logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

Rivera ensalza su rechazo a los presos y Arrimadas no evita el saludo

Tras las elecciones de diciembre de 2015, Ciudadanos envió a Toni Cantó, el único de ellos que había sido diputado con anterioridad, prácticamente de madrugada para que cogiese tantos asientos como pudiese en buenas posiciones en esta sesión constitutiva de las Cortes en las que los asientos todavía no se ha asignado. Aquel día, entre el caos, hubo un momento en que los diputados de ERC parecían no tener sitio en el que sentarse. Algo que motivó que algún diputado destacado de Cs confesase haber asistido a uno de los momentos más emocionantes de su vida.

Ayer, todo fue distinto. La redimensión de su grupo en relación al PP hizo pensar a Ciudadanos que tendrían una buena ubicación garantizada. La delegación liberal, con Albert Rivera al frente e Inés Arrimadas a su izquierda entró de las últimas al hemiciclo. La despreocupación por la ubicación ocasionó que tuvieran que comprobar como los diputados de Junts Per Catalunya habían ocupado sus asientos en el tercio central del hemiciclo. El mismo espacio que los naranjas quieren mantener esta legislatura. En los escaños que la legislatura pasada ocupaban Albert Rivera, Juan Carlos Girauta y Melisa Rodríguez ayer se sentaban los presos Jordi Sánchez, Jordi Turull y Josep Rull.

Al otro lado del pasillo, y ocupando tradicionales puestos del PP, se situaron los diputados de Cs. Todo el mundo da por hecho que Arrimadas será la portavoz, pero ayer no ocupó el escaño al lado del líder del partido, como suelen hacer los portavoces, sino que se situó justo detrás dejando a José Manuel Villegas al lado del líder. En la formación dicen que el lunes o el martes darán a conocer cómo queda configurado el grupo parlamentario. Y aunque se apunta a «algunas sorpresas» y se evita confirmar a Arrimadas como portavoz nadie cree que la líder del partido en Cataluña pueda no tener ese rol protagonista.

«Ofensa»

Esa posición de Arrimadas por detrás de Rivera terminó por ser crucial para otra de las escenas clave de la jornada. En el momento en el que los presos accedían a su escaño el líder de Ciudadanos evitó el saludo. Y no solo eso sino que publicó en sus redes sociales una foto del momento con el siguiente mensaje: «Es una ofensa al pueblo español que ocupen un escaño y cobren un sueldo público quienes están procesados por dar un golpe a nuestra democracia».

Tras ese instante, Turull y Rull vieron a Arrimadas y se acercaron a saludarla. Ella correspondió con dos besos a cada uno. En Cs ayer recordaron que ambos fueron como portavoces interlocutores de Arrimadas en la anterior legislatura en Cataluña y se conocen por ello.

All rights and copyright belongs to author:
Themes
ICO