logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

El PSOE gana en el Senado, pero pierde la mayoría absoluta

La Cámara Alta

El PP gana 27 escaños, Cs salva un acta gracias a Navarra Suma y entran Teruel Existe

El PSOE volverá a ser primera fuerza en el Senado la próxima legislatura, aunque pierde la mayoría absoluta lograda en los anteriores comicios. Los socialistas rozan el centenar de escaños (95) de los 208 que se elegían este domingo, con el 86,34% de los votos escrutados. El Partido Popular obtiene 82 senadores (incluido el de la coalición con Unión del Pueblo Navarro). Los populares recuperan 27 actas respecto a las generales de abril, un resultado que supone su segundo peor registro desde que Alianza Popular se refundó bajo las siglas del PP.

Al igual que en el Congreso, la participación cae en comparación con los comicios del 28-A (más de seis puntos) hasta rozar el 69% del censo, sin incluir a los residentes en el extranjero.

A los senadores renovados el 10-N se suman otros 57 designados por los parlamentos regionales, repartidos en función de los resultados de las elecciones autonómicas. Así, el PSOE sumaría un total 114 al incluir los 19 que tiene por designación autonómica.

Con esos números, el Grupo Parlamentario Socialista, que disminuye en 28 escaños, se queda a 19 de los 133 que otorgan la mayoría absoluta. Como ya les sucediera a Felipe González en su última legislatura y a José Luis Rodríguez Zapatero durante todo su mandato, un eventual gobierno de Pedro Sánchez necesitará a varias fuerzas para afrontar trámites en la Cámara Baja, como la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado.

Pese al avance del PP, el PSOE sigue beneficiándose del comportamiento de los votantes en el Senado, que hace que la Cámara Baja se rija por un sistema electoral mayoritario en el que el más votado en cada circunscripción suele llevarse todos los senadores de ese territorio salvo uno, que va a la segunda fuerza, aunque ha habido empate en el reparto en 18 provincias. Los candidatos socialistas han sido los más votados en 21 de las 59 circunscripciones, mientras que la fragmentación del voto del centro derecha penaliza de nuevo al PP.

Aunque Vox registró listas con un solo candidato por territorio, con lo que sus electores tenían otros dos votos disponibles para aspirantes de otros partidos, los millones de votos captados por los cabezas de lista de la formación de Abascal solo le reportan un escaño, en Ceuta.

La debacle de Ciudadanos también llega al Senado, donde pierden cuatro de los cinco representantes logrados en abril. El único acta que retienen los naranjas es el de Navarra, fruto de la coalición Navarra Suma con el PP y UPN, que se suman a los ocho que tiene procedentes de las comunidades autónomas. Por su parte, Unidas Podemos repite resultados y se queda a cero en la noche electoral, manteniendo solo los dos senadores designados por los parlamentos de Cataluña y Andalucía.

Dentro de las fuerzas nacionalistas apenas se registran variaciones respecto a abril. En Cataluña, ERC pierde un senador en Gerona y se queda con 10, una vez perdido el efecto de Raül Romeva, condenado por el 1-O, que fue el candidato catalán más votado el 28-A. JxCAT llega a tres, al ganar el de la provincia gerundense. En el País Vasco, el PNV y EH Bildu repiten resultados con nueve y un escaños respectivamente, mientras que la Agrupación Socialista Gomera (ASG) mantiene el suyo en la isla insular.

Entre las novedades del 10-N, se encuentra la plataforma ¡Teruel Existe!, que entra con dos senadores; Coalición por Melilla, con un acta, y la candidatura unificada de Coalición Canaria y Nueva Canarias en El Hierro, que recuperan el escaño perdido en abril.

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más
Themes
ICO