Spain

Una mesa larga, mirada de lobo

Érase una vez un presidente del Gobierno, un president de la Generalitat inhabilitado por el Tribunal Supremo y un imputado por diseñar la hoja de ruta del golpe que se reunieron, junto con otros 13 cargos públicos, para jugar a mirada de lobo en torno a una mesa en Moncloa. La exigencia de ejemplaridad se quedó en la época anterior. En total, 15 dialogadores. Sánchez le toma el gusto a los órganos multitudinarios. El objeto de la reunión, que carece de anclaje institucional, es compatibilizar,

Para seguir leyendo, hazte Premium

¿Ya eres Premium? Inicia sesión

Mensual

Oferta de lanzamiento

después 7,99 €

Conforme a los criterios deThe Trust Project

Saber más