logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo logo
star Bookmark: Tag Tag Tag Tag Tag
Spain

"Se manejan listas de libros más vendidos que nosotros cotejamos y no son ciertas"

-Según los datos de la Federación Andaluza de Libreros, el 45% se muestra pesimista con las previsiones para el año que viene. ¿Desde la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL) cuáles son las medidas que proponéis?

-Hay varios aspectos en los que incidimos y solicitamos apoyo de las administraciones. La principal es un gran acuerdo o pacto de estado de fomento de la lectura. De forma general, si no mejoramos en la escuela los índices de lectura y de comprensión lectora realmente todo lo demás sufre y se deteriora: se accede menos a la lectura, al libro, a las bibliotecas y las librerías.

-¿Por qué requiere un gran acuerdo de Estado?

-Porque necesitamos una estabilidad de muchos años. Y no sólo de la administración estatal, también de la autonómica y la municipal. Además, dentro de esa política de ayuda, algo en lo que incidimos es que es muy necesario un cambio en la normativa de contratación del Estado.

-¿En qué sentido?

-En este momento la dificultad de una librería para ser contratada por una biblioteca es que tiene que enfrentarse con grandes grupos de venta directamente de las editoriales. Son una competencia muy desleal para las librerías. Tradicionalmente estas han servido de libros a las bibliotecas de cercanías, y nosotros defendemos que eso siga siendo así porque se establece un vínculo entre la librería, el barrio y la zona dónde actúa como elemento que fomenta la lectura.

-Y en la actualidad, ¿cómo se produce esa compra de libros de las bibliotecas?

-A la parte privada del sector editorial se le reconoce, como a las bibliotecas, un papel de fomento de la lectura en la Ley del Libro. Nosotros defendemos que pueda ser así. Por problemas con una directiva poco clara en la que se intentaba fomentar el comercio de cercanías el efecto que se ha causado en la Ley del Contrato es justo el contrario al que se pretendía. Cuando se sacan a grandes concursos públicas las dotaciones a bibliotecas y acceden a la compra sólo grandes grupos o muy grandes librerías, incluso en muchos casos librerías que no son tales, eso nos preocupa. Lo ideal sería que las bibliotecas comprasen en librerías de cercanía dentro de lo posible, igual que las universidades y otros centros de las administraciones públicas.

-Se puede dar algún nombre de los grandes centros de venta que no son librerías aunque vendan libros a las administraciones públicas.

-No, no puedo ni debo dar nombres privados. No creo que corresponda pero es cierto que cuando una administración autonómica realiza compras y deja la responsabilidad de las mismas en la biblioteca, esta suele adquirir los lotes de libros en las librerías de cercanía. Cuando sale a grandes concursos públicos con un volumen alto, se ofrecen servicios añadidos que son descuentos encubiertos y ahí entran en juego otro tipo de empresas que no son librerías. Por eso entendemos que es una competencia no leal. Nosotros hacemos el trabajo de base de colaboración con las bibliotecas pero finalmente las ventas se dirigen hacia otros espacios.

-¿Eso es así en el caso de las administraciones autonómicas?

-No, en unos casos es el Gobierno central, en otro el autonómico y otras veces son los ayuntamientos. Pero hay que sacar a concurso público cualquier compra por encima de los 15.000 euros. Eso limita la capacidad de la biblioteca de decidir con facilidad como se realiza la compra. Ese es el resumen técnico de la cuestión.

-¿Tienen potestad absoluta para la elección de títulos? ¿Se puede correr el peligro de temer a la uniformidad, como ocurre con la exhibición de películas y los títulos?

-Se trata de un problema de presupuesto de las bibliotecas. Librerías y bibliotecas vamos de la mano y tenemos los mismos intereses, que son los de la lectura. Lo fundamental es que las bibliotecas tengan más presupuesto y por tanto puedan, no sólo recurrir a los títulos más solicitados, también completar con fondos de mayor calidad. Sabemos que las bibliotecas están realizando un trabajo enorme con un presupuesto muy exiguo.

-¿El peligro de la uniformidad entonces se descarta?

-Lo que sí es cierto en ese sentido es que toda la publicidad e información que sale en los medios de comunicación se dirige a un número determinado de títulos que son los que más se veden. Existen estrategias comerciales para conseguir que un libro se convierta en un superventas en poco tiempo situándolo en sitios estratégicos grandes superficies y grandes almacenes. Además se maneja listas de los más vendidos que cotejamos con nuestros datos y no son del todo ciertas. Nosotros hace tiempo que fabricamos una herramienta que informa de los libros que suponen entre el 50 o el 65% de las ventas. Esa información se la facilitamos a los medios de comunicación y se puede consultar de forma pública en nuestra web todostuslibros.com.

-Las librerías más pequeñas serán entonces fundamentales para la supervivencia de las pequeñas editoriales.

-Son vitales. Es ahí donde entendemos que está la bibliodiversidad. No estamos en favor de unos y en contra de otros pero consideramos fundamental que existan editoriales pequeñas y medianas de carácter independiente que publican otras cosas. Las grandes y las pequeñas editoriales se complementan.

-¿Cómo conocer esas pequeñas joyas?

-Nosotros tenemos una herramienta de información que es la página web es loslibrerosrecomienda.com. Ahí se recogen las mismas recomendaciones que los libreros hacen en sus librerías.

-¿También se están organizando para poder ofrecer servicios de venta online de libros?

-Sí. Ambas páginas web están vinculadas y son herramientas colectivas de todas las librerías que quieran participar, pero diferentes e independientes. Y, sobre todostuslibros.com es una web de búsqueda: te dice las librerías que tienen ese título en España. A partir de ahí puedes ir a la librería a comprarlo y si la librería tiene página web, pedirlo al establecimiento y que te lo manden a casa. Para 2020 queremos que funcione como una gran plataforma de venta, como están funcionando las grandes plataformas.

Themes
ICO