Uruguay
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Requisitos propuestos para sacar libreta de conducir son "inviables" según experto en seguridad vial

Redacción El País
El edil nacionalista Diego Rodríguez propuso la obligatoriedad de hacer uncurso de resucitación cardiopulmonar para tramitar la libreta de conducir en Montevideo, tanto para renovarla cada 10 años como para sacarla por primera vez, una propuesta "inviable" a criterio del Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEV).

La propuesta, que también incluye que para renovar la libreta se establezcan "exámenes sobre requisitos mínimos que garanticen la prevención de accidentes", fue presentada ante la Junta Departamental con el cometido de mejorar las posibilidades de supervivencia en accidentes de tránsito. Según supo El País, Rodríguez va a presentar la propuesta en el Congreso de Intendentes para que sea planteado en otros departamentos.

"Me parece que es inviable. Si bien sería razonable que todo el mundo pudiera tener ese tipo de capacitación, tiene que ser más que nada a nivel corporativo", dijo a El País el director de ISEV, Arturo Borges, y planteó que esta exigencia debería corresponder a las empresas de transporte de pasajeros y no a todos los ciudadanos.

Para Borges, cada cierta periodicidad las personas pierden el entrenamiento lo que puede llevar a "tomar acciones que no sean las más indicadas". "Yo preferiría exigir un curso de formación continua y que al individuo, cuando va a renovar el permiso de conducir, un inspector le explicara durante dos horas los cambios de la nueva normativa" en seguridad vial, explicó.

En el caso del transporte profesional, Borges afirmó que sería importante que los trabajadores contaran con una formación con la que poder "determinar la gravedad de las lesiones antes de que lleguen los médicos intensivistas", pero que ante un accidente las personas reaccionan de diferentes maneras y algunos tienden a "entrar en pánico".

"Más vale que el individuo sepa qué no debe hacer", planteó Borges. "Yo prefiero que se le prepare y se le forme en las nuevas leyes de tránsito y en la percepción del riesgo" de conducir.

Borges planteó que en otros países como España, Chile o Brasil exigen una carga horaria de entre 100 y 200 horas de cursos teóricos de formación multidisciplinaria dedicados a que el conductor pase a ser una "persona consciente de los riesgos de ponerse frente al volante" y aseguró que esto hace falta en Uruguay.