Argentina

Con la fuerza del conjunto

Por concurrencia y por contenido, la jornada de la Asociación de Cooperativas Argentinas del miércoles pasado en Máximo Paz (sur de Santa Fé, a 70 km de Rosario y otros tantos de Pergamino) pasará a la historia como uno de los eventos más ricos que nos ha tocado vivir. Sin exagerar. Veamos.

Más de 800 productores de cooperativas de toda la región pampeana se apiñaron, a primera hora, para iniciar el ordenado recorrido (en grupos de 80) por las distintas estaciones donde se exhibían y explicaban las propuestas tecnológicas y comerciales de la entidad. Muchos vinieron en combis despachadas desde distintos puntos, algunos a más de 600 km del punto de encuentro.

El presidente de ACA, Claudio Soumoulou (a la vez titular de la Cooperativa de Máximo Paz –Coopaz, la anfitriona del evento-), brindó la bienvenida a cada grupo. Y de inmediato comenzaba el espectáculo de la tecnología. En cada estación, muchas novedades y bien explicadas.

Resumamos, porque es imposible abarcar todo. Suelos y fertilizantes. ACA es uno de los mayores operadores en fertilizantes de la Argentina. Frente a una calicata, mostraron la línea Premium “MicroEssentials” (en sus versiones SZ y S9, que implican agregado de azufre y Zinc). Los técnicos explicaron que estos productos logrados a través del proceso de “Fusión” aseguran una concentración constante de N, P, S y Zinc y una distribución homogénea en el campo, y exhibieron banners con resultados concretos. Impresionan.

El nuevo puerto que ACA va a inaugurar en abril en Timbúes, con una inversión de 180 millones de dólares.

El nuevo puerto que ACA va a inaugurar en abril en Timbúes, con una inversión de 180 millones de dólares.

Luego, control de malezas en soja, con distintas estrategias y amplia paleta de productos, formulados en la planta de agroquímicos de la compañía. Atrás y al frente del gazebo, los plots mostrando los niveles de control logrados. Paso siguiente, los híbridos de maíz, obtenidos en el criadero de ACA en Pergamino. Se exhibieron parcelas con manejos diferentes, Cada uno en dos niveles de intensificación tecnológica, y con resultados a la vista. Rindes de 13 a 16 toneladas por hectárea. Argentina año verde es aquí y ahora.

La siguiente estación, la de “Valor Ganadero”. La ganadería resume todo, desde el fertilizante y la semilla de maíz, hasta los sorgos graníferos y forrajeros, para pastoreo o corte. Pero también una canasta de insumos de alta tecnología, como el reconocido Ruter (madurador del rumen de los terneros, para destete hiper precoz). Pero también los co-productos de la fermentación del maíz de la planta de etanol de ACABio, de Villa María, inaugurada hace cinco años. Es la burlanda, que seca o húmeda ya forma parte de las raciones de la mayor parte de los tambos y feedlots. Y que también se exporta (la hemos visto en feedlots de Uruguay).

Luego, el Pentasilo. Es el silobolsa que produce ACA en la planta de General Pico. En este punto, se habló del compromiso con la sustentabilidad, para lo cual consideran clave el reciclado de las bolsas usadas, y también de los bidones de agroquímicos. Cuentan con una planta en Cañada de Gómez donde este año van a procesar 7.000 toneladas de polietileno de alta y baja densidad.

Y después de esta recorrida, el plato fuerte del día: el lanzamiento de “ACA Mi Campo”, una aplicación destinada a facilitar la gestión de los productores en todos los campos. La herramienta es simple y fácil de operar, y fortalece la vinculación de los productores con los técnicos de las cooperativas. Y se lanzó también “ACA Market”, una plataforma de comercio electrónico con más de 200 agroinsumos y la posibilidad de cerrar negocios online.

Mario Rubino (izq.), gerente general de ACA, y el presidente de la entidad Claudio Soumoulou.

Mario Rubino (izq.), gerente general de ACA, y el presidente de la entidad Claudio Soumoulou.

Tras la recorrida, buscamos al “factótum” del día, Claudio Soumoulou, quien ya había recibido y saludado a todos los grupos. Lo encontramos con Mario Rubino, gerente general de ACA. No podían disimular la buena energía que habían cargado con semejante concurrencia. Conversamos. Había más hilo en el carretel…

“Estamos cumpliendo 98 años –cuenta Mario Rubino--. Y lo vamos a celebrar inaugurando, en abril, el nuevo puerto de Timbúes. Es una obra monumental, clave para la logística de granos. En particular maíz, que viene creciendo a los saltos, pero también para soja”. Ya se está finalizando el anillo ferroviario, en el que unieron esfuerzos cinco empresas, lo que va a permitir bajar el costo del transporte y de carga en el puerto. Una inversión de 150 millones de dólares que llega en el momento justo. Y se vincula con el NEA y el NOA. “Con este, vamos a tener tres puertos: Quequén, San Lorenzo y Timbúes. Y tenemos que sumar el de barcazas de Puerto Vilelas (Chaco)”.

Además, están embarcados en la ampliación del 60% en ACA Bio, para llegar a 270.000 m3 año de capacidad productiva, a partir del último bimestre/2020. Y la Terminal Fertilizantes Necochea, donde participa con el 25% de una nueva empresa, capacidad de almacenaje de 60.000 ton de fertilizantes. Se pone en marcha en abril.

¿Y en este proceso, cómo los afectan los sucesos políticos y comerciales?

“Hacen ruido, por supuesto. Pero el sistema cooperativo va a salir fortalecido –coinciden-. Los productores saben defender su producción. El año pasado hicimos 21 millones de toneladas, en lo que va de la campaña ya llevamos 14 así que terminaremos con 23 o 24. Es un 18% de participación en un mercado de 150 millones de toneladas. En 1993/94 eramos el 8% de una producción de 40 millones”.

La clave está en los 600 puntos de acopio y las 12 millones de toneladas de capacidad de almacenaje fijo más los silobolsas, con enorme amplitud geográfica que permite originar para todas las fábricas y puertos”. Y, rematan, la gran fortaleza es la capacidad de originación, basada en dos sustancias que dominaron en la jornada de Máximo Paz: la paleta de productos y servicios, y la fidelidad de los productores.