logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

El PSOE gana y a la derecha le falta un 3,7% para la mayoría: un 28,1% de indecisos, clave

BARÓMETRO ELECTORAL. La incertidumbre domina la cita electoral del 28-A. Los partidos hacen sus cábalas mirando de reojo al gran porcentaje de indecisos. El único dato estable sería la victoria del PSOE, como recoge la encuesta de DYM para Prensa Ibérica, grupo editor de FARO DE VIGO. Pese al triunfo, los socialistas no lograrían un bloque claro con quien formar gobierno.

El próximo domingo será noche de drama, con el resultado de las elecciones generales, con el país pendiente de los que todavía hoy se declaran indecisos: un 28,1% (no saben o no contestan). De momento, la certeza menos borrosa es que el PSOE se mantendría como el partido más votado, si se celebrasen las elecciones ahora, y elevaría su distancia respecto al Partido Popular, que seguiría siendo la segunda fuerza política. No obstante, el partido de Pedro Sánchez se quedaría lejos de una mayoría clara para gobernar, según el sondeo realizado por DYM Politics para Prensa Ibérica, grupo editor de este periódico, y "El Independiente".

A los tres partidos del centro derecha (PP, Cs y Vox) les faltaría un 3,7% para alcanzar la mayoría de votos. Aunque luego quedaría por ver cómo se traducen en escaños de acuerdo a la ley D'Hondt. Por lo tanto, la formación de gobierno a uno u otro lado está en el aire y en ella tendrán mucho que decir el gran número de indecisos que aún no tienen claro qué papeleta introducirán en la urna.

Aún así, los socialistas se fortalecen y son la fuerza con más voto estimado y con mayor intención de voto declarado, ganando puntos sobre el pasado septiembre y superando incluso los registros de junio de 2018, cuando Pedro Sánchez llegaba a La Moncloa tras imponerse en la moción de censura contra el gobierno de Mariano Rajoy.


Haz click para ampliar el gráfico

La candidatura del PSOE lograría un 29% de los apoyos, lo que representa un avance de 2,5 puntos porcentuales respecto a septiembre de 2018 y de 1,9 puntos respecto a junio de 2018. Y duplican la distancia que les separa de los populares. Ahora les sacan 8,6 puntos, frente a los 3,1 de seis meses antes o los 2,2 de junio. El PP de Pablo Casado repite como segunda fuerza política más votada, con el 20,4%, por delante de Ciudadanos (15,5%), Unidas Podemos (13,7%) y Vox (10,4%). No obstante, los populares acentúan su sangría de votos. Retroceden 3 puntos porcentuales respecto a septiembre y 4,5 respecto al momento de la moción de censura.

El mayor descalabro es para el tercer partido más votado, Ciudadanos, que obtiene el citado 15,5% de los votos, pero que pierde 7,2 puntos respecto a septiembre de 2018. La formación de Rivera no sale bien parada de la fragmentación de las derechas en los seis meses transcurridos desde el sondeo anterior hasta hoy. Unidas Podemos tampoco puede estar muy satisfecho, pese a ser la cuarta fuerza. Es la tercera que más cae, con 2,5 puntos porcentuales menos que en septiembre de 2018. La nota positiva para el partido morado es que como su caída es menos profunda que la de Cs, su distancia con respecto al tercer partido más votado se reduce hasta 1,8 puntos. Seis meses antes era de 6,5 puntos. Vox, por su parte, irrumpe en el arco parlamentario con el 10,4% de los votos, situándose como el quinto partido más votado.

Del sondeo de DYM Politics se desprende que el PSOE se quedaría sin alcanzar una mayoría clara para formar gobierno. La consultora, que realizó la encuesta entre el 15 y el 17 de abril, da horquillas orientativas. Los socialistas tendrían entre 122 y 127 escaños, frente a los 80-86 del PP, los 46-52 de Ciudadanos, los 34-40 de Unidas Podemos (UP) y los 26-32 de Vox. Las posibles sumas entre izquierda (PSOE y UP) y derecha (PP, Cs y Vox) quedarían, con todas las reservas que plantean los márgenes, igualadas e incluso cercanas al empate (la izquierda tendría 156-167, y la derecha 152-170). Caso en el que los independentistas y el PNV volverían a ser determinantes. Pero, antes que ellos, será clave cómo se movilicen los indecisos.

En relación a las últimas elecciones, el PSOE mantiene la tasa de fidelidad más alta. Logra captar voto de UP. Unidas Podemos y el PP, por el contrario, cuentan con las tasas de fidelidad de voto más bajas, afectadas por la fuga del 15,7% de los votantes del PP a Vox y el 14,6 % a Cs y del 13,5% de los votantes de UP al PSOE. Vox irrumpe con un 6,1% de intención directa de voto.

Themes
ICO