Paraguay

'Vender la casa': latinoamericanos mendigan y piden prestado para pagar deudas de COVID-19

ASUNCIÓN / LIMA (Reuters) - Sandra Contreras, acampada frente al hospital de Villa el Salvador en Lima, se está quedando sin fondos para pagar el tratamiento de COVID-19 de su madre, una señal de los débiles sistemas de bienestar en América Latina que están arrastrando a muchos a la deuda y la pobreza.


Fuente: Reuters

“He empeñado todas mis cosas”, dijo a Reuters entre lágrimas Contreras, de 34 años, frente al hospital, donde instaló una hamaca mientras espera noticias de su madre, infectada en medio de un resurgimiento de casos de coronavirus en la nación andina.

“Les dije a mis hermanos: ‘¿Qué me importa si tenemos que vender la casa para salvar a mi madre? Lo vamos a hacer ‘”.

América Latina, donde los países están experimentando una combinación de reapertura y nuevas oleadas de COVID-19, se ha visto muy afectada por la pandemia, con 22 millones de personas empujadas a la pobreza y débiles redes de seguridad social, dijo el jueves un informe anual de la ONU.

Dijo que el número en pobreza extrema estaba en un nivel no visto en 20 años, y señaló profundas desigualdades estructurales, un mercado laboral informal en expansión y una falta de cobertura de atención médica efectiva, lo que significa que muchas personas terminan pagando el tratamiento de su bolsillo. .

En Paraguay, eso ha provocado una ola de recaudación de fondos informal, con ventas de pasteles y préstamos a corto plazo mientras los miembros de la familia buscan cubrir los costos de la atención médica.

Mirta González, manicurista de 34 años de un pequeño pueblo del sur de Paraguay, tomó un préstamo urgente cuando su esposo Jesús enfermó y fue trasladada a la capital, Asunción. Gastó 6.5 millones de guaraníes ($ 985) en medicamentos y suministros.

Familiares y amigos organizaron rifas y vendieron pizzas para recaudar más fondos.

“Aquí sin contactos ni dinero te vas a morir”, dijo González a Reuters mientras esperaba ser llamada por un altavoz para entregarle la medicina a su esposo en INERAM, el principal centro de tratamiento de COVID-19 del país.

En el país sin litoral de unos siete millones de personas, solo alrededor de uno de cada cinco tiene seguridad social y cobertura de salud a través de sus trabajos, y solo alrededor del 7% paga por cobertura privada, muestran datos del gobierno. La atención estatal gratuita está abierta para todos, pero es muy limitada.

NO HAY CAMAS

En la ciudad brasileña de Manaus, donde un aumento de casos de COVID-19 en enero provocó el colapso de los servicios de salud pública, Cintia Melo se vio obligada a cuidar a su madre de 87 años en casa, contratando cuidadores y un ventilador, y alquilar o comprar bombonas de oxígeno.

“No había absolutamente ninguna cama de hospital”, dijo por teléfono el productor de video independiente. Dijo que le costaba unos 20.000 reales (3.553 dólares) al mes y, aunque su madre ahora se estaba recuperando, todavía necesitaría atención durante varias semanas más, tal vez m

NOS ENDEUDAMOS POR SALUD

Verónica Serafini, investigadora económica en Paraguay, dijo que los gastos de salud son el principal factor que impulsa a las personas a endeudarse y esto provocaría una reactivación del crecimiento después de que la pandemia disminuya, clave en un momento en que la región rica en materias primas parece recuperarse.

“En lugar de invertir en una casa, negocio o educación, nos estamos endeudando por la salud. Y no hay posibilidad de crecimiento si las personas pierden activos cuando se enferman ”, dijo.

El papa Francisco se despidió hoy de Irak, después de tres días de visita, con una misa multitudinaria ante 10.000 personas en Erbil, la capital del Kurdistán, tras la cual pidió unidad "para un futuro de paz" en el país.


Fuente: EFE

El papa celebró la misa en el segundo estadio más grande del país, el "Franso Hariri" de Erbil, con capacidad para 30.000 personas, aunque por la pandemia se decidió que sólo pudiera asistir al acto un tercio del aforo.

"Irak permanecerá siempre conmigo, en mi corazón. Les pido a todos ustedes, queridos hermanos y hermanas, que trabajen juntos en unidad por un futuro de paz y prosperidad que no discrimine ni deje atrás a nadie", dijo en su mensaje final, que fue interrumpido en varias ocasiones por los aplausos de los asistentes.

