si esto no es posible, las personas infectadas deben minimizar el contacto con su mascota en la medida de lo posible, y practicar una buena higiene lavándose bien las manos antes y después del contacto”. HOY