logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Jornada 34 juicio del 'procés' | 'Exconsellers' dimitieron al prever la vía unilateral

Tres 'exconsellers' que salieron del Govern en julio de 2017 han reconocido este martes que dimitieron o fueron destituidos por las consecuencias que podría acarrear un referéndum no pactado con el Estado, pese a que en el Ejecutivo catalán no se mentaba entonces la opción de la vía unilateral.

Jordi Jané (Interior), Jordi Baiget (Empresa) y Meritxell Ruiz (Educación) han testificado ante el tribunal del 'procés' para dar cuenta de las razones que estuvieron detrás de sus salidas del Govern, el mismo día que el vicepresidente Pere Aragonès ha rechazado declarar, una vez que la sala le ha eximido de hacerlo por su compleja situación procesal, porque aún podría acabar imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

Sin referirse de manera explícita y directa al 1-O, los 'exconsellers' han admitido que la eventualidad de un referéndum no pactado constituyó uno de los motivos que justificaron sus salidas del Gobierno catalán, aunque la forma no fue la misma pues Jané y Ruiz dimitieron y Baiget fue destituido por Carles Puigdemont. Este último fue el primero en salir del Ejecutivo cuando el 3 de julio el expresidente le cesó de manera fulminante apenas unas horas después de que se publicara una entrevista en la que abría la puerta a hacer "alguna cosa diferente que se puede parecer al 9-N" y admitía temer por su patrimonio familiar ante posibles acciones judiciales.

Puigdemont aludió a "motivos de falta de confianza", ha dicho, de manera que existe "una causa efecto" entre su entrevista y el cese. "Lo que creo es que se tenía que ir a un proceso pactado, sí", ha señalado Baiget, para quien existían "diversas fórmulas que podían ser útiles" para cumplir con el compromiso del Govern con el pueblo catalán de decidir su futuro, tales como unas elecciones o un 9N.

Pero Baiget ha negado que la vía unilateral estuviera sobre la mesa aquel momento, una tesis que también han sostenido Jané y Ruiz, pese a que todos estuvieron presentes cuando Puigdemont presentó la pregunta y la fecha del referéndum el 9 de junio, algo que a juicio de los testigos no implicaba renunciar al acuerdo con el Estado. El 'exconseller de Interior ha vinculado principalmente su dimisión a motivos personales, como la "dedicación tan intensa" que le requería el cargo, o técnicos, como era su sensación de haber "finalizado una etapa" y ver que se habían cumplido varios objetivos que se había marcado al principio de su mandato.

Pero preguntado por si una de las razones de su dimisión fue que no se quería ver envuelto en un proceso de un referéndum unilateral, ha dicho que "ante la eventualidad de que en un futuro no haya un contexto de acuerdo", él comunicó su "intención de no continuar", porque él siempre pensó "que se llegaría a algún acuerdo antes".

Ruiz ha seguido el guion marcado por Jané. Aprovechando la remodelación del Govern, ella se apartó porque creía que su trabajo en la consellería había finalizado, por "el peso del día a día" que exigía su departamento y para dedicarle más tiempo a sus hijos. Aunque tras dejar constancia de que "en ningún momento la vía unilateral fue una idea posible", ha aludido a la "tensión dialéctica" que podría derivarse de un escenario no pactado. "Intentamos llegar a un acuerdo pero no llegábamos y no se que escenario se abriría. Me costaba verme en esa tensión, porque el mío era un encargo muy técnico y creí que yo podía aportar poco en ese escenario", ha explicado la exconsellera, que salió del Ejecutivo catalán el 14 de julio, como Jané, y Neus Munté (Presidencia).

Quien no ha declarado ha sido el vicepresident, Pere Aragonès, después de que el tribunal haya atendido su petición de no hacerlo al considerar compleja su situación procesal, ya que si bien el TSJ de Cataluña rechazó investigarle, podría acabar imputado si el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona aprecia nuevos indicios contra el por su participación en el 1-O y lo remite de nuevo al alto tribunal catalán, competente por ser aforado. Aragonès remitió un escrito al Supremo en el que, según ha explicado el presidente del tribunal, Manuel Marchena, el actual vicepresident "expresa el propósito de no declarar en la medida en que se considera objeto de imputaciones materiales que no han ido acompañadas de una imputación formal" por el TSJC.

