logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Emasa paraliza las obras del Campo del Sur y rehace el proyecto inicial

Los obreros que trabajan en el Campo del Sur, en la actuación prevista para acabar con las filtraciones en el aparcamiento subterráneo y, al mismo tiempo, continuar con esa calzada de adoquines con carriles de asfalto en la circunvalación del centro, se han encontrado con una realidad que no estaba prevista. Hasta tal punto, que las obras que se iniciaron el 3 de diciembre quedaron paralizadas hace unos días, hasta que Emasa –la sociedad municipal que las ha contratado– adopte una solución.

Para ello, los técnicos han rehecho el proyecto de obras aprobado en su día, eliminando o reduciendo algunas de las partidas previstas para permitir incorporar las nuevas obras que no estaban contempladas, todo ello sin sobrepasar el 50% del importe del contrato inicial, como determina la legislación para evitar tener que suspender el contrato y volver a sacar a concurso uno nuevo.

El problema que se ha localizado una vez comenzada la obra –según el informe técnico al que ha tenido acceso este periódico– es que la capa de impermeabilización del subterráneo “está totalmente adherida a la catifa que la protege y ésta, a su vez, al mortero de agarre de los adoquines”, lo que ha provocado que no se pueda levantar el adoquinado sin dañar la impermeabilización.

La situación generada ha llegado después de que hubiera ya un primer problema, antes de iniciar la obra en sí, cuando se detectó que al recolocar los adoquines tras las obras necesarias para eliminar las filtraciones en el aparcamiento se habría elevado la calzada seis centímetros, lo que obligaba a elevar a su vez los dos carriles de aparcamiento (donde en principio no se iba a actuar) y las aceras, o a reducir en esos seis centímetros el espesor de cada adoquín.

Ante este escenario “del todo impredecible”, según reseña el informe de Emasa, se ha planteado “conseguir la completa estanqueidad de la cubierta del aparcamiento, inicialmente solo previsto reforzar en las juntas transversales de que dispone, para lo que se debe introducir la impermeabilización en su totalidad de la superficie bajo la calzada”.

Para colmo, el trabajo de levantado de adoquines tampoco se podrá hacer como estaba previsto, ya que el uso de un martillo neumático adaptado a maquinaria pesada tiene efectos sobre la estructura del aparcamiento, por lo que se tendrá que hacer mediante levantado manual.

La obra se inició el 3 de diciembre y quedó paralizada hace unos días, a la espera de la decisión que adopte el consejo de administración de Emasa el lunes

Todo esto implica que la sociedad de aparcamientos haya elaborado un nuevo el proyecto, que ahora contempla el ancho total de la calzada, descartando partidas “inicialmente previstas pero no estrictamente imprescindibles”. Lo más llamativo de ese nuevo proyecto es la eliminación de los trabajos que se iban a acometer en la red de abastecimiento de agua (donde se iban a invertir 4.265,74 euros) y en la red de alumbrado público (con otros 5.850,48 euros de inversión), así como la notable reducción de la partida económica que se iba a emplear en la actuación en las redes pluviales (pasando de los 46.909,07 iniciales a los 5.042,10 euros del nuevo proyecto).

El nuevo proyecto eleva la obra en el Campo del Sur hasta los 414.901,60 euros, que es justamente un 19,98% más que el precio por el que se contrató en octubre (285.792,54 euros, que fue el precio que la empresa Martín Casillas presentó a un concurso que salió a licitación por 365.276,76 euros y en el que también concurrieron otras tres empresas, todas con presupuestos más caros). De este modo, se cumpliría con la normativa actual, que indica que se podrá modificar un contrato vigente cuando la necesidad “se derive de circunstancias sobrevenidas y que fueran imprevisibles en el momento en que tuvo lugar la licitación del contrato” y que esas modificaciones no incrementen el contrato más del 50% de su precio inicial.

Con esa nueva partida se procederá a la demolición íntegra del pavimento de adoquines, con la posterior limpieza manual de estos; a la impermeabilización de las juntas de dilatación de la estructura del aparcamiento, a la impermeabilización de la losa de cubrición de todo el subterráneo, y a la instalación del nuevo firme adoquinado con esos carriles de asfalto.

Además de la partida económica, con la reforma del proyecto se eleva también la duración de la obra, inicialmente prevista para cuatro meses pero que se alargará hasta el medio año, por lo que no finalizará “hasta la primera semana de mayo”, según indican los técnicos en el informe.

Todo ello si el consejo de administración de Emasa aprueba esta incidencia y la reforma del proyecto original que presentarán los técnicos. Para ello, el nuevo presidente de la entidad, Martín Vila, ha convocado a los consejeros para el próximo lunes, criticando fuentes municipales la “chapucera obra” que se hizo en el año 2012, con el PP al frente del Ayuntamiento, “para la eliminación de filtraciones en el interior del parking”.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO