logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Venezuela

Comunicadores buscan abrir una brecha en la hegemonía mediática

Romain Migus, comunicador francés que asistió en calidad de delegado por Francia al Congreso Internacional de Comunicación “Ahora Hablan los Pueblos” aseguró este miércoles, cuando se desarrolló la última fecha del encuentro, que este espacio “más allá de las ponencias, es bueno para encontrarnos entre periodistas y comunicadores, y mantener el vínculo o crear proyectos, e intentar abrir una brecha en la hegemonía mediática mundial que no solamente arremete contra Venezuela” sino que cuenta el relato falso “ese que hacen los medios hegemónicos en los países de donde venimos, donde se invisibiliza al pueblo y descalifican a la sociedad popular”.

Este tipo de encuentro es importante para conocer la realidad en todos los países y de nuestros pueblos.

Chalecos Amarillos

Recordó Migus que hubo un grupo de comunicadores que, a través de redes, realizaron buenas coberturas: “algunos canales como RT en francés cubrieron las marchas y dieron a conocer el punto de vista originario” del movimiento que se enfrentó a una descalificación permanente que construía “un relato mediático que nada tenía que ver con lo que realmente ocurría… que es el pueblo que emergió como sujeto político”, tal como pasó en Venezuela durante el Caracazo.

Explicó que el detonante del movimiento en Francia fue el alza del combustible, como en Venezuela en 1989 y que luego se unió a exigencias de “reivindicación social, respeto a la soberanía y profundización de la democracia”, junto a una constituyente y la posibilidad de un revocatorio presidencial, “este mensaje pudo ser levantado gracia a los medios alternativos”, aseguró.

Sin retroceso

Explica el comunicador que el poder de los medios se soporta sobre la confianza “y aquí se ha roto algo porque cuando tú vas a una concentración y la policía reprime, ves que tu vecino perdió un ojo y cuando regresas tu casa ves a los medios de comunicación que tú eres un malandro y fuiste tú quien agredió a la policía” se rompe la confianza y ya no hay un retroceso posible.

Aseveró que los chalecos amarillos surgieron como sujeto político al calor de una comunicación alternativa que a futuro puede convertirse en un cambio de los resultados electorales “estamos viendo en Francia lo que vivió Venezuela entre 1990 y 1991, antes del levantamiento del Comandante Chávez”, consideró que aunque, por los momentos, no hay un personaje que aglutine ese esfuerzo “no hay vuelta atrás”.

Migus aseguró que lo que ocurre en Chile, Ecuador, Colombia e incluso Francia se motoriza a través del uso de plataformas como Facebook que, por ahora permiten cierta libertad, “una empresa privada gringa que hasta cierto punto nos permite utilizar su tecnología” para convocar marchas y proponer agendas, líneas y objetivos, y advierte que el público desarrolla un criterio para discernir los entre mensajes que vienen de distintas fuentes en esas redes “y saben hacer un triaje entres la opciones”.

También reconoció la insurgencia de plataformas alternativas fuera del mundo occidental, como el caso de WeChat en China “que tiene más usuarios que algunas grandes redes occidentales; RuTube que es una plataforma de videos en Rusia y vk que es una suerte de facebook también ruso.

Themes
ICO