Y dirigiéndose a Aragonès, ha señalado: "Entendemos que por más que haya sido rechazada por considerarla insuficiente, puede dibujar escenario en que usted tenga interés en no declarar. Si manifiesta deseo de no declarar, hemos terminado". "Manifiesto mi deseo de no declarar", ha respondido Aragonès.

Así hemos contado la jornada 34 del jucio del 'procés':

- Marchena anuncia que ha habido un error de interpretación en la citación del siguiente testigo, y que tras su falta en la Sala queda suspendida la sesión hasta mañana a las 10:00 horas.

- "El Gobierno tenía un compromiso y era que la ciudadanía de Catalunya decidiera sobre su futuro, y a mi entender hay diferentes fórmulas para llegar a este fin", ha expresado Baiget ante las preguntas de la acusación popular (Vox), a quien ha recalcado que hasta el momento de su cese no se había hablado de referéndum unilateral. "No se hablaba sobre la vía unilateral en el Gobierno", ha insistido antes de explicar que el entonces president de la Generalitat le cesó por "falta de confianza".

- Es el turno de Jordi Baiget, exconsejero de Empresa y Conocimiento de la Generalitat de Catalunya, quien asegura que le une amistad con algunos de los acusados, pero que no será impedimento para decir la verdad ante la Sala.

- Ante las preguntas de la Abogada del Estado, Meritxell ha asegurado que mientras ella estuvo en el Govern de la Generalitat, "se estuvo hablando de referéndum pactado".

- Se reanuda la sesión con la exconsejera de Educación Meritxell Ruiz, a quien la Fiscalía pregunta sobre su dimisión en julio de 2017. Ruiz asegura que tuvo una reunión con Puigdemont para presentar su dimisión pero defiende la decisión de dejar su cargo no estuvo vinculada con el referéndum. "Cuando hay una remodelación de Gobierno, una tiene que pensar qué quiere hacer", ha defendido Ruiz.

- Sobre el pasillo de voluntarios, el intendente de los Mossos explica que les fue "útil" para montar un dispositivo de seguridad.

- Niega además que se intentara tirar abajo la puerta principal de la Consellería. Contradice con esta afirmación la declaración de varios agentes de la Guardia Civil, que aseguraron que a punto estuvieron los manifestantes de entrar en la Consellería tras forzar la puerta.

- Explica ahora cómo fue la salida de la letrada de la comitiva judicial por el teatro Coliseum. Él fue quien la ayudó y confirma que salió sola de Economía sin problema alguno.

Afirma que Jordi Sànchez y Jordi Cuixart se ofrecieron para calmar la situación, pero declinaron esta oferta porque "había una carga emocional elevadísima" y que "todos" los presentes hicieran caso era algo "improbable".

- La Fiscalía pregunta por el estado de los coches de la GC y la salida de la comitiva judicial. El agente de los Mossos asegrua que "tenía una ruerda pinchada" y "pegatinas". Nada de los cristales rotos que se aprecian en las fotografías que salieron en los medios. Alega que había "tal gentío" que no pudo ver con detalle cómo estaban los vehículos.

- "La salida por la puertas principal era totalmente viable pero no solo con el pasillo de los voluntarios, sino con el resto de miembros de los Mossos", explica.

- "Cuando constatamos que había acabado la diligencia judicial, la secretaria judicial nos dice que quiere salir con nosotros. Le invitamos a los efectivos de la GC a salir por esa misma salida pero declinan tras una previa llamada su superior y nos dicen que quieren salir con sus vehículos. No querían salir sin ellos porque había armas dentro". Este agente se reúne con la secretaria judicial sobre las 23:30 horas a peticiñ

había una concentración extraordinaria, entre 30.000 y 40.000 personas. Era muy compacta... tuvimos que pasar incluso por la pared. Nos fue imposible atravesar esta masa e hicimos un rodeo bajando hasta Gran Vía y entramos un pasillo que hizo un grupo de voluntarios de la ANC".

