Argentina
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Asi se prepara Sergio Massa para el debate: evitará confrontar y defenderá su gestión en Economía

Asi se prepara Sergio Massa para el debate: evitará confrontar y defenderá su gestión en EconomíaSergio Massa en el acto frente al Congreso por Ganancias.

Sergio Massa sabe que su condición de ministro de Economía lo convertirán en un blanco predilecto de sus rivales en el debate, que tendrá precisamente a la economía como uno de los tres ejes temáticos. No desespera. Tampoco por el dólar a más de $800 y la inflación interanual del 113% en julio.

El candidato presidencial de Unión por la Patria se dedicó jueves y viernes a ensayar en una productora de televisión, en Chacarita. A la presidenta de diputados Cecilia Moreau le tocó interpretar a Patricia Bullrich y el gobernador de Salta Gustavo Sáenz tuvo que hacer las veces de Javier Milei, aunque hubo relevos.

En el medio, Massa se hizo tiempo para celebrar la reforma de Ganancias con la CGT y los movimientos sociales -que llevaron menos gente de la esperada- y de reunirse con Roberto Lavagna, que suena para volver a integrar sus equipos económicos si es electo. A horas del debate, el ex ministro compartió con el candidato su visión sobre las últimas medidas económicas, que para la izquierda son insuficientes y para el grueso de JxC un aventón hacia la hiperinflación. En los últimos días, el peronismo dejó correr los trascendidos de que el ministro podría utilizar el encendido del debate para buscar un golpe de efecto y adelantar quién ocuparía su cargo actual en su eventual gobierno. En el comando de campaña de Unión por la Patria afirman que todavía hay tiempo para decepcionar aliados.

Este sábado, ya instalado en Santiago del Estero, adonde a las 19 recorrió el auditorio del fórum le tocaba una última prueba. El consultor catalán Antoni Gutiérrez Rubí, que ahora comparte cartel con Edinho Silva -quien trabajó en la campaña de Lula y se instaló en Buenos Aires con parte de su equipo y la experiencia de de haber enfrentado dos veces a Jair Bolsonaro monitorearon la estrategia. Malena Galmarini y Santiago García Vázquez, a cargo de la comunicación estratégica de Massa, y el vicejefe de Gabinete Juan Manuel Olmos también supervisaron los ensayos y la táctica discursiva.

Massa evitará, como hasta ahora, mostrarse demasiado agresivo con Milei o con Patricia Bullrich. En el peronismo confían en recuperar votantes entre los electores del libertario. Por eso describe como interesantes las ideas del candidato más votado en las primarias y se permite pensar en voz alta qué pasaría si fueran implementadas, si la Argentina rompiera relaciones con sus principales socios comerciales o si se habilitara la venta de órganos. Axel Kicillof ha mostrado una estrategia divergente. Cerca de Massa aseguran que el candidato insistirá en no agraviar al adversario con el que eligió polarizar.

El ministro de Economía se cuida también de limitar sus ataques a Bullrich, porque se imagina tratando de seducir a un sector de sus votantes en el balotaje.

En el equipo de Massa creen que la ex ministra de Seguridad ha cometido el error de recostarse sobre el antikirchnerismo, como prueba su último spot, y que por eso no resultará creíble cualquier apelación que haga para una convocatoria más amplia a otros sectores.

Con ese diagnóstico, Massa llevara a Santiago del Estero su promesa de un gobierno de unidad nacional, que repitió frente a la CGT y el domingo pasado, en Salta, frente a gobernadores de la UCR. El momento oportuno para impulsar esa idea será durante el bloque dedicado a Derechos Humanos y convivencia democrática, incluido por el voto de usuarios en Internet. “Hay que evitar una lógica de una nueva grieta. Hay que hablarles a los argentinos de la importancia de ir todos juntos”, resume un estrecho colaborador de Massa.

El ministro candidato defenderá su gestión al frente de la Cartera económica y responderá a quienes lo señalan de haber emitido sin control. Planteará otra vez que su gestión trajo alivios a las imposiciones del FMI que él no trajo.

Lejos del cuerpo a cuerpo, pero con la pretensión de mostrar capacidad de diálogo, firmeza y liderazgo, tres atributos que su equipo quiere poner en valor, el candidato oficialista se mostrará propositivo. Para el eje temático de Educación sugerirá la creación de carreras más cortas integradas con tecnologías y hasta el fomento de las pasantías, que hasta hace poco eran resistidas por un sector del oficialismo.

En el equipo massista recuerdan que el candidato ya tiene experiencia en dos debates. En el de la PASO de 2015, que protagonizó con José Manuel de la Sota, histórico aliado del también candidato presidencial Juan Schiaretti; y en las generales de ese año, cuando Daniel Scioli estuvo ausente, un detalle que Massa explotó entonces.

En la mesa chica del Frente Renovador no creen que los debates puedan incidir demasiado. “Terminan siendo previsibles. No cambian mucho, salvo en alguna frase o momento que queda grabado. Está más vinculado al control emocional de no enojarse y cometer un error grave”, señala una voz autorizada. Massa busca mostrarse centrado y en el centro del arco político.

Con el aval de Bullrich, Milei logró que la Cámara electoral lo habilitara a usar sus apuntes. “Sergio no necesita un machete. En capacidad y conocimiento de la gestión pública, los debería pasar por arriba”, refuerzan sus laderos.

Guido Carelli Lynch
Guido Carelli Lynch

Encargado de sección Política, acreditado en Casa Rosada @guidocarelli

Recibí en tu email todas las noticias, coberturas, historias y análisis de la mano de nuestros periodistas especializados

QUIERO RECIBIRLO
Newsletter Clarin