La deuda del conjunto de las administraciones públicas registró en marzo un incremento del 1,9% respecto al mes anterior al sumar 22.473 millones de euros como consecuencia de la crisis de la covid-19, hasta el máximo histórico de , y se situó en el entorno del 98% del PIB, según los datos publicados este martes por el Banco de España.

En concreto, la deuda pública según el procedimiento de déficit excesivo se ha incrementado en términos interanuales un 2,3%, al sumar en un año 27.567 millones de euros respecto a los 1,196 billones de euros que registraba en marzo de 2019. De esta forma, la ratio de deuda pública sobre PIB se habría situado en el entorno del 98%, en torno a 1,8 puntos porcentuales más que la ratio estimada el mes pasado, aunque cinco décimas menos que hace un año.

Este notable incremento de la deuda en marzo se concentró exclusivamente en el Estado, debido al impacto de la crisis del coronavirus, como consecuencia del establecimiento del estado de alarma el 14 de marzo y los reales decretos aprobados para paliar la crisis. En concreto, la deuda de la Administración General del Estado marcó máximos históricos, junto con la de la Seguridad Social, que también está en máximos, pero el endeudamiento disminuyó en el caso de las comunidades autónomas y las corporaciones locales.

Así, la deuda del Estado subió en marzo en 25.201 millones respecto al mes de febrero, hasta el máximo de 1,089 billones de euros, un 2,3% más, y respecto al año anterior repuntó un 3%, sumando 31.429 millones en un año. Mientras, la deuda pública de las comunidades autónomas se redujo en el tercer mes del año en 257 millones, hasta los 297.852 millones de euros, un 0,1% menos, y en tasa interanual registró un alza del 0,3%, con 927 millones más. A su vez, las corporaciones locales disminuyeron también en un 1,4% su deuda en el mes de marzo, hasta los 22.973 millones de euros, al tiempo que bajó un 11,5% a nivel interanual.

La deuda de la seguridad social se mantiene en máximos

El repunte de la deuda se debe a los prestamos que ha concedido el Estado para el pago de las pensiones en los últimos años

La deuda de las administraciones de la Seguridad Social se mantuvo en 55.025 millones de euros (un millón más que el mes anterior), por lo que prosiguió en récord histórico. A nivel interanual creció un 27,7%, sumando 11.957 millones de euros en solo un año. Este repunte de la deuda se debe a los préstamos que ha concedido el Estado a la Seguridad Social en los últimos años para garantizar el pago de las pensiones, cuya factura mensual se acerca actualmente a unos 9.700 millones de euros, pero en los meses en los que hay paga extra, ésta se duplica.

Del montante total de deuda pública en marzo, el 86,6% se correspondió a valores representativos de deuda, con 1,06 billones de euros, mayormente en valores a largo plazo (993.280 millones de euros) frente a los de corto plazo (67.241 millones de euros).

Según las estimaciones del Banco de España, en el escenario más moderado de caída del PIB por la crisis de la covid-19, la ratio de deuda pública se elevará en torno al 115% del PIB, mientras que en el más adverso podría superar el 120% del PIB.

La deuda pública cerró 2019 en 1,18 billones, el equivalente al 95,5% del PIB, por debajo del objetivo que se había marcado el Gobierno del 95,9% del PIB. Para este año el Gobierno fijó una meta de reducción hasta el 94,65 del PIB, que sin embargo, como consecuencia de la crisis de la covid-19 se ha actualizado hasta elevarse la estimación al 115,5% del PIB.