- Turno ahora el intendente de los Mossos número 2481. Era jefe del área de mediación de los Mossos, cuyo objetivo era crear "espacios de diálogo con colectivos en el ámbito del orden público".

- Jané desvela que fue él quien propuso a Joaquim Forn el nombre de Pere Soler como director de los Mossos. Termina su declaración.

- Jané defiende su relación con Joaquim Forn, que le sustituyó al frente de Interior y deja claro que no hizo cambios en los Mossos tras su marcha. "Ambos militábamos muchos años en Convergència", dice. Melero hace preguntas más personales de raíz ideológica pero Marchena le para los pies.

- En esa compra había armas largas, algo que confirma Jané, que explica que los Mossos de la Unidad Antiterrorista utilizaban este tipo de armas. "Me hicieron llegar la necesidad de este tipo de armamento, pero no solo armas largas, también munición".

- Toma la palabra Xavier Melero, abogado de Joquim Forn, que pregunta sobre la compra de armas para los Mossos que se hizo durante su mandato como 'conseller' de Interior. "Estábamos en un escenario de alerta máxima, de 4 sobre 5, terrorista. Y había un motivo real para que los Mossos tuvieran ese material. Era necesario".

Turno para la Abogacía del Estado, que se centra en papel de los Mossos. "Nunca se planteó un escenario donde los Mossos se tuvieran que apartar de la legalidad vigente" porque "los Mossos no pueden cumplir una orden contraria a la Constitución", responde Jané.

- Cuando abandonó su cargo en julio de 2017, Jané estaba "convencido" de que el Govern llegaría a "una salida acordada" porque "nunca me planteé la vía unilateral". "La vía que estaba sobre la mesa era llegar a una solución acordada", añade.

- Asegura que en ningún momento Puigdemont quiso influir en el papel de los Mossos. "El presidente, el vicepresidente y todos los consejeros siempre respetaron que los Mossosa están para cumplir y hacer cumplir la ley".

Niega que su dimisión tuviera que ver con un inminente referéndum. "Fue un cúmulo de circunstancias... entre ellas la salida del 'conseller' Jordi Baiget, que salió del Gobierno el 3 de julio de 2017, a él me une una gran amistad. En este Govern siempre se habló de una solución pactada y defendí la necesidad del diálogo y del acuerdo para buscar soluciones. En ese contexto, cuando Baiget sale, entiendo que hay una cierta posibilidad de cambio en el Gobierno y en ese contexto y cumplidas las finalidades que me había propuesto al ser nombrado consideré oportuno mi voluntad de no continuar".

- Vox pregunta por las razones de esa dimisión. "Cesé por una decisión personal motivada por varias circunstancias", afirma, y remarca que una de ellas era la "intensidad" que requería su puesto de trabajo. "Te absorbe muchísimo", añade.

que dimitió de su cargo el 14 de julio de 2017. Fue sustituido por Joaquim Forn. Mantiene una relación de amistad con varios de los acusados, aunque no le impedirá decir la verdad.

Marchena llama a declarar al vicepresidente de la Generalitat Pere Aragonés. Manifiesta su deseo de no declarar y Marchena admite esta petición aunque no está investigado formalmente en ninguna causa aunque sí que existen elementos que podrían cambiar esta situación.

- De hecho, cuenta que fueron los Mossos los que compraron "20 bocadillos" a los agentes de la GC que formaban parte de la comitiva judicial que llevaba desde primera hora registrando Economía.

- Las defensas de los acusados están intentado hacer ver que el 20-S fue una protesta pacifica en la que los Mossos y el 'conseller' de Interior, Joaquim Forn, actuaron para asegurar la seguridad en todo momento.