Y aseguró sus oraciones por este "amado país" y, en particular, por "los miembros de las distintas comunidades religiosas".

Francisco recordó en su mensaje "a los cristianos de las distintas confesiones, muchos de los cuales aquí han derramado su sangre sobre el mismo suelo".

"Pero nuestros mártires resplandecen juntos, estrellas en el mismo cielo. Desde allí arriba nos piden caminar juntos, sin vacilar, hacia la plenitud de la unidad", agregó.

El pontífice agradeció la labor de las autoridades religiosas del país "que han trabajado tanto por este viaje" y a todos los que han preparado la visita y le acogieron con afecto, en particular al pueblo kurdo.

"En estos días vividos junto a ustedes, he escuchado voces de dolor y de angustia, pero también voces de esperanza y de consuelo. Y esto es mérito, en gran medida, de esa incansable obra de bien que ha sido posible gracias a las instituciones de cada confesión religiosa", agregó Francisco a su mensaje de despedida.

Con esta misa el papa concluyó su viaje a Irak, donde ha mantenido citas históricas, como la reunión que tuvo con el gran ayatolá Ali Al Sistani, máxima autoridad religiosa de los chiíes, y la visita a Ur de los Caldeos, donde la tradición indica que nació el profeta Abraham.

En la jornada de hoy, el papa se trasladó a Mosul para rezar por las víctimas de las guerras entre los escombros de una ciudad devastada por los terroristas del Estado Islámico y a Qaraqosh, donde celebró el ángelus con la comunidad cristiana que ha ido regresando a la zona tras la derrota de los yihadistas. EFE

El interés en el extranjero por la vacuna rusa se ha disparado desde que los datos publicados en la revista médica Lancet mostraron que tenía una eficacia del 91,6% contra el coronavirus, a la altura de las mejores del mundo.


Fuente: BBC News Mundo

Cuando las autoridades de la localidad de Sputnik anunciaron recientemente que ofrecerían la vacuna rusa Sputnik V en la clínica local, sólo 28 jubilados se apuntaron para recibir la dosis contra la covid-19.

El interés en el extranjero por la vacuna rusa se ha disparado desde que los datos publicados en la revista médica Lancet mostraron que tenía una eficacia del 91,6% contra el coronavirus, a la altura de las mejores del mundo.

Ese respaldo fue un éxito político, además de científico, para un proyecto de prestigio anunciado a bombo y platillo por Moscú y del que muchos dudaban abiertamente en Occidente.

Pero al mismo tiempo que países de América Latina y Europa están pidiendo lotes de Sputnik, el despliegue en la propia Rusia está siendo lento, ya que la gente se muestra muy reacia a ser inyectada.

Sputnik… en Sputnik

"Todo el mundo me asustó diciendo que me iba a doler, ¡pero no sentí nada!", exclamó un pensionista de edad avanzada mientras se ponía el jersey después de recibir la inyección de Sputnik en el pueblo del mismo nombre.

Detrás de él, una enfermera se inclinó para gritar a otro jubilado que debía dejar el alcohol durante un tiempo después de la inyección.

A un par de horas en coche de Moscú, el pueblo de Sputnik tiene una granja de ganado, unos cuantos bloques de apartamentos idénticos y ninguna indicación de por qué se le dio el nombre de un triunfo de la carrera espacial soviética.

El vínculo cósmico con la vacuna está más claro.

"El satélite Sputnik [en 1957] fue una innovación rompedora y esta vacuna también lo es", dice entre risas la dirigente local Galina Bordadymova, abrigada con pieles pero sin guantes en la gelidez de la calle.

"Habíamos previsto que vinieran 25 personas, pero hemos conseguido 28, así que estamos contentos", insiste, pasando por alto el comentario de que el interés era preocupantemente bajo en una población de más de 1.000 personas, habida cuenta del alto riesgo del coronavirus.

Su equipo había hecho un llamamiento a los residentes de mayor edad, dando prioridad a los más vulnerables al virus. "Todos los que quisieran la vacuna podían recibirla", afirma Bordadymova.

Interés internacional

Al principio, los analistas occidentales se mostraron desdeñosos, incluso despectivos, respecto a la Sputnik V, ya que los representantes rusos hicieron rotundas afirmaciones sobre un tema del que se disponía entonces una evidencia escasa.

