Uruguay

La historia de Guillermina Grant: De jugar con un globo, al orgullo de ser celeste 

Todo comenzó con una paleta de tenis de mesa y un globo, cuando tenía tres años y jugaba en su casa. Luego, continuó con la escuelita infantil, los entrenamientos y los torneos. Hoy, con 19, Guillermina Grant se prepara una vez más para sentir la vibración especial que le genera defender a Uruguay, cuando juegue en la Billie Jean King Cup que se disputará esta semana en Panamá.

La joven tenista forma parte del equipo femenino celeste que desde el próximo miércoles 23 hasta el sábado 26 saldrá a la cancha para buscar el ascenso al Grupo I de América en este torneo que sustituye a la Fed Cup.

Guillermina Grant en Roland Garros Juniors el año pasado

“Es siempre importante y lindo jugar por Uruguay”, contó Guillermina a Referí horas antes del viaje a Panamá, mientras armaba el bolso en un día a las corridas con los entrenamientos y con el acto de entrega del pabellón nacional. 

“Creo que es lo más lindo del deporte, poder representar a tu país. Siempre es un orgullo y se intenta dejar todo en la cancha, siempre que jugamos con Uruguay, lo digo, es como que tengo un extra poder, como que tengo un poquito más de fuerza, y eso es único”, agregó.

La tenista forma parte del equipo uruguayo junto a Juliana Rodríguez e Isabella Tiscornia, con el entrenador Daniel Senaldi como capitán

El torneo es por equipos, lo que para Guillermina es algo que “suma un montón”. “Es la única semana al año en la que en el tenis profesional se juega por equipos. Este es un deporte super individual y al ser ahora por equipos está bueno, ya que no jugas solo por vos, jugas por tu equipo y en este caso también por el país”, señaló. “Es una de mis semanas favoritas al año, es un honor representar a mi país”, dijo la joven que es admiradora de Victoria Azarenka y Roger Federer.

El equipo uruguayo

Para preparar la participación en Panamá el equipo entrenó en forma colectiva en estos últimos días. Antes, Guillermina lo hizo de forma individual junto a su grupo de trabajo.

“Estoy teniendo dos turnos de entrenamientos, de mañana entre una hora y media y dos horas, y de tarde lo mismo, entre una hora y media y dos horas, más una hora y media de físico. Eso es todos los días de lunes a viernes. Esta semana también entrenamos los fines de semana”, comentó, sobre su exigente rutina.

Su lugar de entrenamiento es el Carrasco Lawn Tennis, su segunda casa, como señaló. Ahí tiene como entrenador principal al Bebe Enrique Pérez Cassarino, varios años capitán del equipo uruguayo de Copa Davis, más Daniel Senaldi, Diego Gatti, el preparador físico Santiago Roche y “otros profes del club”, señaló.

Familia de tenis

En una familia donde se respira tenis, Guillermina siguió la tradición de la casa. “Arranqué a jugar al tenis a los tres años porque mi mamá es profesora de tenis. Y en mi casa jugaba de chiquita con una paleta de ping pong y un globo, y a medida que fu creciendo arranqué en minitenis en el Carrasco Lawn Tennis”, contó. “Después pasé a la escuelita y a los 8 entre en entrenamientos y ya hace 11 años que estoy ahí”, dice sobre su club, al que agradece por la “gran ayuda” que le han brindado para llegar a donde llegó. 

Guillermina Grant

Su madre es Tati Ruiz, campeona de tenis y de padel, quien además es instructora de tenis en el Carrasco Lawn, donde da clases a niños de 4 años, hasta a adultos, hombres y mujeres, de hasta 90.

“Tener una mamá tenista es algo increíble”, contó Guillermina. “Poder compartir con ella, llegar a casa, hablar de tenis, contarle cómo estoy jugando, que me ayude a solucionar problemas, poder viajar algunas semanas con ella como entrenadora, es algo que me gusta mucho, me motiva y lo disfruto”.

Además del tenis, hizo varios deportes como hockey, hándbol y atletismo, compitiendo en todos, hasta que tuvo que ir dejando algunos de lado porque los fines de semana “eran un caos”, por las corridas para llegar a los partidos, los torneos y la pista de atletismo.

