Argentina

Audi Q8: un SUV de alta categoría y con tecnología de avanzada

Audi no fue la primera marca de lujo en ofrecer un SUV. De hecho, del trío premium alemán fue la última en subirse a la ola. Pero fue la compañía de los cuatro anillos la que explotó más rápidamente el potencial que tienen hoy los vehículos de este tipo.

La obra cúlmine hasta la fecha es el Q8, el modelo que mezcla distintos conceptos y que es un verdadero compendio de tecnología a disposición del confort, el lujo y un manejo seguro.

La plataforma sobre la que se construye este SUV es la misma sobre la que se fabrican los modelos más caros y exclusivos del Grupo Volkswagen, conglomerado automotor al que pertenece Audi. Sobre la base que se hace el Q8 se produce el Q7, el Volkswagen Touareg, el Bentley Bentayga, el Lamborghini Urus y el Porsche Cayenne. Dicho de otro modo, buena parte de los SUV más deseados y avanzados del mundo se hacen sobre la plataforma MLB Evo. Y por supuesto que dentro de ese selecto grupo está el Q8.

Audi Q8. Sistema de propulsión mild-hybrid, tracción integral, y ruedas traseras que giran levemente.

Audi Q8. Sistema de propulsión mild-hybrid, tracción integral, y ruedas traseras que giran levemente.

Se trata de un vehículo muy grande en términos nominales: mide 5 metros de largo y 2 metros de ancho. Pero no parece tanto desde la idea que transmite su diseño: su tamaño deja de ser bruto con el estilo de SUV cupé.

Este oxímoron reúne la deportividad históricamente buscada por la industria automotriz, representada en los trazos que dan una idea de silueta de cupé, y en el símbolo de aventura y estatus en el que se ha convertido un vehículo 4x4. Ese círculo, en este caso, lo cierra una marca premium como Audi.

El Q8 también incluye “el último grito de la moda” en materia de propulsión. Usando el término “mild-hybrid” o “hibridación suave”, este modelo combina un motor de combustión con otro eléctrico, aunque con protagonismos distintos a los de un híbrido convencional.

El motor naftero es un V6 de 3.0 litros con turbo que entrega 340 caballos de fuerza. El sistema eléctrico está compuesto por un “tendido” de 48 voltios (conserva también el de 12V), una batería de iones de litio y un pequeño motor eléctrico de 16 caballos de fuerza, cuya principal función es funcionar como motor de arranque y como generador.

Pero esta hibridación suave también permite que el sistema Stop&Start, que apaga el motor térmico cuando se detiene la marcha y lo vuelve a encender cuando la retoma, funcione por debajo de los 22 km/h.

Además, entre los 50 y los 160 km/h, puede avanzar con el motor apagado por unos 40 segundos: con velocidad estabilizada, una pequeña vibración en el pedal del acelerador avisa que el sistema está listo para desconectar el motor térmico.

Audi Q8. Sistema de suspensión neumática que modifica su altura en función de la velocidad.

Audi Q8. Sistema de suspensión neumática que modifica su altura en función de la velocidad.

El resultado de todas estas acciones se traducen en un ahorro de 0,7 litros de combustible cada 100 kilómetros. No es un dato menor para un modelo de casi 2,2 toneladas de peso.

Pero el mayor beneficio pasa por otro lado y tiene que ver con la reducción de impuestos que obtiene por ser considerado un modelo “amable con el medio ambiente”. En algunos casos ese beneficio es desproporcionado, ya que, en nuestro país por ejemplo, un “mild-hybrid” paga solo un 5% de arancel de importación (en lugar del 35% que abona cualquier modelo extrazona), lo mismo que un híbrido y apenas un poco más que un eléctrico (2%).

En el funcionamiento no es mucho lo que puede notar el conductor más allá de esa vibración en el pedal del acelerador. El Q8 empuja y con mucha fuerza. Sin embargo, esas reacciones no se representan con tironeos o respuestas torpes. Ante una aceleración intensa, este SUV genera un empuje instantáneo, progresivo y homogéneo que hace que no parezca un vehículo de ese porte. Y esta sensación aplica de igual manera yendo a bajas o altas velocidades. El rendimiento de la caja automática de 8 marchas colabora eficientemente en ese rendimiento.

Audi Q8. Interior con tres pantallas; una para el tablero y dos para la consola central

Audi Q8. Interior con tres pantallas; una para el tablero y dos para la consola central

El Audi Q8 se ofrece con tracción en las 4 ruedas y ruedas traseras directrices, es decir, que tienen un pequeño giro al mover el volante: a baja velocidad lo hace en dirección contraria a las delanteras y a alta velocidad en la misma dirección.

La suspensión que trae es neumática y su altura puede ser modificada a elección del conductor o en función de la opción de manejo que se elija:Off Road/AllRoad, Efficient, Confort, Auto o Dynamic. Y es la suspensión la responsable de que el paso por una superficie despareja no se transmita tanto, más aún con esas gigantescas ruedas de 21” que trae. También es la que permite que la carrocería no se incline tanto al doblar.

Por dentro es muy amplio, tanto adelante como atrás, y soberbio en términos de calidad y tecnología. Sus tres pantallas, una de tablero de instrumentos y dos en la consola central, dan un ambiente futurista que se ve y se siente: las pantallas táctiles con capacidad háptica, que produce sensaciones en el tacto casi como si fuesen comandos físicos.

Audi Q8. Uno de los vehículos más exclusivos de nuestro mercado. Su gama arranca desde US$ 172.500

Audi Q8. Uno de los vehículos más exclusivos de nuestro mercado. Su gama arranca desde US$ 172.500

Control de velocidad crucero adaptativo, sensores de puntos ciegos, freno autónomo de emergencia, cámaras de vista 360° y otras asistencia al manejo completan el menú de sistemas de seguridad activa.

Su precio en nuestro mercado es de 176.000 dólares. Y aunque resulte una exorbitancia para la mayoría del público y que resulte difícil mensurar la calidad y la tecnología, el Audi Q8 es uno de los vehículos más avanzados y exclusivos que se pueden conseguir en nuestro mercado.

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Rooney on the possibility of a move to Barca in the 2010/11 season: Thinking about it. Could fit in perfectly
Hooray, in England they will let the audience into the stands again! While up to 4 thousand and not everywhere, but the clubs are happy 😊
Solskjaer about the match with Istanbul: these are the Champions of Turkey, it will be difficult
Gasperini on the nomination for the best coach of the year award: If we beat Liverpool, maybe I'll get a few votes
Julian Nagelsmann: Leipzig want to give PSG that final feeling they are talking about
Tuchel Pro Champions League: Match with Leipzig - the final of our group
Antoine Griezmann: it's Time to put everything in its place. I've had enough