logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Prisión sin fianza para los ocho detenidos por el último el alijo de cocaína capturado en Galicia

El titular del juzgado número 1 de Vilagarcía ha enviado a prisión este lunes a los ocho detenidos en la última operación policial en la que fue capturado un alijo de 350 kilogramos de cocaína. Después de una larga jornada de interrogatorios por parte del fiscal antidroga de Pontevedra, Pablo Varela, el magistrado decretó prisión provisional sin fianza para todos ellos.

La droga llegó al puerto de Leixoes, Oporto, el pasado viernes, oculta en un contenedor de fruta que fue fletado por una empresa radicada en Ourense. El alijo fue interceptado a su llegada a Galicia después de que la policía española, en colaboración con las agencias antidroga de Colombia y Portugal, hiciera un seguimiento del transporte desde el otro lado del Atlántico donde fue camuflado entre la carga legal. En la operación fue detenido uno de los proveedores de la droga de un cartel colombiano.

El operativo de la Brigada Central de Estupefacientes y la unidad del Greco Galicia coincidió con otro desplegado en el puerto de Marín donde fueron requisados 12 contenedores de harina de palmiste (un residuo procedente de la extracción del aceite de palma). Los narcotraficantes lo empleaban para enmascarar sustancias químicas para la elaboración de cocaína, y permitió localizar en El Puig (Valencia) uno de los mayores laboratorios de procesamiento de esta droga de Europa, según informó la policía este lunes.

La organización la integraban ciudadanos de nacionalidad española, colombiana y albanesa dedicados a la introducción de grandes partidas de estupefacientes en España, camufladas en distintos productos legales que luego eran procesados en laboratorios clandestinos para extraer pasta de cocaína y luego convertirla en clorhidrato de cocaína para su venta.

Portugal no ha dejado de ser un punto estratégico para la entrada de estupefacientes, sobre todo cocaína. En momentos de mayor actividad de las organizaciones gallegas, y para eludir la presión policial en España, las costas lusas fueron escenario de importantes desembarcos. Pero en los últimos meses se confirma un cambio de tendencia del narcotráfico internacional que está utilizando los puertos lusos de tránsito para grandes alijos con destino a Centroeuropa.

De hecho, en octubre pasado se capturó el segundo mayor envío de cocaína del pasado año, pero a su vez el de mayor volumen interceptado en tierra en Europa, con la aprehensión de 6.310 toneladas en la Costa del Sol que habían llegado en contenedores al puerto luso de Setúbal, a 50 kilómetros de Lisboa. El alijo cayó en manos de la policía cuando era trasladado en un camión con destino a Málaga. La organización holandesa dueña de la mercancía utilizaba una compañía que importaba fruta, principalmente banano, desde el puerto de Limón, Costa Rica.

La investigación confirmó que este potente grupo de traficantes utilizaba una empresa legal radicada en Badajoz (Extremadura) que había llegado a fletar hasta 70 contenedores de producto fresco a través de Portugal en el último año. El valor en el mercado de este alijo hubiera superado los 220 millones de euros.

Themes
ICO