logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

La RAE intenta ahora que las máquinas hablen buen español

En solo dos meses, el horizonte de la Real Academia Española ha cambiado. Para empezar, el problema económico, porque estaba asfixiada por los recortes después de que el Gobierno del PP dejara la asignación de la RAE en solo 1,6 millones. Ahora las nubes se despejan, con la firma de un convenio que inyectará a la institución 5 millones de euros, como informó el diario «El País», procedentes del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades. Pero Santiago Muñoz Machado, director de la Academia Española, valora no solo la cantidad, «que es coyuntural», sino la exposición de motivos, que reconoce el interés público del trabajo de la Docta Casa, además de su legado de tres siglos, «la mayor riqueza que tenemos los españoles».

Pero ademas, mañana presentará en el Congreso de la Lengua un proyecto estrella: un acuerdo con Telefónica abierto a otras compañías y a los gigantes de internet para lograr que las máquinas hablen un español normalizado. «El mundo digital está muy fragmentado y carece de normas, se parece a la España -y lo que entonces era el imperio- cuando nació la RAE, en un sentido: entonces había muchas variedades dialectales y se logró normativizar, se crearon las reglas, la gramática, la ortografía y ello fue en interés general». Ahora, ocurre algo parecido porque la inteligencia artificial emplea bases de datos idiomáticas y el resultado es fragmentario, cada vez más.

Muñoz Machado recuerda cómo conversaba sobre la posible colaboración con José María Alvarez Pallete, presidente de Telefónica, y en un momento, el jurista y director de la RAE recordó la inmensa cifra de hablantes del español. «Álvarez Pallete me preguntó: ¿hablantes humanos?». Y esa es la mejor manera de resumir una nueva realidad. Gracias al acuerdo con Telefónica, al que se sumarían otros operadores y Google y otros gigantes de la Red, se logrará que esa infinidad creciente de máquinas que conversan en la Red hablen un buen español. «Internet es cada vez más una red de máquinas y este es un reto importantísimo -señala Muñoz Machado-. Cada máquina habla el idioma que le han otorgado sus creadores. Hay máquinas que ya están incluso inventando palabras e inventando lenguajes, como ha ocurrido ya».

Español normativo

En interés tanto de los creadores tecnológicos como de la RAE, la Docta Casa establecerá normas para el ámbito específico, para que las máquinas hablen ese español normativo. «Incluso la RAE certificará las máquinas que se basen en el buen español normativo». Ello permitirá no solo mantener la unidad del idioma, que es el gran logro de la Academia en 300 años, sino volcar ese mismo espíritu en el mundo digital de la inteligencia artificial.

Por eso es tan importante el acuerdo con el Ministerio de Innovación para ingresar 5 millones en este 2019 de las elecciones encadenadas y que nació sin presupuestos. El convenio reconoce «el aporte de la RAE como un aporte del Estado a esos temas de interés general, que pasa por loslogros históricos de la Academia, como la creación de las normas en el siglo XVIII, mantener el español en los países de América como se logró en el XIX, para lo cual se crearon las academias americanas y la Asociación que las reúne, ASALE, en el siglo pasado».

«El acuerdo permitirá seguir sosteniendo el trabajo de la academia ahora que estamos poniendo bases nuevas al diccionario digital», así como la conclusión del diccionario histórico, y el mantenimiento de los corpus lingüísticos que son una herramienta insustituible para cualquier trabajo filológico o de historia de la lengua. «El texto reconoce que hay que proteger, mantener y fomentar ese trabajo y que la Academia necesita recursos públicos», agradece Muñoz Machado

El pasado jueves, el director de la RAE dio cuenta de estas y otras gestiones, ante una satisfacción general de los académicos que ven deshacerse los nubarrones que amenazaban el horizonte de la institución y pone en valor proyectos que «antes estaban como escondidos», comenta un académico que asistió a la reunión.

Pedro Duque y Santiago Muñoz Machado se reunieron por primera vez el pasado 9 de enero, en lo que por entonces era una primera toma de contacto entre ambos. Precisamente, el pasado 18 de diciembre, el ministro planteó la posibilidad de que las Reales Academias, entre ellas la RAE, presentasen proyectos científicos para que pudiesen optar a financiación de su Ministerio y así compensar la reducción de fondos que han sufrido en los últimos años.

Themes
ICO