Sigue declarando el mismo mosso. Pregunta la defensa de Joaquim Forn, Andreu van Den Eynde, que quiere saber cómo fue la llegada Junqueras a la Consellería de Economía. El testigo dice que fue normal y que subió a despacho como cualquier otro día.

- Explica en que varias ocasiones pidieron a esas personas que estaban subidas en los coches de la CG que bajaran, pero "no me hicieron caso". "¿Cómo los bajo? Tengo que hacer una actuación policial y utilizar la mínima fuerza imprescindible, lo que provocaría una respuesta de muchísima gente"

Pregunta ahora la Fiscalía, que centra sus cuestiones en cómo estaban los coches de la GC. "No vi que estuvieran empapelados y que tuvieran daños. (...) Sí gente encima con trípodes".

- A preguntas de Vox, este mosso niega que hubiera lanzamiento de objetos contra la GC pero sí insultos, gritos y cánticos. En todo momento, este agente destaca la actitud de colaboración de Jordi Sànchez y de Jordi Cuixart, aunque ha aclarado que con este último no habló.

Se llegó a celebrar una tercera reunión. Esta fue sobre las dos de la madrugada con representantes de la ANC. "Valoramos hacer un cordón policial para proteger los coches de la GC".

- Poco después hay una segunda reunión. Tuvo lugar a las 13:00 horas y estuvo presente además de Xavi Vidal, Jordi Sànchez. Aquí se insiste en hacer ese pasillo para el paso de la comisión "pero quien decide si se hace son los responsables de orden público". Al teniente de la GC que estaba en ese momento en la Consellería de Economía no le convenció esta idea. "No le pareció nada oportuna", dice.

Para facilitar la entrada de la comitiva judicial, este agente de los Mossos explica que se les pidió que hicieran un "pasillo". El primero que se lo pidió fue un miembro de la ANC llamado Xavi Vidal. "Se ofrece a hacer ese pasillo son limitaciones, como buenamente pudieran".

Reconoce que tanto él como los agentes de Mediación que le acompañaban pidieron a los manifestantes que se bajaran de uno de los coches de la GC. Pero "hicieron caso omiso todos". No se custodiaron esos vehículos para evitar cualquier riesgo.

Ya dentro, "tras pasar con dificultad entre la pared y la gente" entró en el hall, de donde no se movieron. A lo largo del día se reunió allí con "un teniente de la GC llamado Norberto y la intendente Laplana".

- A su llegada, explica, en la puerta "había mucha gente" y ante esto llamó desde el exterior a la intendente Teresa Laplana para que acatar instrucciones. "Nos dice que entremos en la Consellería y que valoráramos la situación para decir ya qué hacer"

"Éramos cuatro agentes. Cuando llegamos, sobre las 11 horas, el teniente nos dice que va a venir la comitiva judicial con tres detenidos y nos comunica su preocupación por las armas largas que había dentro de los vehículos logotipados". También les preocupó los coches que habían aparcado en el exterior.

- Este agente formó parte del dispositivo de seguridad en la Consellería de Economía el 20-S. En esa fecha era sargento de los Mossos del área de mediación.

- Se altera el orden de las declaraciones porque aún no han llegado ni el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ni el 'exconseller' de Interior Jordi Jané. Así que toman declaración a un mosso.

- Las defensas le pregunta si se reunió en algún momento con Trapero y cuál fue el papel de los Mossos. "Estuve en una reunión con Trapero. Siempre quedó claro que los Mossos ejercerían como policía judicial en sus funciones", explica. Nunca se reunió con Joaquim Forn porque él ya dejó su cargo cuando fue nombrado 'conseller' de Interior.

- Asegura que tras la cuestión de confianza a Puigdemont entra en juego por primera vez un referéndum y se habla ya de una pregunta y una fecha ya fijadas en una consulta unilateral. Pero deja claro que en todo momento la idea era "una consulta pactada". La abogada del Estado intenta desmontar esto recordándole un acto el 9 de junio de 2017 en el que se presenta de manera oficial tanto la pregunta como la fecha. Ante esto, Vidal responde que "era un elemento para presionar en la negociación".

