Spain

“El equipo está preparado para dar un puñetazo en la mesa y que sea de verdad”

Iván Martínez ha señalado en la previa del partido de mañana contra el Espanyol que cree que su equipo puede ganar mañana en Cornellá y que ahora mismo no importa jugar bien o mal, sino sacar resultados positivos y cambiar la dinámica. Para ello, el técnico considera necesario que haya unidad y que todos vayan por el mismo camino, al mismo tiempo que asegura sentirse respaldado por el vestuario: “No hemos notado que ningún jugador no esté con nosotros”.

—¿Cómo está el vestuario tras la última derrota?

—Ya hemos hablado de los errores que cometimos contra el Rayo Vallecano y creo que el equipo está preparado para dar ya un puñetazo en la mesa y que sea de verdad. Qué mejor sitio que Cornellá para que empiece una buena racha.

—¿Y usted cómo está? ¿Tiene la sensación de que puede ser su último partido al frente del Real Zaragoza?

—Nosotros nos tenemos que centrar en entrenar y en disfrutar cada día que estemos en el primer equipo. El Real Zaragoza está por encima de todo y de todos y nosotros nos tenemos que centrar en nuestro trabajo. Si nos rendimos o ponemos mala cara o estamos pendientes de lo que no es lo deportivo, estoy perdiendo fuerza en centrarme en ganar el partido de mañana. Está claro que no hay que rendirse nunca porque si te rindes diariamente te crea un hábito y eso no puede ser. Nosotros tenemos que estar fuertes y creemos que podemos ganar mañana al Espanyol. Si no fuera así, sería mejor no viajar. Hemos planteado el encuentro para ganar y el Espanyol también juega. Sabemos el equipo que es y los jugadores que tiene, por lo que debemos hacer un gran partido para sacar algo positivo.

—¿Qué grado de preocupación y de responsabilidad observa en la plantilla tras diez partidos sin ganar?

—Hemos hablado dentro del vestuario y el pasado no está para borrarlo, sino para aceptar la situación en la que estamos, superarla y tirar hacia delante. Hay que intentar cortar esta mala racha, que de una vez por todas no sean palabras que se las lleva el viento y lo hagamos dentro del terreno de juego. Cada uno sabe la responsabilidad que tiene llevar esta camiseta y este escudo, pero los resultados deben empezar a llegar. Eso lo debemos tener todos muy claro. Los jugadores son los primeros que quieren cambiar esto y van a poner todo de su parte para cambiarlo. Si los jugadores, el cuerpo técnico y todo el mundo no vamos por el mismo camino, no lo vamos a lograr. Lo que tenemos que hacer es creer que vamos a lograrlo y si no lo creemos, está claro que no lo vamos a lograr.

—¿Siente que tiene el respaldo unánime de los futbolistas?

—Sí, en ningún momento siento que ningún jugador esté entrenando mal. La actitud es muy buena en estos tres días y las ideas que nosotros les transmitimos las corroboran y las entienden perfectamente. En ningún momento hemos notado que ningún jugador no esté con nosotros, al revés. Lo que tenemos que estar es unidos. Si el vestuario está dividido entre los propios jugadores o si los futbolistas no están con el cuerpo técnico, está claro que vamos por el mal camino. Mientras que nosotros seamos el cuerpo técnico del primer equipo, los jugadores deben creer en nosotros y llevar a cabo las ideas que les transmitimos. Y dentro del campo tienen que hacerlo. A partir de ahí, saldrán los resultados. En el momento que no estemos todos unidos, no plasmemos un orgullo y un carácter dentro del campo y no aceptemos la posición en la que estamos, no vamos a lograr resultados positivos y es lo que debemos hacer porque hay mucha gente esperando a que por fin cambiemos esto. Éste es el único objetivo. Da igual jugar bien o mal, hay que sacar resultados. Y si al final juegas bien, mejor, porque así se está más cerca de la victoria. Lo importante es cambiar esto.

—¿Mañana se va a ver un Zaragoza más agazapado o van a querer ser protagonistas con el balón?

—Hay que intentar todo. Está claro que nosotros sin balón sufrimos y vamos a intentar tenerlo más. También vamos a intentar defender mucho más juntitos y ayudarnos continuamente, como hicimos contra el Rayo Valllecano. Cuanto más largo y ancho esté el equipo, menos nos vamos a poder ayudar. Tenemos que estar bien juntitos, ayudarnos continuamente, comunicarnos y dar mensajes de ánimo dentro del campo y a partir de ahí en un partido de fútbol puede ocurrir cualquier cosa. Está claro quién es el rival, pero nosotros somos el Real Zaragoza y aunque estemos en una situación delicada, siempre que sales al campo sales a ganar.

—¿El hecho de que el Espanyol no esté atravesando una buena racha le convierte en un rival aún más peligroso?

—El Espanyol por jugadores no los voy a comentar porque ya los conocéis todos. Sí que tenemos que intentar aprovechar esas dudas que están teniendo últimamente, ya que llevan un punto de nueve. Nosotros también debemos ser realistas porque hemos sacado cero de nueve desde que estoy en el banquillo, pero hay que intentar aprovechar esas dudas. Está claro que ellos van a sacar a sus mejores jugadores y que van a plantear el partido para intentar ponerse pronto por delante en el marcador y nosotros tenemos que hacer todo lo contrario. Debemos salir fuertes, intentar que esas dudas que tienen ellos sigan en el terreno de juego e incomodarles continuamente durante los noventa minutos.

—El Zaragoza se ha adelantado en los tres partidos que usted ha dirigido y ha terminado perdiendo. ¿Qué explicación le encuentra a eso?

—Hay que hacer autocrítica y está claro que todos hemos errado para que en los tres partidos no hayamos sacado un punto. Unas veces por defender mal la estrategia, otras por un error puntual de algún jugador y otras por un error del cuerpo técnico. Todo ha sido por culpa nuestra y hay que reconocerlo. Esto nos tiene que hacer más fuertes, hay que corregir esos errores y que no vuelvan a suceder. A partir de ahí, en el último partido nos pudimos poner 2-0, perdonas y ellos te marcan el 1-1 al siguiente minuto. Está claro que debemos pulir esos pequeños detalles para sacar algo positivo mañana. Haciendo bien las cosas durante setenta minutos no nos ha dado para puntuar, así que hay que hacerlas bien durante todo el partido.

Football news:

Barcelona no consideraría la participación de Messi en el juego con el Athletic, si no fuera un partido por el trofeo
Jürgen Klopp: el Manchester United está volando ahora y tenemos dificultades. Pero no estamos tan lejos de la forma superior
Klopp sobre los abrazos: si Amenazara la salud de los jugadores, no lo haríamos. El campo es un lugar seguro
Mourinho-Bale en el entrenamiento: ¿Quieres quedarte aquí about volver al Real Madrid y no jugar al fútbol?
Paul Pogba: el Partido contra el Liverpool será una batalla. Manchester United necesita mantener la calma
Roten sobre Mbappé: ha empeorado en tratar a sus compañeros de Club. Cuando kilian éxito, es similar a la de ronaldo
Lampard hizo el 1-0 con el Fulham: Chelsea presionó y hubo una sensación de anotar. Era importante sufrir