logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Los barones del PP descartan un pacto con el PSOE y se alinean con Casado

Ni abstención, ni coalición. El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se ha quedado solo a la hora de plantear una negociación con el PSOE para la investidura de Sánchez. Ningún barón del PP, y menos la dirección popular, se ha sumado a esa propuesta que el presidente gallego ha verbalizado varias veces en los últimos días.

Ya el pasado lunes, Núñez Feijóo afirmaba en una entrevista en La Voz de Galicia que “una coalición PP-PSOE en España resolvería muchísimos problemas, como no ser rehén de los nacionalistas, y tampoco de los populistas, y mandaríamos un mensaje de recuperación de la política con mayúsculas. El problema es que el PSOE prefiere a Bildu antes que al PP, como se ha visto en Navarra”. El jueves, en una entrevista en Onda Cero insistía: “Sánchez tendría que hablar con el resto de la Cámara y decirle al PP ‘le propongo una coalición de gobierno, una gran coalición en nuestro país, porque no me fío de Podemos’”.

Fuentes cercanas a Núñez Feijóo subrayan que las manifestaciones del presidente gallego no hacen más que repetir lo que lleva diciendo desde julio pasado, donde cada vez que se le pregunta por la posibilidad de la abstención recuerda que en el 2015 Mariano Rajoy, cuando pidió la abstención del PSOE para evitar la repetición de elecciones le ofreció un gobierno de coalición, y en su defecto un programa pactado, y dijo a las dos cosas que no, por lo que a su juicio le falta legitimidad para pedir la abstención del PP. Pero esta vez ha ido más allá e incluso ha hablado de una coalición, no de una abstención.

Alonso y Moreno coinciden en que no se dan las condiciones para una abstención en la investidura

El argumento de que si Pedro Sánchez pretendiera de verdad la abstención del PP hubiera hecho alguna oferta que a Casado le fuera difícil rechazar, por ejemplo en materia económica, está muy extendido en el PP, entre los barones y en la misma dirección, y es un planteamiento que incluso Pablo Casado ha expuesto en alguna ocasión.

Alfonso Alonso, presidente del PP vasco, que ha afirmado que si el PP tuviera una oferta seria, debería estudiarla, considera que no le corresponde a su partido evitar unas elecciones generales mediante una abstención en la investidura de Sánchez porque “no ha habido ninguna voluntad del candidato de buscar entendimiento” con el PP. El líder de los populares vascos considera, como la dirección del PP, que si había alguna posibilidad se acabó el día que impidió que Navarra Suma, que ganó las elecciones, tuviera el Gobierno navarro y se hiciera con él la candidata socialista, por la abstención de Bildu.

En esa misma línea está el presidente andaluz, Juan Manuel Moreno, cree que “no se dan las condiciones para una abstención del PP”, entre otras cosas porque Sánchez “no lo ha querido”. También considera que sería muy difícil explicárselo a las bases del PP, porque Sánchez “es el autor del no es no” y fue quien planteó la moción de censura que expulsó a Rajoy del gobierno.

El partido recuerda que Sánchez dijo “no es no”, echó a Rajoy con una moción de censura y les quitó Navarra

Esa es la línea que mantienen otros muchos dirigentes populares y barones del PP, que no aprecian que no haya una presión interna sobre Casado para que se abstenga. También consideran que en estos momentos sería más fácil que hubiera una presión externa, por ejemplo del mundo económico, que por parte de los barones populares.

Desde la dirección del PP se rechaza también la propuesta de Feijóo: “Sánchez no quiere una gran coalición” y recuerda que Casado ha propuesto más de media docena de pactos de Estado a Sánchez, que no han merecido ni una respuesta del presidente del Gobierno.

Fuentes de la dirección popular creen que Sánchez está obsesionado con ir a elecciones”, que, a juicio de los populares, “es una gran irresponsabilidad, y será su fracaso personal”. Lo que hará el PP es demostrar que “está preparado para tomar las riendas del país”.

La opinión general es que Feijóo está pensando en su campaña electoral, en octubre, y que quiere dar un perfil moderado y centrista.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO