Los trabajos consistirán en una actuación previa de sellado de fisuras, posterior fresado de las capas deterioradas con reposición del firme, más extendido de capa de rodadura en toda la longitud para sellado e impermeabilización. Finalmente, se procederá al repintado del tramo en su totalidad, ha informado el Ministerio en un comunicado.

Dichas actuaciones supondrán, con carácter general, la afección a la circulación mediante tráfico alternativo que será debidamente indicado y que se mantendrá durante la duración estrictamente necesaria para la ejecución de las obras.

Esta actuación se incluye dentro del programa de conservación y mantenimiento de la Red de Carreteras del Estado, en el que se han invertido más de 125 millones de euros desde junio de 2018 en la provincia de Ciudad Real, y que genera un impulso significativo para mejorar la calidad de servicio de la infraestructura viaria estatal existente.