Argentina

Boca y Russo: los aspectos que preocupan y los que generan esperanza de mejorar

Boca lo sabe. La crisis futbolística es evidente y encadena situaciones impensadas, que rozan el papelón. La agónica victoria ante Claypole, un equipo que recién ascendió a la Primera C y que este miércoles volvió a jugar de manera oficial luego de 46 días, es solo un eslabón más.

Lo vivido en la Copa Argentina se suma al discreto 1 a 1 con Banfield, que terminó con vuelta olímpica en San Juan gracias a los penales. Al desalmado 0-3 en San Pablo ante Santos, por las semifinales de la Libertadores. Y al olvidable 0-1 con Inter en la Bombonera, también por la Copa, sólo con final feliz también gracias a los penales.

En ese contexto, ¿cuáles son las urgencias que tiene el equipo de la Ribera para salir a flote? ¿De dónde puede agarrarse para evolucionar y en dónde debe mejorar para dejar atrás sus puntos débiles?

La preocupación de Russo

El experimentado entrenador dirigió este jueves la práctica en Ezeiza con la preocupación lógica por el mal juego de su equipo ante Claypole. Y aunque sorprendió que se retirara del estadio de Lanús sin hacer declaraciones, sabe que el fútbol da revancha rápido.

Por eso, el foco ya está puesto en lo que viene: el partido del domingo frente a Vélez en Liniers, con la casi confirmada vuelta de Carlos Tevez, y el superclásico del domingo siguiente, frente a River en la Bombonera. El ídolo hizo fútbol y se mostró en muy buen estado, más allá de que hacía casi dos semanas que no se entrenaba con sus compañeros.

Por la tarde, en una reunión que ya estaba programada desde antes del juego con Claypole, el director técnico se juntó, como es frecuente, con el Consejo de fútbol que dirige Juan Román Riquelme. Además de hablar de la actualidad del equipo, analizaron la posibilidad de incorporar un refuerzo por la lesión de Eduardo Salvio, quien se tendrá que operar de los ligamentos cruzados de su rodilla izquierda y estará inactivo durante al menos seis meses.

El tridente colombiano

En el último cuarto de siglo, un refuerzo colombiano fue sinónimo de éxito para Boca. El inolvidable trío compuesto por Córdoba, Bermúdez y Serna les abrieron las puertas a otros compatriotas que, sin los laureles de aquellos, se destacaron.

En la actualidad un tridente colombiano aparece como uno de los aspectos rescatables del Boca actual. La conexión Fabra-Cardona-Villa, por el carril izquierdo, le ofrece al equipo variantes, sorpresa y explosión al ataque.

Es cierto: si se apaga Cardona, el equipo se desmorona. Las estadísticas así lo reflejan. Según datos de la empresa OPTA, En sus últimos 5 partidos, Cardona marcó dos goles, metió 5 asistencias y 15 pases clave que iniciaron o formaron parte de una jugada ofensiva. Aún con sus lagunas, es una pieza clave.

La ilusión de los juveniles

De los 24 futbolistas citados para el partido ante Claypole, 10 surgieron de las Inferiores Xeneizes. A ellos se puede sumar a Gonzalo Maroni que, si bien ya había debutado en el ascenso con la camiseta de Instituto, su estreno en la máxima categoría fue con la casaca de Boca.

Los casos de Medina, Zeballos, Varela, Obando, Vázquez y Capaldo, entre otros, no son casuales. A diferencia de otras épocas, todos los que piden pista son observados y analizados, y de a poco se van ganando un lugar, en busca de algo donde en la historia reciente el club falló: la consolidación de sus chicos.

El curioso caso del lateral derecho

En agosto de 2020, Boca tenía al menos tres futbolistas que podían jugar como laterales por derecha: Julio Buffarini, Leonardo Jara y el juvenil Marcelo Weigandt. A los primeros dos se les informó que no seguirán en el club después de junio de este año. Sin embargo, no juegan. Y el chico fue cedido a préstamo a Gimnasia y Esgrima La Plata. Conclusión: Russo debió improvisar con Nicolás Capaldo de 4, una posición infrecuente para él y a la que se está adaptando durante la competencia. En el medio, la cuota de mala suerte: el lateral colombiano Felipe Román no pasó el examen médico y no pudo sumarse al plantel.

Es llamativo: la situación de Jara y Buffarini es idéntica a la de Emmanuel Más, otro que tendrá que hacer las valijas en el próximo mercado de pases. Sin embargo, el lateral izquierdo no solo sigue alternando la titularidad con Fabra, sino que anteanoche fue el capitán del equipo.

También la zaga central sintió el impacto. La dupla López-Izquierdoz había construido un buen triángulo de seguridad con Andrada como el vértice restante. Incluso, con gol en el área de enfrente. Pero de pronto salió Licha e ingresó Zambrano, parte involucrada en 9 de los 14 goles que recibió Boca con él en el campo. Eso astilló también la confianza, y los números así lo exponen: en lo que va de 2021, Boca recibió 12 goles en 9 partidos. Uno más de los 11 que había sufrido en los 27 encuentros de 2020.

El aspecto mental y emocional

¿Cómo vas a bailar después de anotar el gol del empate contra Claypole? ¡Tenés que agarrar la pelota y correr urgente al medio de la cancha, para tratar de meter el segundo cuanto antes!”, le confiesa a LA NACION alguien que camina a diario los pasillos de la Bombonera, en referencia a la celebración de Villa de anteanoche. Es apenas una anécdota, pero evidencia la confusión reinante en algunos de los jugadores.

A eso hay que sumarle el bajo rendimiento individual de varias figuras del equipo. Si en un momento la culpa era de Soldano porque no anotaba, nadie fue mejor cuando el ex Unión no jugó. El nivel de Mauro Zárate asombra. A años luz del que se lució en Europa o incluso en Vélez, el delantero anotó apenas un gol en toda la era Russo. Lo mismo ocurrió con Salvio, hasta su reciente nueva lesión. El año pasado se decía que estaba mal anímicamente por cuestiones familiares (se había separado de la madre de sus hijos). Se reconcilió, pero jamás recuperó el nivel que lo llevó a formar parte del plantel mundialista en Rusia 2018.

El que obtiene un balance positivo este contexto es Carlos Tevez. Que tuvo un gran 2020 y en el comienzo de este año sus actuaciones estuvieron claramente afectadas por el contexto familiar, debido a la compleja salud de su padre, que finalmente falleció hace dos domingos.

La buena noticia es que ayer realizó el entrenamiento completo Ramón Wanchope Ábila, quien se operó de una hernia inguinal a principios de este año, y existe la posibilidad de que vaya al banco de los suplentes en Liniers.

Conforme a los criterios de

Más información

Football news:

Yaya Toure sent Guardiola a letter of apology: I am waiting for a very long time for a response
Marcelino on the Spanish Cup: You can't win against Barca without suffering. They are used to winning finals
Koeman on the future: It's strange to have to answer such questions. We had a 19-match unbeaten streak
Hans-Dieter Flick: After relegation from the Champions League, I can't sleep well. My eyes can confirm that
Tuchel is Interested in the option of inviting Varane to Chelsea
Barry Ferguson on Kudela's ban for racism: 10 matches is ridiculous. It was necessary for a year
Saka-Europa League Player of the Week