Los datos de los ensayos de fase III demostraron posteriormente que la vacuna es eficaz, con efectos secundarios similares a las desarrolladas en Europa y Estados Unidos, y el interés en el extranjero ha aumentado.

"Incluso nuestros críticos se han quedado sin argumentos", aseveró el mes pasado Kirill Dmitriev, director del fondo de inversión estatal RDIF, el cual respalda a Sputnik.

El RDIF afirma que 39 países ya han aprobado su vacuna y, para alegría de Rusia, incluso se le está pidiendo que ayude a la UE, que está sufriendo escasez.

Hungría fue la primera en aprobar la vacuna rusa para su uso de emergencia y Eslovaquia acaba de recibir dos millones de dosis, obviando la posibilidad de que Sputnik le sirva a Rusia como una "herramienta" para ejercer influencia.

A la covid-19 no le importa la geopolítica, argumentó el primer ministro eslovaco, Igor Matovic.

"Se puede decir que es un instrumento [de influencia] de Rusia o que la vacuna es sólo una víctima del contexto político, pero definitivamente la política está más explícitamente presente en el caso de la vacuna rusa que en cualquier otra producida en el mundo actualmente", señala Andrei Kortunov, del Consejo de Asuntos Internacionales de Rusia.

Sin embargo, Rusia tiene ahora tantas solicitudes de Sputnik que el Kremlin afirma que no puede atenderlas todas con la capacidad de producción actual.

El RDIF dice que abastecerá a los mercados extranjeros desde plantas en el exterior, no con dosis destinadas a los rusos, pero aún no ha dado detalles, ni un calendario.

"Para Putin, hallar la vacuna era una forma de demostrar al mundo que Rusia es un país desarrollado y de gran envergadura, capaz de alcanzar grandes éxitos en áreas que exigen mucho conocimiento y tecnología", considera Tatiana Stanovaya, de la consultora R.Politik.

Pero la aprobación de Sputnik en toda la UE sigue siendo un objetivo difícil.

"Cuando se decide comprar la vacuna rusa, parece que se invierte o se aprueban los logros del régimen de Putin o del propio Putin", afirma.

Precauciónes de los rusos

En la aldea de Sputnik no hay tal discusión sobre política y vacunas.

Algunos residentes están nerviosos por la posibilidad de contraer el coronavirus: dos lugareños de 50 años murieron a causa del virus en la primera oleada de la pandemia.

Pero sus habitantes parecen aún más temerosos de vacunarse.

Una encuesta realizada esta semana por los sociólogos del Centro Levada, reveló que sólo el 30% de los rusos está dispuesto a recibir la Sputnik V, un 8% menos desde que se inició el despliegue sanitario, y eso a pesar de que los datos sobre su seguridad ya son públicos.

"La gente tiene miedo; hay todo tipo de rumores sobre complicaciones", explica Lidia Nikolaevna mientras retira una espesa capa de nieve de la puerta de su garaje.

Hace poco estuvo en el hospital por la covid, por lo que su médico dice que ella misma no necesita todavía un pinchazo.

"Tal vez más tarde", aventuró Lidia, haciéndose eco de otros habitantes del pueblo.

"La gente dice que está bien, pero vamos a ver. Si todo va bien, creo que más gente se vacunará".

"Los rusos son conservadores: no se fían de su propio Estado y no se fían de lo que pueda salir de este Estado", afirma Andrei Kortunov sobre la indecisión de la gente.

Al no haber un nuevo confinamiento nacional, y debido a las escasas alusiones a las muertes por covid que hacen las autoridades, se les podría perdonar que pensaran que el peligro ha pasado.

La televisión estatal no se ha desplegado con toda su fuerza persuasiva y el propio presidente, Vladimir Putin, aún no se ha vacunado.

Así que, a pesar de que el operativo llega incluso a los puntos más remotos, como Sputnik, y los puntos de vacunación ambulantes en los centros comerciales de las ciudades, sólo cuatro millones de rusos se han vacunado hasta ahora contra el coronavirus.

Muy por debajo del objetivo del Ministerio de Sanidad, que es alcanzar el 60% de todos los adultos en seis meses.

El Kremlin insiste en que no hay déficit de vacunas para uso doméstico.

Pero su descripción de la producción y la demanda interna como "en armonía" para "esta etapa" sugiere cierta reticencia a promover la campaña de vacunación con demasiada intensidad mientras que no haya más ampollas rodando por las cintas transportadoras de las fábricas.

