logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Albert Batlle: «Cataluña tiene un complejo con la seguridad»

Noche de apuñalamientos, tituló el martes un periódico.

Necesitamos unos medios de comunicación más rigurosos. Es cierto que ha aumentado la delincuencia en Barcelona pero sería mentir decir que la situación se ha desbordado.

Los datos.

Los homicidios han aumentado: las muertes como consecuencia de una pelea. Pero los delitos contra las personas han disminuido un 1,24% y en lo que va de año «sólo» ha habido un asesinato.

La alarma.

El otro día saltó la noticia de un apuñalamiento por la espalda y al final eran dos borrachos que se habían peleado y uno había herido al otro con una botella rota. No digo que no sea grave. No digo que no me importe. Pero es confundir y alarmar a la gente sin motivo, crear una sensación de pánico.

Hurtos.

Es verdad que hay una realidad objetiva: ha crecido la delincuencia de baja intensidad, sobre todo los hurtos, en parte por la baja respuesta penal a este tipo de delitos, y en parte porque falta policía. También han aumentado los delitos contra la propiedad por la fuerza.

Más policía.

Tendremos pronto 300 Mossos más.

¿Qué es la seguridad en una ciudad?

Es la ordenación cívica de la convivencia. Es la ordenación del espacio público. Los manteros no son tanto un problema de seguridad como de abuso del espacio público.

Reprimir, construir.

Barrios como el Raval o Ciudad Meridiana necesitan policía, y la tendrán, pero también una intervención integral, porque no se trata tanto de reprimir, que también, sino de crear las condiciones para que dejen de producirse los delitos.

Las condiciones.

Hay que hacer urbanismo, viviendas y políticas sociales. Hay que hacer lo que hizo Maragall en el Borne y en el Raval.

Los complejos.

Cataluña tiene una visión acomplejada de la seguridad, como consecuencia de no haber sentido como propias las estructuras de Estado. Desconfía de ellas y es absurdo porque Policía Nacional, la Guardia Civil y Mossos son muy buenas.

Su parroquia y Chamberí.

Cuando desalojamos de okupas lo que llamaron el banco expropiado de Gracia –yo entonces era director de Mossos–, en mi comunidad parroquial de Sant Ildefons, en el upper Diagonal, me criticaron por haber sido muy duro. En el equivalente en Madrid, que sería Chamberí, me habrían aplaudido.

Ser católico es vivir en la trinchera.

No tengo complejos, ni con la seguridad ni con Dios.

Trump.

Elsa Artadi me comparó el otro día con Donald Trump por hacer cumplir la Ley. Es curioso que estos ataques vengan de la derecha.

Fue por los menas.

Los menas, como el Raval, necesitan una intervención integral, pero también hay que afrontar la seguridad.

Narcopisos.

Mientras estamos haciendo esta entrevista, se está llevando a cabo una actuación contra los narcopisos en los barrios de Sants y la derecha del Ensanche. Pacificaremos la zona por un tiempo, pero si no intervenimos con medidas urbanísticas y sociales, tarde o temprano volveremos a tener el mismo problema.

Barcelona en su contexto.

En comparación con Roma, Londres, París o Nueva York, Barcelona está mejor por lo que refiere a delitos graves.

El terrorismo islamista.

Como cualquier ciudad europea. No podemos bajar la guardia. Pero confío en los servicios de información de las distintas policías: son muy buenos.

El imán confidente, Público, Torra.

No es serio hablar con ligereza de estos asuntos. Es de una gran irresponsabilidad crear desconfianza.

La politización de Mossos.

Se quiso pero no se pudo. Sin entrar en detalles del 1 de octubre, yo quiero decir que confío en la profesionalidad y la coperación de todas las policías.

Usted dimitió de director general de Mossos antes del 1 de octubre.

No estaba de acuerdo en lo que se haría ni cómo, y el tiempo me ha dado la razón.

Colau.

Cometió errores, como romper con los socialistas y no darle a la seguridad la prioridad que necesita. Los dos errores los ha corregido, y pese a todo el desgaste sólo perdió un concejal.

Open Arms.

Está en el ADN de Barcelona ser abierta y generosa. Durante la crisis de los Balcanes, ninguna otra ciudad se volcó tanto. Si se autoriza su llegada, los acogeremos, pero tendremos que trabajar para hacerlo en condiciones. Estas cosas no se pueden hacer de cualquier manera.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO