logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Cisneros: 75 años de rugby ya "y sin perder la esencia"

EI Complutense Cisneros, pieza troncal del rugby español, será también protagonista de la final de Copa en su 75 aniversario. Desde que se creara en 1943 el Colegio Mayor que da nombre al club, este "sigue siendo una escuela de valores", defiende su presidente, Gonzalo Barbadillo. Siempre ligado a la Universidad Complutense, ha estado en la génesis de la Liga Nacional primero y de la División de Honor después. Ahora es un mastodonte con Escuela, Fundación, Academia y entre 600 y 700 jugadores. "Y sin perder nunca la esencia", alega el director deportivo, Daniel Vinuesa. "Que es entender el rugby como un complemento a la formación del individuo", añade.

No se entiende el rugby en la piel de toro sin el club colegial. Y Barbadillo es consciente: "Pocos clubes pueden presumir de tener tanta historia detrás. Una muy bonita además, ligada al mundo universitario y a la Complutense".

"Pocos clubes pueden presumir de tener nuestra historia detrás"

Gonzalo Barbadillo, presidente

Su modelo prima el producto nacional sobre el extranjero. Y aun así los chicos sobreviven en División de Honor y la sección femenina, que arrancó a principios de los 90, ha jugado las semifinales ligueras esta temporada. Eso les enorgullece. "Es una satisfacción ser un trampolín y que la gente cuando viene a Madrid a estudiar nos llame para jugar aquí", comenta José Manuel Lorite, uno de los vicepresidentes, que espera que "eso no se pierda si el rugby español se profesionaliza": "A los 100 años nos gustaría tener el mismo Cisneros. Un club formador y familiar". Barbadillo coincide: "Si el rugby avanza definitivamente en la profesionalización veremos cómo casa con el modelo. De momento somos escépticos".

Pero ese mayor amateurismo, frente a equipos que invierten más en sus plantillas, a veces es una tara. Lo pone de relieve Pablo Hayali, referente masculino que lleva desde los 17 años en el club (tiene 29 ahora), ha entrenado a "todas las categorías" y ahora es capitán del primer equipo: "Nos cuesta competir contra equipos más profesionalizados. Andas pidiendo permiso en el trabajo, a veces no puedes estar...". 

Otro que rompe una lanza por la forma de entender el rugby de Cisneros es Juan Pedro Brolese, su director general: "Hemos sido capaces de trasladar la esencia del Colegio Mayor a la cantera y de involucrar a las familias. Es difícil entender el club sin la participación familiar. Es un club deportivo pero también social. Eso nos permite seguir creciendo y generar fidelidad. Hacemos torneos, viajes... Porque creemos que todo eso nutre la personalidad de los chicos. Los que empezaron en la Escuela en 2003 son los que están ahora en los primeros equipos, la Selección...".

"Es una satisfacción ser un trampolín y que la gente nos llame para jugar cuando viene a Madrid"

José Manuel Lorite, vicepresidente

Alba Vinuesa, jugadora del primer equipo femenino e hija de Daniel (son frecuentes las sagas), pide por su parte "más equipos de chicas". De momento se ha conseguido consolidar un segundo que Brolese considera "muy importante para alimentar el primero". También Irene Heras, la responsable de la sección femenina, que añade más: "La política es igual en chicos y chicas: la educación tiene que ir junto al deporte. Hemos conseguido encajar un grupo que se toma este deporte como algo serio. El rugby femenino ha cambiado mucho en cinco años. A día de hoy tenemos un proyecto muy bonito que puede llegar muy lejos. La cantera es una pasada, hay 11 o 12 niñas en sub-16 jugando mixto, algo impensable antes. Ya van subiendo niñas de la cantera al primer equipo con muchos años de rugby". "Con el auge del rugby femenino estamos en el mejor momento porque Cisneros encaja perfectamente con el modelo de becas, ayudas y jugadoras jóvenes que se desarrollan aquí", aporta Barbadillo.

Barbadillo, Lorite y Vinuesa, en la sala de trofeos del club.

Yendo ya a lo que es la organización de la final, Ignacio Rodríguez-Guerra, de la junta directiva, confiesa que "será una fiesta y habrá sorpresas": "Están invitados del primero al último de los españoles". Juan Pedro Brolese, director general, dice que "es un lío tremendo" y agradece las ayudas en ese sentido: "Nos llaman clubes de Madrid para ayudar y nos gratifica mucho. Tenemos el privilegio de ser los anfitriones".

Son buenos momentos para el club. "Yo creo que estamos en nuestro mejor momento", afirma el entrenador sub-18 Beñat San Sebastián. Si él pidiese algo para los 25 años que quedan hasta el centenario, sería "crecer en el concepto de familia", mientras que Guillermo Botella, director del Colegio, querría "consolidar el modelo de la mano de la Complutense, que siempre ha apoyado". Botella cierra profético: "El cambio es inherente al paso del tiempo pero hay valores que permanece". Los de Cisneros lo han hecho durante 75 años. ¿Por qué no durante muchos más?

Themes
ICO