logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Las «embajadas» gastaron «sin ningún control» 27 millones y Diplocat, casi 16

La Generalitat creó un sistema de organismos con autonomía financiera, las llamadas «embajadas» y el Consejo de Diplomacia Pública de Cataluña (Diplocat) «para poder realizar gastos sin someterse a ningún tipo de control con objeto de dar proyección internacional al procés». En total fueron más de 27 millones de euros en actividades de las delegaciones en el exterior, así como casi 16 millones de euros de fondos públicos en Diplicat, según la fiscalización del Tribunal de Cuentas. Todo ello entre 2011 y 2017.

El informe sobre acción exterior ha detectado al menos 456 actividades de las delegaciones entre 2013 y febrero de 2016, todas ella relacionadas «expresamente en la propia documentación de la Generalitat con el proceso soberanista». El gasto «no justificado» en estas actividades asciende a 327.736,34 euros, ya que a «muchas» de ellas «no puede asignárseles un coste específico, al no existir presupuestos previos de las actividades que se iban a realizar ni tampoco memorias que reflejen de manera ordenada los costes efectivamente incurridos».

Así, por ejemplo, no existe documentación de gastos por importe de 302.793 euros. ¿El motivo? Por ejemplo, la ausencia de los justificantes desde 2016 hasta mayo de 2017 correspondientes a la Delegación del Reino Unido, que alegó que «la persona contratada para la limpieza tiró por error toda la documentación». Sobre la seguridad en la custodia de los documentos no indicaron nada. También faltan muchos de los justificantes de varios gastos realizados en 2017 en varias de las delegaciones recién creadas, como Austria, Croacia, Polonia o Estados Unidos, «lo que refleja el descontrol existente en las delegaciones y el poco interés que se ponía respecto al uso de sus fondos públicos».

En el año 2017, las nuevas delegaciones que empezaron a funcionar en Croacia, Polonia y Suiza, así como la de Dinamarca -cuya delegada era Francesca Guardiola, hermana del entrenador Pep Guardiola-, se saltaron todas las normas establecidas y para comenzar sus actividades recibieron anticipos de la Delegación catalana en la Unión Europea, expresamente prohibidos por Ley. La Delegación de Dinamarca, a cuya inauguración acudió el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, se gastó 42.965 euros en una sola factura: la reforma de la oficina que acababa de alquilar. La de Croacia, por su parte, pagó más de 35.000 por servicios de asesoramientos y gastó 34.568 euros en mobiliario.

Tres de cada cuatro

Por su parte, Diplocat gastó entre 2011 y 2017, 15.804.208 millones de euros. De acuerdo con el informe del Tribunal, «el 74,3% de las actividades desarrolladas por este consorcio han tenido como finalidad promocionar, publicitar, justificar, promover o impulsar el proceso soberanista». Tres de cada cuatro iniciativas.

Otro de los gastos detallados por el Tribunal de Cuentas corresopnde amás de 300.000 euros en la elaboración de documentos y argumentarios, entre los que destaca el proyecto «Fronteras, soberanía y autodeterminación nacional en la Unión Europea», que tuvo como objetivo principal abordar las cuestiones relacionadas con los procesos de autodeterminación nacional y por el que se pagó un importe superior a los 200.000 euros. Entre los títulos de los documentos encargados por Diplocat pueden destacarse: «Introducción al proceso de autodeterminación en Cataluña. ¿Por qué los catalanes quieren celebrar un referéndum sobre su futuro?» o «Argumentario económico: España, una pesada carga». Además, las delegaciones también realizaron pagos por servicios de asesoramiento o por informes cuyo objeto no consta o cuya finalidad es contraria a las competencias de las delegaciones o de la Comunidad Autónoma, por importe de 515.675,43 euros.

En el informe, encargado por iniciativa de la comisión Mixta Congreso-Senado para las Relaciones con el Tribunal de Cuentas el 27 de diciembre de 2017, detalla cómo se crearon las delegaciones en el exterior: con un sistema de autonomía financiera que les permitiera realizar todo tipo de gastos sin necesidad de someterse a controles, lo que ha provocado que se hayan producido «innumerables irregularidades en la realización de actividades y en la gestión económico-financiera».

La documentación de gastos de las Delegaciones del Gobierno de la Generalitat se encontraba desordenada e incompleta sin que la Secretaría de Asuntos Exteriores hubiera realizado un control de los justificantes desde la creación de las mismas. De esta forma, la Generalitat puso a disposición del Tribunal de Cuentas unas cajas con archivadores de facturas que contenían anotaciones a mano con mínimas referencias explicativas y con títulos que no se entienden y tickets en su mayor parte pegados en hojas sin vincularse por actividades, pudiéndose haber realizado los gastos para cualquier finalidad.

Entre las medidas autorizadas con fecha de 27 de octubre de 2017 por el Pleno del Senado en aplicación del artículo 155 de la Constitución se encontraba la supresión de las delegaciones de la Generalitat en el exterior. 0’A día de hoy y desde el 26 de junio de 2018 el Gobierno de Pedro Sánchez ha permitido que la Generalitat proceda a la reapertura de las delegaciones exteriores en el Reino Unido e Irlanda, Alemania, Estados Unidos, Italia, Suiza y Francia.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO