Spain

Jerez tiene más de 10 millones de metros cuadrados listos para edificarse

Jerez cuenta con más de 10 millones de metros cuadrados de suelo disponible para la edificación. Tal y como se recoge en las estadísticas mensuales que publica la Dirección General del Catastro, la ciudad es una de las que tiene más parcelas disponibles de toda Andalucía, solo superado por algunos municipios malagueños y por Córdoba.

Con datos a fecha de diciembre, el Catastro tenía contabilizadas 2.679 parcelas sin edificar repartidas a lo largo de la ciudad. En este número están aquellas que están en disposición de poder ser edificadas ya que tiene aprobadas las figuras urbanísticas correspondientes. Esto supone que aproximadamente sigue vacante un tercio del suelo urbano del término municipal jerezano.

El número de parcelas disponibles con las que cerró Jerez el pasado año es prácticamente el mismo a las contabilizadas en 2008, el año del estallido de la burbuja inmobiliaria, aunque el porcentaje de suelo vacante es cuatro puntos superior al de hace 12 años y la superficie total es superior en 1,5 millones de metros cuadrados.

Hay que tener en cuenta que, para empezar, 2008 fue el último gran año del ‘boom’ del ladrillo con una fiebre constructora que hizo que el suelo fuera un bien más que preciado y que se especulara con las previsiones de recalificaciones futuras. A esto se une que Jerez tenía en ese momento un proceso de revisión de su Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que culminó en 2010. Ahora bien, a efectos catastrales, esta incorporación de suelo con posibilidades de ser urbanizado no empezó a notarse hasta 2013.

En ese año, casi se triplicó la superficie total de suelo vacante —denominación que el Catastro le da a las parcelas sin edificar—ya que se aprobaron diversos planeamientos, entre ellos varios planes parciales vinculados a polígonos industriales. Esto propició que a final de ese año hubiera disponibles más de 3.300 parcelas con una superficie total de 16 millones de metros cuadrados. Ahora bien, fue entre 2015 y 2016 cuando se ha producido el descenso hasta el umbral de los diez millones de metros cuadrados en el que esta estadística se ha mantenido desde entonces.

La superficie media de las parcelas disponibles ronda las 0,39 hectáreas, según la Dirección General de Catastro, una magnitud que se ha mantenido en los mismos términos en los últimos años.