- Reconoce la existencia de reuniones pero matiza que en ellas se hablaba de "un referéndum acordado con el Estado" y remarca que nunca se pronunció la palabra "unilateralidad" antes de su salida en julio de 2017.

- Dice desconocer el documento Enfocats y la Moleskine de Jové. Tampoco participó en el censo de votantes y el registro de voluntarios para el 1-O.

- Fue cesado por Puigdemont el 14 de julio de 2017, pero aclara que fue de mutuo acuerdo. Alega que fue por "motivos personales" porque quería volver a su "actividad privada" y que su salida no tenía nada que ver con los preparativos del 1-O.

- Su función como secretario del Govern era "coordinar la acción jurídica" y la coordinación de departamentos.

- Declara ahora Joan Vidal, gerente de Òmnium y secretario del Govern en la etapa de Puigdemont. Dice tener "relación de proximidad" con algunos de los acusados, pero eso "no es motivo para no decir la verdad". Responde a las preguntas de Vox, que es quien ha pedido su declaración.

A preguntas de las defensas, entre ellas del propio Cuixart, el testigo afirma que no conocía al presidente de Òmnium y que "nunca" ha tenido contacto con él.

Pregunta el fiscal Jaime Moreno:"¿Los carteles tenían un 'hola república' y un bocadillo con un sí?". Josep María Cerveró duda y finalmente dice que "es probable". Hace unos minutos aseguraba que el contenido de esos carteles no tenían nada que ver con el 1-O.

- Fue en ese momento cuando intervino el teniente de alcalde de Badalona, José Téllez, que impidió que la Guardia Urbana se llevara los carteles. Tras hablar con los agentes abrió el coche y sacó los carteles. "Esto lo hecho yo, vosotros no tenéis nada que ver. Idos a casa", les dijo.

Vox, que es quien ha solicitado este testigo, pregunta si Cuixart se colocó delante de un coche de la Guardia Urbana para impedir su paso. Lo confirma pero matiza que "puso las manos encima del capó" y que en ningún momento "zarandeó ni golpeó" el coche.

- Los agentes les pidieron los carteles. "Les dijimos que era exagerado todo pero no nos negamos a entregarlos". También les pidieron que entregaran la escalera y las bridas que llevaban, pero se negaron.

- En esa pegada de carteles estaba presente Jordi Cuixart. "Apareció pero no colaboró con nosotros", apunta.

- Siguiente testigo: Josep María Cerveró, activista de ANC y Òmnium. Él fue uno de los encargados de colgar carteles del 1-O en Badalona, donde hubo incidentes con agentes de la Guardia Urbana. Afirma que esos carteles "no tenían nada que llamara a la celebración y participación del referéndum" y que era una mera "expresión de libre ideología". Había lemas como "Hola, Europa".

, quiere saber si existe algún encargo hecho por parte de la Generalitat relacionado con esta factura. Badal dice que "no". E insiste: "¿Con qué frecuencia se cometían estos errores?". Con esta pregunta quiere poner de relieve que no es la primera vez que rechaza una factura de Unipost. "Pues si no era cada mes, era cada dos...", responde. Termina la declaración de Badal.

- Esta no era la primera vez que Badal rechazaba una factura de Unispost. "En tema de facturación, Unipost tenía altos y bajos...", afirma.

- A preguntas de la fiscal Consuelo Madrigal, Badal vuelve a dejar claro que se rechazó la factura por el periodo de facturación y por un importe "inusual". "Con el periodo de un día es que no se puede tramitar.... y con ese importe tampoco".

La Abogada del Estado insiste en varias ocasiones en preguntar si habló con alguno de sus superiores o con alguien de Unipost en referencia a esta factura. "No", dice tajante. Y añade que esta era una forma habitual de proceder. "Solo lo comenté con algunos compañeros pero como anécdota", dice.

- "Rechacé esa factura porque el periodo de facturación era de un solo día y el importe el inusual, era desmesurado".

