logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

El PP saborea “la remontada” y el “empate con el PSOE” como la más dulce de las victorias

El PP de Córdoba se abrazaba a la esperanza de los sondeos apenas cerrados los colegios electorales, sondeos que en el mejor de los casos vaticinaban para la formación azul dos escaños en el Congreso, un resultado dado por bueno después del gran descalabro sufrido en los pasados comicios generales de abril, en los que tan solo consiguió apoyos para llevar a la Cámara Baja al cabeza de lista de entonces y también de ahora, Andrés Lorite, perdiendo un escaño respecto a las anteriores.

La amenaza de Vox era demasiado alargada a la hora de hacerse con el escaño que, también según esos sondeos –que no se equivocaron– iba a perder Ciudadanos, y que al final –tampoco se equivocaron– se decantó del lado popular, lo que significaba que María de la O Redondo acompañará a Andrés Lorite como diputada por Córdoba del PP. No obstante, los populares, como ocurrió en las pasadas elecciones municipales, tuvieron que esperar hasta bien adelantado el escrutinio para ver sus esperanzas mínimas hechas realidad. El PSOE adelantaba a los populares durante buena parte del recuento de votos hasta el punto de que, hasta ese momento, los socialistas abrazaban tres escaños, por uno del PP, otro de Vox y otro de Unidas Podemos.

Más de 10.000 votantes más que en los pasados comicios han confiando en una fuerza política que en las pasadas elecciones municipales en Córdoba naufragó, aunque pretendieron endulzar esa noche amarga poniéndose como objetivo reforzarse de cara a las municipales que luego se celebraron en mayo. Ya se sabe, de cara a los medios y a la opinión pública, en política siempre a la hora de leer los resultados electorales hay que hacerlo viendo el vaso medio lleno, aunque en realidad esté medio vacío. En esta ocasión sí que volvía a estar ese vaso medio lleno, el PP volvía a los dos escaños tras caer en las últimas municipales.

“Hemos cumplido objetivos porque hemos empatado a escaños con el PSOE”, insistía eufóricamente el presidente provincial del PP, Adolfo Molina, en el tradicional discurso de valoración de los resultados que tradicionalmente se lleva a cabo después de que en televisión haya valoración del líder nacional del partido, en esta ocasión, de Pablo Casado, ante los medios y militantes.

“Hemos remontado 11.000 votos al PSOE en la provincia desde las pasadas elecciones generales de abril”, defendía. “Ahora, hay que seguir trabajando, porque como ha destacado nuestro presidente, Pablo Casado, no sabemos lo que van a permitir los resultados de las urnas; seguimos teniendo una situación que es más complicada aún que antes y lo que está claro es que vamos a seguir siendo la única alternativa a Pedro Sánchez”, añadía antes de referirse a que Lorite continuará otra legislatura “defendiendo los intereses de los cordobeses”, en Madrid.

“Un ratito más”, le respondía éste, como si el subconsciente le dictara que es una incógnita saber realmente si se acabarán agotando los cuatro años de legislatura. Pero la euforia le ganó el pulso al subconsciente, la euforia de ese segundo escaño conseguido, “por la verdadera protagonista de la noche, María de la O Redondo”, una euforia que le llevó a esa exageración de la que a veces, algunas veces, echan mano los políticos, una euforia motivada también “porque hemos conseguido doblar los resultados de las pasadas elecciones generales, empatando con el PSOE a dos diputados”.

Finalmente el ya senador popular reelecto Fernando Priego se dirigió también a medios y militantes para destacar que la provincia estaba mayoritariamente votando dos de las candidaturas del PP a la Cámara Alta, algo que achacó, entre otros motivos, “al compromiso de los cordobeses por la unidad de España”.

Themes
ICO