logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

El expropietario del restaurante que visitó Chicote el jueves amenaza con denunciar: «Igual tomo medidas legales»

Este jueves, el cocinero Alberto Chicote se trasladó con su equipo de «Pesadilla en la cocina» al municipio valenciano de Paiporta, donde visitó un restaurante que estaba perdiendo a toda su clientela y que el chef y presentador trató de reflotar. Un local llamado «La cueva de Juan» y que estaba gestionado por Emilio, un hostelero que vivía situaciones de lo más complicadas en su negocio.

Las tensiones entre los empleados no tardaron en aflorar en el programa, en el que incluso el dueño del local estuvo a punto de llegar a las manos con uno de sus trabajadores, Carlos. Sin embargo, Chicote consiguió mediar y apaciguar los ánimos, aunque solo en parte, para que el restaurante retomase la normalidad y volviese a tener clientes.

Más allá de ello, ¿cuál es la situación del local a día de hoy, después de la visita del cocinero? El programa se grabó hace casi dos años, en enero de 2018 y hoy el restaurante ha cambiado tanto de nombre como de dueño, tal y como informa «El Huffington Post». Hoy, el local es un asador, que se llama «Los Robles» y no está regido por Emilio.

Tras la emisión del programa, el citado medio ha charlado con Emilio, que se ha expresado con claridad al respecto de «Pesadilla en la cocina». «¡Estoy muy disgustado, se dicen cosas que no me gustan y me tratan de guarro para arriba sin serlo!», afirma el exdueño de «La cueva de Juan» a «El Huffington Post», al tiempo que explica que fue la productora del formato la que se puso en contacto con él y no viceversa.

El hombre, además, comenta al citado medio que se está planteando denunciar al programa y a su productora, Warner Bros. «Igual tomo medidas legales. He leído en Internet que hay más de veinte restaurantes que se han juntado para denunciar a esta compañía», remarca Emilio, que añade que traspasó el local «a las dos semanas o al mes» desde que estuviera Chicote. La visita del chef, no obstante, fue positiva. «El cambio sinceramente fue a mejor. Antes lo quería traspasar y con lo de Chicote estuve indeciso, pero al final tenía otros asuntos e ideas y lo acabé haciendo», zanja Emilio a «El Huffington Post».

Themes
ICO