logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Identificado el cazador que disparó y maltrató a una perra en Galicia

La Guardia Civil ha identificado a un vecino de Chantada que supuestamente le pegó un tiro a una perra y posteriormente la golpeó brutalmente, según ha denunciado la Asociación Animalista Libera, un suceso que fue grabado, al menos en parte, y posteriormente compartido en las redes sociales por un conductor que contempló la escena.

Fuentes de la propia Guardia Civil confirmaron que el supuesto autor del disparo fue identificado el pasado sábado, día 30 de noviembre, e imputado como investigado por un supuesto delito de maltrato animal, de modo que las diligencias han sido remitidas a la Consellería de Medio Ambiente.

Según ha informado la asociación animalista, los hechos sucedieron el sábado, sobre las doce del mediodía, “en el entorno de una aldea” del municipio lucense de Chantada, cuando “un conductor escuchó un disparo y vio como una persona, con una escopeta, arrastraba un animal por el cuello”.

Inmediatamente, se bajó del coche “para seguir la terrible escena” y grabarla con su teléfono móvil, explica este colectivo, momento en el que la persona que estaba arrastrando a la perra por el cuello le dijo que “era cazador” y que podía pegarle tiros a quien le saliese “de los cojones”.

Las imágenes grabadas en ese momento fueron difundidas posteriormente en las redes sociales, lo que provocó “una profunda indignación entre los internautas” y una denuncia formulada en el puesto de la Guardia Civil de Chantada.

De hecho, la ONG Mundo Vivo, “la primera entidad en tener conocimiento de este caso de crueldad animal”, explica Libera, ya ha anunciado “que se personará como acusación particular en un hipotético procedimiento judicial”.

El animal fue atendido en el Hospital Veterinario Rof Codina de herida de bala y múltiples traumatismos.

Libera recuerda que si la perra fallece, el autor del disparo podría enfrentarse a una pena de 18 meses de cárcel y, por vía administrativa, podría ser sancionado con una inhabilitación para tener animales durante diez años y con una multa de hasta 30.000 euros. 

Themes
ICO