Spain

Dos mujeres mueren a manos de sus parejas en solo 24 horas

La primera víctima fallecía de un tiro de escopeta en Aznalcóllar, y la segunda en Fuenlabrada 

 Dos mujeres fallecieron en menos de 24 horas en dos casos de violencia machista y en manos  de suss parejas, la primera de ellas en Aznalcóllar (Sevilla) el lunes por la noche, y la segunda ayer en Fuenlabrada.
En el primer caso, un hombre de 51 años mataba a su mujer de 43 de un tiro con una escopeta y posteriormente se suicidaba en su vivienda, ubicada en la calle Pedro Gómez del Castillo de Aznalcóllar (Sevilla). Los hechos ocurrieron sobre las 23,50 del martes en la citada vivienda, donde fueron hallados los dos cadáveres con heridas de arma de fuego tratándose de un caso de violencia de género.
El hombre llamó a su hija por teléfono para decirle que iba a matar a su madre y a suicidarse después, unos hechos que además presenciaba uno de los tres hijos de la pareja, de 4 años.
El alcalde de Aznalcóllar, Juan José Fernández, indicaba ayer que el presunto asesino tenía licencia de armas porque era cazador y ha reiterado que no existían denuncias ni informes sobre él, que era "un ciudadano que pasaba desapercibido, pero de puertas para adentro nadie sabe qué se esconde".
Mientras, el Ayuntamiento de Fuenlabrada condenaba ayer el asesinato de una de sus vecinas de 75 años presuntamente un crimen causado por su marido, de 78, que se autolesionaba a continuación, en esta localidad madrileña de casi 200.000 habitantes, y acordado dos días de luto.
El asesinato de la gallega Manuela San Andreu, presuntamente cometido por su marido, Benjamín Serrano, consternado a los vecinos del barrio más céntrico de la localidad madrileña de Fuenlabrada, donde vivía este "matrimonio ejemplar", según los vecinos.

Heridas de arma blanca

Benjamín y Manuela, profesor jubilado y ama de casa, respectivamente, llevaban viviendo alrededor de 43 años en el primer piso del número 11 de la calle Miguel de Unamuno de ese municipio. Hace apenas dos días que habían vuelto a su casa después de pasar todo el fin de semana en el pueblo de Benja, como le llamaban los conocidos del matrimonio, la localidad pacense de Peñalsordo, lejos de la Galicia natal de Manoli.
La mujer presentaba dos heridas por arma blanca en abdomen y tórax y entró en parada cardiorrespiratoria. Los sanitarios pudieron reanimarla, pero falleció de camino al hospital.
Con esta muertes , el número de víctimas de la violencia machista en lo que va de añi 2020 se elevaría a 13 y a 1.045 desde que existen registros. Desde el año 2013 un total de 286 menores han quedado huérfanos -ocho en 2020- y otros 35 han sido asesinados por sus padres o por las parejas o exparejas de sus madres.