logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

El desierto de Almería amenaza con expandirse

El 35% de la superficie de la provincia tiene riesgo de ser víctima de la desertificación (de su avance). En concreto, ese porcentaje se reparte entre un 3% de la superficie provincia que presenta un riesgo “muy alto”, un 15% con posibilidades “altas” de resultar afectadas por el avance de la erosión en sus suelos y un 17% que tiene un riesgo “moderado”.

En un lugar en el que escasean las lluvias y buena parte de la desertificación supone un hecho heredado, la mano del hombre es una causa tangible del avance de este problema en la provincia de Almería y en el resto del planeta.

Almería es, por lo tanto, una provincia en la que el desierto avanza a causa de dos vertientes, el cambio climático y la mano del hombre.

Jaime Martínez Valderrama, Doctor Ingeniero Agrónomo especialista en Desertificación y Cambio Global, explica la agricultura y el turismo son los principales factores de la expansión de la desertificación en zonas como Almería, Granada o la Costa del Sol. La explicación es sencilla, el turismo y la agricultura requieren de agua y eso trae consigo la sobreexplotación de los acuíferos. Se genera, por lo tanto, una degradación de la tierra, que es, en definitiva, lo que sucede cuando avanza el desierto. La agricultura, por lo tanto, es víctima y verdugo de la desertificación.

Almería es, por lo tanto, una provincia en la que el desierto avanza a causa de dos vertientes, el cambio climático y la mano del hombre.

Todo esto, desde un punto de vista local e internacional se está desarrollando desde ayer en el Simposio Internacional “Geoecology and Desertificatión- from physical to human factors (EcoDesert)” de La Estación Experimental de Zonas Áridas, perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y tiene como escenario en hotel NH de la capital almeriense.

En Almería, parte de la sociedad ya se ha concienciado del problema de la sobreexplotación de acuíferos y se han iniciado planes de recuperación, uno de ellos en el acuífero del Poniente. Eso, unido a la obtención de agua a través de las desaladoras, podría ayudar, sin duda, a frenar o debilitar el avance de la degradación del suelo en la provincia de Almería, sin embargo, también habría que tomar medidas contra el cambio climático, algo, que, por otra parte, también ha comenzado a hacerse gracias a proyectos como Life Adaptamed, que ha hecho del azufaifar un símbolo de la lucha contra las consecuencias de este cambio. En el simposio se están dando cita investigadores de referencia internacional , cuyo propósito persigue identificar y explorar algunos temas avanzados, que relacionan la explotación de ecosistemas naturales con el bienestar y persistencia de las poblaciones humanas.

Además, se rinde homenaje a la figura del Profesor de Investigación del CSIC, Juan Puigdefábregas Tomás, que fue pionero en abordar estudios de desertificación en España y pasó sus últimos 30 años desarrollándolos en Almería. La conferencia inaugural que rindiótributo a la figura del Profesor de investigación Juan Puigdefábragas, corrió a cargo de Cai Puigdefábregas, Profesor de la Universidad de Barcelona. Ocho conferencias plenarias invitadas, once presentaciones orales, y treinta y nueve defensas en formato e-poster, conforman el programa del simposio.

El propósito del evento que se desarrolla en la capital almeriense durante estos días es “promover un foro para la reflexión, el análisis y el debate” en torno a cuestiones relacionadas con el ser humano y el paisaje que habita, su degradación y las repercusiones socioeconómicas y ambientales. El simposio ha contado con la colaboración del CSIC y el patrocinio de Oro del Desierto.

Además, el próximo 22 de febrero se realizará una excursión a la Sierra de Gádor y las tierras baldías de Tabernas para discutir e interpretar evidencias orientadas a problemas. Algunos puntos destacados incluyen un recorrido por escenarios de desertificación hereditaria asociada con el procesamiento de mineral de minería en el siglo XIX, los invernaderos como un síndrome de desertificación actual, la recolección de agua en laderas en aljibes tradicionales y las interacciones bio-hidrológicas. Para este último, se realizará una visita detallada a un sitio de monitoreo a largo plazo de la EEZA en un área de tierras baldías.

Themes
ICO