Con 15 años en las canchas, se define como una tenista “que le gusta cambiar los ritmos, jugar rápido o lento, cambiar, poder usar todos los golpes, subir a volear”. “Me adapto bastante a distintos tipos de juegos y me gusta variar muchos mis tiros”, comentó.

Como a todos los deportistas, el covid-19 trastocó sus planes el año pasado. “Iba a jugar los cuatro Grand Slams en Juniors y tuve la posibilidad de jugar solo dos, que fueron Australia y Roland Garros. Después Wimbledon y US Open se cancelaron y fue una lástima, a su vez había un montón de torneos que iba a poder jugar, que iban a darme mucha experiencia, y por el coronavirus se suspendieron”.

En esta nueva temporada aún no viajó a ningún evento y Panamá es su primer destino y primer torneo del año. “No es tan fácil viajar en estos tiempos con hisopados, cuarentenas, restricciones en algunos países… A su vez, no hay tantas conexiones ni tantos vuelos desde Uruguay y no es tan fácil llegar a todos lados. Eso para el deportista jugó un poco en contra porque hizo más difícil que haya torneos y la forma de llegar”.

Rumbo a Estados Unidos

Además de jugar al tenis, Guillermina estudia y en este 2021 su vida tendrá un cambio fuerte. “En julio me voy a Estados Unidos a estudiar a una Universidad, a University of Georgia in Athens (UGA), mi idea es estar cuatro años en los que voy a estar estudiando y también voy a jugar al tenis”, comentó. 

La tenista estudiará en el colegio de negocios de dicha universidad y jugará para su equipo, los Georgia Bulldogs. 

A la hora de hablar sobre su futuro, tiene claro los pasos a seguir. “Me gustaría ser tenista profesional algún día, pero primero quiero estudiar y quiero recibirme. Una vez que termine esos cuatro años, voy a tener más claro qué es lo que quiero y ahí intentar, si es que se puede, si es que tengo todo lo necesario para lograrlo. Siempre está esa opción”.

La entrega del pabellón uruguayo

Llegar al circuito internacional y estar entre las mejores sería un sueño para mí. Hace mucho tiempo que Uruguay no tienen una jugadora en el top 100 de singles, eso algo que me gustaría mucho, y también en dobles, porque es algo que me encanta”, agregó sobre sus metas.

Otro sueño es jugar los Grand Slams como profesional, lo que pudo vivir en parte como Junior en Australia y Roland Garros. “Fueron unas de las dos mejores semanas en mi vida. Por las instalaciones, la manera en que vivis esos días, es increíble y creo que es a lo que todo tenista aspira”.

Entre sus referentes del circuito profesional tiene a Victoria Azarenka y a Roger Federer. A la bielorrusa la admira, ve sus partidos y sigue su carrera. “Es una persona que tuvo que luchar mucho en su vida y que en la cancha hizo grandes cosas”, comentó

“Y Roger, ¡es el rey! Simplemente todo lo que hace es perfecto y al mirarlo siempre tenes algo nuevo para aprender y seguir mejorando”, dijo sobre el suizo.

Guillermina también tiene en su lista de objetivos en su carrera poder competir en algunos de los próximos Juegos Olímpicos o en “juegos grandes” donde pueda representar a Uruguay. “Creo que son los mejores torneos”, dijo la joven que siente un “extra poder” cuando se pone la celeste.

Football news:

Juve and Sassuolo will discuss the transfer of Locatelli on Wednesday or Thursday. They demand 40 million euros for the midfielder
Andy Cole about Lingard's game for Manchester United against QPR: Jesse made an impression on me
PSG discussed Coulibaly's transfer with his agent (Corriere dello Sport)
Gianluigi Buffon: I didn't think Chiesa was so good when he moved to Juve. At the Euro, he was incredible
Malen arrived at the location of Borussia. PSV will pay 30 million euros for the top scorer
Roma offers 15 million euros for Langle. Barcelona wants at least 25 million
Tuchel is the coach of the year in Germany according to journalists. Flick-the second