- Confirma que "a mediados de septiembre de 2017" rechazó una factura de Unipost relacionada con el reparto de material electoral. Era la segunda vez que se intentaba cobrar esta factura.

- A preguntas de la Abogacía del Estado, Badal explica que su función era "supervisar y hacer el seguimiento" para la tramitación de cualquier contrato de la Consellería de Trabajo.

- Turno para David Badal, técnico del departamento de Trabajo, al frente del cual estaba Dolors Bassa durante el 1-O.

- Afirma que en todos los colegios en los que intervino "nos impidieron el acceso en un primer momento". Tuvieron que tirar abajo una puerta y recibieron insultos como "cobardes" o "hijos de puta".

- Comienza la sesión. Lo hace con la declaración de un Policía Nacional que formó parte del dispositivo del 1-O.

- ÚLTIMA HORA: Pere Aragonès no declarará. Alega que le puede perjudicar hacerlo por la investigación que mantiene abierta el juzgado de Instrucción 13 de Barcelona.

- También testificarán este martes Joan Vidal, gerente de Òmnium y secretario del Govern en la etapa de Puigdemont; Josep María Cerveró, activista de ANC y Òmnium, y David Badal, que trabajaba en el departamento de Trabajo.

- Otro testigo clave será el exdirector de los Mossos d'Esquadra Albert Batlle, que siguió los pasos de Jané y dimitió dos meses antes del 1-O, y que actualmente forma parte, desde Units per Avançar, de la candidatura del PSC a la alcaldía de Barcelona.

- El Supremo también escuchará este martes al exconseller de Empresa y Conocimiento Jordi Baiget, destituido fulminantemente por Puigdemont el 3 de julio de 2017, después de expresar en público sus dudas sobre la celebración del referéndum.

- Según informa 'El Nacional.cat', Aragonès no declarará hoy en el Supremo. El vicepresidente esgrime que mantiene la condición de investigado por parte del juzgado de instrucción 13 de Barcelona -que instruye la causa por la organización del 1-O- y que, por tanto, se acogería a su derecho de no responder a las preguntas. Sin embargo esto no es así, ya que no está investigado ni por el TSJC ni por el juzgado 13 de Barcelona, aunque por este último tribunal podría estarlo ya que mantiene la investigación abierta.

- Jané, que siempre defendió que los Mossos d'Esquadra debían cumplir y hacer cumplir la ley, fue sustituido por Joaquim Forn, que se enfrenta a una petición de 16 años por rebelión y que nada más tomar posesión del cargo garantizó que la policía autonómica permitiría que el 1-O se pudiese votar con "libertad" y "seguridad". También la defensa de Forn ha pedido que declare. Ruiz, que había sustituido en la consellería a Irene Rigau -inhabilitada por el 9N-, fue relevada por Clara Ponsatí, actualmente huida de la justicia española en Escocia.

- Su citación la ha pedido Vox en su condición de secretario de Economía de la Generalitat durante el otoño de 2017. El mismo partido ha promovido las testificales del exconseller de Interior Jordi Jané y a la extitular de Enseñanza Meritxell Ruiz, que abandonaron el Govern de Carles Puigdemont el 14 de julio de 2017, a poco más de dos meses y medio del 1-O.

- La sala civil y penal del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) descartó en noviembre pasado investigar a Aragonès, después de que la Fiscalía Superior de Cataluña afirmara que no veía suficientes indicios para imputarlo por la organización del 1-O, como había planteado el titular del juzgado de instrucción número 13 de Barcelona.

- Arranca el día de Sant Jordi la undécima semana del juicio, en el que está citado Aragonès, si bien es previsible que solicite al tribunal que le dispense de declarar ante la posibilidad del que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña le impute por el 1-O.

- Después de varias semanas en las que se han sucedido los testimonios de policías, guardias civiles y mossos en el juicio del 'procés', hoy vuelve la política al Supremo con la testifical, entre otros, del vicepresidente catalán, Pere Aragonès, y de los consellers que dejaron el Govern dos meses antes del 1-O.

Themes
ICO