This article was added by the user Anna. TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

¿Por qué el Málaga tiene solo 13.000 abonados?

El Málaga tiene poco menos de 13.000 abonados. Una cifra bastante alejada de los 20.000 que se propuso como objetivo. En una ciudad con 550.000 habitantes sale un escaso 2,3 de aficionados con abono. El total de personas que viven en la provincia es 1,6 millones con lo que el tanto por ciento de carnés asciende a 1’3.

¿Por qué el Málaga tiene tan pocos abonados? Analizando las posibles causas, no podemos achacarlo a la falta de fidelidad con los colores. La afición blanquiazul ha sufrido en los últimos años un descenso vergonzoso a Segunda, la penosa gestión de Abdullah Al Thani, una intervención judicial del club, advertencias de descenso administrativo o dos temporadas con solo 17 y 18 fichas profesionales saldadas con permanencias milagrosas. Y para colmo la pandemia del coronavirus de la que estamos saliendo muy lentamente, pero que ha cambiado hábitos y modos de vida.

Y es en este punto donde nos debemos detener. Durante más de un año los partidos se han jugado a puerta cerrada. Muchos aficionados, para ayudar al club, decidieron renunciar a la devolución del abono. El Málaga tuvo que reinventarse e innovar con fórmulas que atrajesen a la gente a pesar de las circunstancias.

Pero volver a un estadio de fútbol, por el momento, tiene demasiadas trabas. Cambios de asientos inesperados, distancia social, el molesto y obligatorio uso de una mascarilla FP2 como gasto añadido en unidades familiares, ya no se pueden comer ni bocadillos en las gradas y levantarse para ir a los aseos es toda una aventura. Por no hablar de la dificultad de acceder al estadio. Casi imposible aparcar en los alrededores y colas para acceder.

No se puede decir que los precios de los abonos sean caros. El club ha hecho un esfuerzo. Pero aun así no es sencillo para familias con tres, cuatro o cinco miembros en estos tiempos de crisis. No es fácil ser al mismo tiempo abonado del Málaga, del Unicaja, del Costa del Sol de balonmano y tener que pagar todos los meses por ver el fútbol en Movistar TV.

Si analizamos las entradas a La Rosaleda desde que se permitió el regreso de los espectadores comprobamos que no son malas a pesar de las circunstancias. 6.519 contra el Mirandés, 6.884 ante el Alcorcón, 11.108 con el Girona, 12.831 el día del Fuenlabrada, 15.901 el del Zaragoza y contra el Lugo 14.980. En total 68.223 personas. Muchas de las entradas que se han despachado han sido de pago. Es decir. La gente quiere ver al Málaga y seguramente cuando las normas para estar en un recinto deportivo sean menos rígidas y el equipo mantenga sus buenas sensaciones seguro que habrá más abonados.

Zaragoza, 22.000 abonados.

El Zaragoza es el equipo de Segunda que tiene más abonados. Son 22.000 en una ciudad con un número de habitantes similar al de Málaga. Valladolid tiene 18.017 y el Sporting, alrededor de 18.000. El Oviedo cuenta con 15.000 Las Palmas supera los 11.000 y el Almería, los 10.000 al igual que el Tenerife. El Leganés anda por los 8.300 por los 9.000 el Girona. El Huesca tiene 8.100 con apenas 50.000 habitantes. O los 2,000 del Mirandés en una localidad con 35.000 habitantes o los 3.500 del Lugo.

En otras categorías está el caso del Deportivo que tiene 17.000 abonados en Primera RFEF. El Córdoba ha superado los 8.000 en Segunda RFEF. Lo del Recreativo es increíble. Más de 9.000 en Tercera RFEF, la quinta categoría del fútbol español. El Málaga espera poder seguir enganchando a sus incondicionales para alcanzar la soñada cifra de 20.000 antes mencionada.