Uruguay
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

El licuado que te aportará fibra, potasio, es fácil de preparar y te llenará de energías para comenzar el día

El Universal/GDA
Contar con un desayuno nutritivo es clave para encarar el día de la mejor manera, aunque el estrés y el cansancio corporal se producen por múltiples factores. Una de las opciones más ricas y saludables es tomar un licuado de avena y banana.

Se trata de un alimento con gran aporte nutricional y que puede contribuir a la mejora de la dieta y el bienestar general. Hay que decir que la avena aporta fibra y una serie de nutrientes esenciales, mientras que la banana brinda potasio y vitaminas. Además, resulta muy rápido de preparar.

Con unos minutos en la licuadora, se puede obtener una bebida saludable y deliciosa. Se puede personalizar el licuado agregando otros ingredientes como miel, canela o frutos secos para darle un toque de sabor adicional y adaptarlo a los gustos de quien lo consume.

Cuáles son los beneficios del licuado de avena y banana

Entre los nutrientes más destacados se encuentra el potasio, un mineral esencial para el funcionamiento adecuado de nuestros músculos y sistema nervioso. Además, contiene vitamina C, vitamina B6, fibra y antioxidantes, lo que lo convierte en una fruta que puede ayudar a fortalecer nuestro sistema inmunológico, regular la presión arterial y mejorar la salud de la piel.

Si combinamos esta fruta con la avena en un licuado, obtenemos una mezcla extraordinaria de nutrientes que ofrece beneficios que van más allá de lo que podríamos obtener por separado. La fibra de la avena ayuda a mantenernos saciados por más tiempo, lo que puede contribuir a controlar el apetito y evitar antojos poco saludables.

Cómo preparar un licuado de banana y avena

Ingredientes:

  • Una banana
  • Media taza de avena (puede ser avena tradicional o instantánea)
  • Una taza de leche (puede ser leche de vaca, leche de almendra, leche de avena, o la que prefieras)
  • Una cucharada de miel (opcional, para endulzar)
  • Media cucharadita de canela (opcional, para dar sabor)
  • Hielo (opcional, si prefieres un licuado más fresco)

Preparación:

  1. Pelar la banana y cortarla en trozos. Cuanto más madura esté, más dulce será el licuado
  2. En una licuadora, agregar los pedazos, la avena, la leche y, si se desea endulzarlo, la miel. Para darle un toque de sabor adicional, también se puede añadir la canela en este paso
  3. Opcionalmente, agregar algunos cubitos de hielo a la licuadora, si se quiere que sea más fresco y espeso
  4. Mezclar todos los ingredientes a alta velocidad hasta que la mezcla esté suave y homogénea. Esto suele llevar de 30 segundos a un minuto, dependiendo de la potencia de la licuadora
  5. Servir