This article was added by the user Anna. TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

El presidente de Sidenor cree que con los costes actuales de la luz muchas empresas se van al «hoyo»

El presidente de Talde, José Mª Zalbidegoitia; el presidente de Sidenor, José Antonio Jainaga; el director general de Norbolsa, Manuel Martín-Muñío Sáinz; la consejera delegada de Iberdrola España, Ángeles Santamaría, y el consejero delegado de BME-SIX, Javier Hernani, en un evento celebrado este jueves en Bilbao. / ep

Iberdrola considera que la situación actual es una crisis coyuntural provocada por la escasez de gas que seguirá el primer trimestre de 2022

El presidente de Sidenor, Juan Antonio Jainaga, ha afirmado este jueves que las empresas se van a ir al «hoyo» ante la «gravísima» situación provocada en la actividad industrial por el alza de precios de la electricidad. En su opinión, con los costes actuales, muchas «no aguantarán seis meses».

Jainaga se ha expresado en estos términos durante una mesa redonda organizada por Norbolsa en la que también se encontraba la consejera delegada de Iberdrola España, Ángeles Santamaría, quien había afirmado momentos antes que esta situación es «coyuntural» y seguirá este último trimestre de 2021 y el primer trimestre de 2022.

«Las empresas suelen morir de enfermedades degenerativas, pero lo que ahora se vive es un infarto», ha afirmado Jainaga para quien, por culpa de un sistema de fijación de precios «que no funciona, aberrante, que hay que revisar de arriba abajo», las empresas de este país, incluida Euskadi, «se van al hoyo» porque «la cosa no aguanta esos seis meses».

Jainaga ha explicado que el 90% de la energía que los grandes consumidores de España comprarán en 2022 será en el mercado mayorista, que es donde se concentra el alza de precios, y solo el 10% al precio fijo firmado antes de esta crisis.

Tras recordar que el precio medio pagado en los últimos 10 años ha sido de 46,4 euros megavatio-hora; este último trimestre, y también durante el primero de 2022, van a pagar más de 200 euros la hora. «Dicen las eléctricas que esta crisis es coyuntural pero habrá que ver cuánto dura esto porque igual cuando acabe esta situación las empresas ya no están», ha apostillado.

Sin embargo, Santamaria ha afirmado por su parte que, «la inmensa mayoría de las industrias clientes de Iberdrola tienen precios fijos, aunque es posible que grandes consumidores hayan gestionado de otra manera los precios y compren en el mercado mayorista por una decisión empresarial.

En este sentido ha añadido que Iberdrola tiene precios estables y fijos que no se han visto afectados por la situación en el mercado mayorista, porque la mayoría, un 90%, que vende la eléctrica, se vende a precio fijo y con antelación.

Volatilidad

En este punto, ha apuntado que sí se han visto afectados aquellos usuarios de la tarifa regulada del gobierno, principalmente pequeño consumidor y doméstico, porque la volatilidad mayorista se ha transmitido a esos pequeños consumidores por culpa de un diseño de fijación que no es «adecuado» ha coincidido con Jainaga.

Para la directiva de Iberdrola, la actual crisis está relacionada con la creciente demanda y consiguiente escasez de gas que, sumada a la «fuerte dependencia» de Europa, que compra en el exterior el gas a países como Rusia, se ha encontrado con «cierta» escasez por la pujanza de otros compradores como China.

En su opinión, estos precios al alza se mantendrán durante el primer trimestre 2022 y esto se transmite a la producción de electricidad, aunque ha expresado su convicción de que se trata de un problema coyuntural, no estructural, que no debe desviar a Europa de los objetivos marcados para alcanzar la transición energetica puesto que la progresiva entrada de energías renovables tenderá a precios más bajos y estables.

En este punto, la directiva de la eléctrica vasca ha opinado que «el bombardeo continuo» sobre este tema que llega desde los medios no beneficia en nada a nivel general porque la audiencia no lo entiende y ha pedido hacer un esfuerzo para aclarar y explicar qué significan estos precios «en un entorno plenamente coyuntural y limitado al mercado mayorista».

Jainaga ha añadido que el debate, además, se ha enmarañado tras el decreto del Gobierno porque las eléctricas se han visto «atacadas», dado que se les imponía una minoración de ingresos que entiende que, con la corrección posterior, ha subsanado esa parte.

Desde su perspectiva, las eléctricas han coincidido en pedir seguridad jurídica pero, ha remarcado a continuación, «los precios están ahí para el que lo tiene que pagar, es decir, las empresas en nuestro caso, que suelen morir de enfermedades degenerativas pero lo que estamos sufriendo ahora es un infarto y no sé dónde vamos realmente» ha lamentado.

Por ese motivo, y al igual que las eléctricas, ha pedido para los grandes consumidores industriales la misma seguridad jurídica porque el fondo del problema es que hoy, el 75% de la producción industrial en España es con energía que ha sido generada a través de activos que no producen CO2 ni consumen gas natural, ya que solo el 25% lo hace. «No es posible que un país que consume el 75% de su energía por renovables resulte que todos paguemos al precio del gas y del CO2 en toda la energia consumida».

Santamaría, finalmente, ha terciado para añadir que estas crisis se superan trabajando juntos y, por su parte, tienen voluntad de colaborar con sus clientes de cara a solucionar la actual situación.