Argentina

Boca, en medio de la reconstrucción: en la era pos Tevez ve rasgos y nombres alentadores, pero también signos de interrogación

Norberto Briasco, un 9 que no es 9 pero que todavía no pudo convertir goles con la camiseta de Boca
Norberto Briasco, un 9 que no es 9 pero que todavía no pudo convertir goles con la camiseta de BocaPrensa Boca

Acaso la síntesis exacta del presente de Boca haya quedado atrapada en aquel manojo de palabras que brotaron de los labios de Jorge Bermúdez en la antesala del vestuario visitante del estadio Mario Alberto Kempes. Cuando todavía no había empezado a rodar la pelota bajo el sol cordobés el Patrón entregó tres frases como una declaración de principios: “Estamos orgullosos de lo que hicieron los chicos en los partidos con Banfield y San Lorenzo”; “Nos sentimos ilusionados con la llegada de Ramírez y de Advíncula (intentarán que el peruano Luis Jan Piers Advíncula Castrillón sea habilitado en las próximas horas para que pueda estar este miércoles ante River)” y “prefiero no hablar de Sebastián Villa…” El colombiano integrante del Consejo de Fútbol no hizo más que alinear los conceptos.  Porque cuando conviven el orgullo, la ilusión y el silencio se atraviesa por una etapa inequívoca: la de reconstrucción.

El Superclásico inminente, por los octavos de final de la Copa Argentina y programado para el miércoles a partir de las 19 en el Único de La Plata, encuentra al equipo de Miguel Angel Russo parado frente al espejo, reconociendo rasgos alentadores pero también observando indisimulables muecas de preocupación.

Los números de dos tonos en homenaje a los estampados que lució el Boca del Toto Lorenzo exactamente 43 años atrás, cuando atrapó la primera Copa Intercontinental frente al Borussia Mönchengladbach, no le imprimieron precisamente inspiración a Boca frente a Talleres. Le costó construir juego en el medio, en donde lo mejor pasó por la sociedad Ramírez-Molinas, exhibió impericia a la hora de quedar en situación de gol y si bien no pasó mayores sustos, tuvo en Agustín Rossi el punto de rendimiento individual más alto, sobre todo por ese disparo de Carlos Auzqui que neutralizó a los 4 minutos de juego que bien pudo cambiar el rumbo de la tarde.

Este nuevo empate sin goles se transformó en otro eslabón de una cadena que ya lleva 13 partidos con un solo triunfo (y con pocos goles; y lo que es peor, con pocas luces) desde el 4 de mayo, cuando Boca perdió con el Barcelona de Ecuador por 1-0 por la Libertadores. Cuatro días después cayó otra vez 1-0 ante Patronato por la Copa Diego Maradona, y el 11 de ese mes sufrió un nuevo 1-0 frente al Santos. El 16 igualó 1-1 con River (el 4-2 a favor en la definición por penales, espantó cualquier atisbo de inquietud), el 20 de mayo fue 0-0 con Barcelona y el 26 llegó la única victoria en este tobogán: fue 3-0 contra The Strongest. Después, se volvieron a evaporar los triunfos: el 31 de mayo fue 0-0 con Racing (y caída por 4-2 en penales), el 13 de julio 0-0 en la ida con Mineiro, el 16 por la primera fecha del actual torneo de la Liga terminó 1-1 con Unión, el 20 fue otro 0-0 con los brasileños en Belo Horizonte (derrota por 3-1 en penales), y entonces emergió la eliminación, el escándalo y el aislamiento. Jugaron los pibes de la Reserva y a pesar de la muy buena imagen que dejaron (sobre todo contra Banfield), igualaron sin goles el 24 de julio en el Sur y cayeron por 2-0 el 27 de local ante San Lorenzo.

Esta nueva igualdad sin tantos en Córdoba queda enmarcada con un Boca fuera de la Copa Libertadores, ubicado allá en los escalones más bajos de la tabla en la Liga, y ante un nuevo Superclásico que asoma como un salvavidas para transitar sin nubarrones el camino que queda hasta fin de año. Talleres, con un orden general y con un inquieto Diego Valoyes se las arregló para dejar atrás su irregularidad reciente y complicarle la vida a un visitante que necesita con urgencia definir su nuevo perfil.

Claro que para los días por venir Boca tiene nombres propios que invitan al entusiasmo. Juan Ramírez, el ex San Lorenzo que además fue compañero de Riquelme en Argentinos) debutó con la camiseta de Boca exhibiendo destellos de su calidad. Lástima por él que no definió la situación más clara en el Kempes. Después contó: “Llegué el jueves y con un par de prácticas me sentí bien en el grupo. Me quedé amargado por esa jugada: me la pidió Cristian -Pavón- y son esas decisiones que toma uno en milésimas de segundo”. Así como pudo destacarse Ramírez desde la izquierda, también supo diferenciarse del resto Aaron Molinas, el enganche de Lomas del Mirador que este lunes cumple 21 años. Otra promesa, Molinas, como varios de los chicos que aprovecharon su oportunidad cuando se les abrió la puerta de la vidriera ante Banfield y San Lorenzo.

La era pos Carlos Tevez marcó el adiós de varios integrantes del plantel (Wanchope, Andrada, Zárate, Buffarini, Más), Villa está en rebeldía… Y al mismo tiempo aparecen las posibles soluciones con los refuerzos y los chicos del club comandados por Sebastián Battaglia. En este conglomerado de nombres tiene que estar el Boca último modelo. Con sus propias características, claro. Como un auto de una firma clásica. Con nuevo perfil para sostener a la vieja identidad. No es poco, desde ya. Pero de eso se trata siempre la reconstrucción.

Conforme a los criterios de

Conocé The Trust Project

Football news:

Salah deserves one of the biggest salaries in the Premier League. I feel sorry for Mo when the championship is tied with Alisson and van Dijk. Carragher on Liverpool
Ander Herrera: Messi does not relax even during the rondo. That's why he is the best for 15 years
Gian Piero Gasperini: Miranchuk is not a leading player of Atalanta, but he can be one
The president of the Legion-Dynamo about the negotiations with Khabib: We left the issue for the winter. He knows that we are hoping and waiting for him
Mino Raiola: De Ligt may change clubs in the summer. But he and Romagnoli can play for Juve together
Tuchel paid for the operation for the child of his housekeeper in Paris and bought her a house before leaving PSG
These guys are younger than Ronaldo and played with him, but they are already finished. And he is not going to