De vuelta a casa desde la clínica del pueblo de Sputnik, el jubilado Anatoly dice que recibir su inyección no fue gran cosa.

"Fue solo un momento", cuenta, haciendo el gesto de recibir un pinchazo en el brazo, pero duda de que realmente necesitara vacunarse.

"¡Estoy sano! Sólo tienes que beber samogon", insiste Anatoly, refiriéndose al alcohol casero de alta graduación.

"Creo que eso también me protegerá del covid", ríe el hombre de 74 años, antes de alejarse por la nieve.

El presidente argentino, Alberto Fernández, manifestó estar preocupado por la represión policial sobre unos manifestantes en la provincia de Formosa (norte), quienes rechazaban volver a la fase más dura de aislamiento debido a la pandemia por el covid-19, ante la necesidad de seguir trabajando.


Fuente: EFE

“Me preocupó mucho el nivel de violencia institucional que vimos”, dijo Fernández al ser abordado por los medios al finalizar un acto de la industria vitinícola en la provincia de Mendoza este sábado.

“Estamos conversando con el Gobierno (de Formosa) y estamos viendo cómo avanza”, agregó el mandatario.

La policía local de Formosa reprimió el viernes con dureza a manifestantes que protestaban en rechazo a volver a la fase más dura de aislamiento al registrar solo 17 casos de covid en la capital y también contra el gobernador Gildo Insfrán.

La represión con balas de goma, palazos y gases lacrimógenos derivó en decenas de manifestantes heridos y vecinos y periodistas detenidos.

El Gobierno peronista de Fernández, que asumió en 2019, es aliado del gobernador Insfrán, quien está a cargo del Ejecutivo provincial desde 1995.

La Administración de Fernández, a través de comunicados de la Secretaría de Derechos Humanos y la Jefatura de Gabinete, había reconocido ayer el uso desmedido de la violencia en Formosa, lo que fue cuestionado por organizaciones de derechos humanos internacionales.

La Secretaría de Derechos Humanos repudió la violencia ejercida por la policía provincial sobre los manifestantes e informó que “el Gobierno de Formosa se comprometió a iniciar investigaciones acerca del uso desmedido de la fuerza por efectivos de la policía provincial”.

En tanto, señaló que “la campaña de desprestigio llevada adelante por los medios hegemónicos de comunicación sobre el gobierno provincial”, el “uso político” de la oposición, el “constante boicot” a las medidas sanitarias y “la violencia desmedida de algunos manifestantes” no justifican “el uso desproporcionado de la fuerza policial en la represión de la protesta”.

UNA SERIE DE DENUNCIAS

El Gobierno de esta provincia ya había sido cuestionado por evitar el ingreso y egreso de personas de su territorio debido a la pandemia y por retener personas en centros de aislamiento que derivaron en denuncias en la Justicia y cuestionamientos de organismos de derechos humanos.

Esta vez la provincia había instaurado la vuelta al aislamiento social preventivo y obligatorio en la capital provincial hasta el 18 de marzo.

En respuesta, vecinos y comerciantes locales decidieron marchar hacia la casa de Gobierno en protesta de la medida por la necesidad de seguir trabajando, pero los enfrentamientos con la policía derivaron en la dura represión de la policía y en 93 detenidos, según dijo ayer la jueza formoseña Karina Paz, al canal TN.

Luego de los disturbios, la tensión continuaba en la provincia y anoche vecinos y comerciantes se quedaron en la calle desafiando las medidas de aislamiento del gobernador Insfrán. Hoy continuaron las manifestaciones y el vallado en la casa de Gobierno provincial .

Desde el inicio de la pandemia, la provincia registra 1.337 casos, unos 220 cada cien mil habitantes, según el Ministerio de Salud nacional.

Football news:

In 1936, the City was supposed to come to the USSR. The tour was approved by Stalin, but the organizer was shot
Petrzhela on Kudela's disqualification: A disaster! Black is black, and white is white. How else to say it?
Neymar was named the best player of the week in the Champions League
Fans turned to Agnelli with criticism of the reform of the Champions League: You will only increase the gap between the rich and the rest in the expectation that fans will sacrifice time and money
If you put a judge, Hitler and Napoleon, and give me two bullets, I would put both of them in the judge. The coach of the student league conquered the English-language Internet
Real Madrid expects Ramos to leave. The club thinks it has a better offer (Cadena SER)
Owen Hargreaves: Cavani as an insurance policy for Manchester United. He needs to be kept, he is a great scorer