Spain

La industria vasca fabricará más de 214 millones de mascarillas al año

El Gobierno vasco ha aprobado hoy la concesión de algo más de medio millón de euros en subvenciones a empresas, con el objetivo de que Euskadi se convierta en los próximos meses en una auténtica potencia en al producción de mascarillas, tanto de las destinadas a ofrecer la máxima protección (FPP2 y FPP3) como las denominadas 'quirúrgicas'. La iniciativa responde al interés de algunas empresas de afrontar inversiones aceleradas en nuevos equipos para ampliar la capacidad de producción que ya tenían, como a la decisión de algunos empresarios de crear nuevas sociedades dedicadas a este producto. La estimación es que cuando estos proyectos alcancen una velocidad de crucero, la industria vasca tendrá capacidad para fabricar una cifra superior a los 214 millones de mascarillas cada año. En la práctica supone una capacidad de producción 80 veces superior a la que existía antes de declararse la pandemia. El Gobierno vasco ha dado a entender que con esta capacidad de fabricación de este tipo de elementos de protección la población de la comunidad autónoma tendrá así garantizado el suministro.

La previsión a corto y medio plazo, ha argumentado hoy la consejera de Desarrollo Económico, Arantxa Tapia, «es que el uso de mascarillas sea obligatorio en espacios cerrados y también en conas abiertas en las que no sea posible mantener la distancia de seguridad». Si las tensiones para adquirir mascarillas ya fueron evidentes desde el inicio de la pandemia –escasa oferta internacional y explosión mundial de la demanda-, la lógica apunta a que las dificultades de abastecimiento van a continuar en el futuro. El contexto actual de pandemia internacional dificulta el aprovisionamiento y la disponibilidad de material sanitario suficiente en cantidad y plazo, por lo que el Ejecutivo vasco ve necesario promocionar la producción local de productos sanitarios, para poder responder así a la necesidad de protección de la población», ha asegurado la consejera Tapia.

La consejera ha detallado varios proyectos que ya son una realidad en este segmento de la actividad industrial en el que, salvo el caso de la firma Nueva Sibol de Zamudio, el País Vasco prácticamente no tenía participación. Esta empresa va a triplicar su capacidad de producción de las mascarillas de máxima protección, para alcanzar los 10 millones de unidades por año. Por otra parte, la empresa Oiarso, que ha adquirido maquinaria en China, podrá duplicar su capacidad de producción hasta situarse en 120 millones de mascarillas al año.

Junto a ello, el Gobierno vasco también ha facilitado las instalaciones para la creación de una nueva empresa, creada por cuatro sociedades de la localidad guipuzcoana de Bergara, que producirá 84 millones de mascarillas anuales de máxima protección (FPP2 y FPP3). La creación de esta nueva firma, que ya ha sido bautizada como Wolfratex, es una iniciativa de las empresas Lazpiur, Grupo Egile, Embalan3 y Servimasa.

A todo ello se sumarán dos iniciativas de fabricación de mascarillas reutilizables aunque con capacidades más reducidas. Una de ellas está impulsada por las empresas Uriasport de Ibarra, Decotena de Zumaia y el Centro de FP concertado Peñascal de Bilbao. Fabricará mascarillas quirúrgicas 'tipo 1' reutilizables con polipropileno y con celulosa generada por la Papelera Aralar. Junto a ello, los centro de FP de Donostia y de Peñascal de Bilbao pondrán en marcha líneas de producción con una capacidad anual de 180.000 unidades.

Football news:

Cádiz volvió a la Liga 14 años después
Pioli sobre 2-2 con Napoli: un punto es un buen resultado
Gattuso sobre el penalti del Milan: hay que cambiar la Regla. Saltar con los brazos detrás de la espalda es otro deporte
El Milan ofrecerá 25 millones de euros para el defensa Celtic Iyer
Klopp sobre los planes: Cuatro años en Liverpool. Después de eso, quiero no hacer nada durante un año
Rogers Pro 1-4 con Bournemouth: Leicester juega bien sólo 45 minutos después de la pausa
Inter y Roma están Interesados en Garay