En Argentina la cantidad de contagios superó los 700.000 durante el fin de semana (EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)
En Argentina la cantidad de contagios superó los 700.000 durante el fin de semana (EFE/Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)

El ministerio de Salud de la Nación informó este domingo que se registraron 8841 casos de coronavirus en las últimas 24 horas y que fallecieron 206 personas. Con estos nuevos datos, el total de infectados desde que comenzó la pandemia llegó a 711.325 y la cantidad de muertos ascendió a 15.749.

Del total de contagios desde que comenzó la pandemia, 565.935 son pacientes recuperados y 129.641 son casos actrivos. Además, de los fallecidos del último día, 110 hombres y 96 mujeres.

De los 110 hombres fallecidos, 35 son de la provincia de Buenos Aires, 30 de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), 1 de Chaco, 7 de Córdoba, 3 de Corrientes, 2 de Entre Ríos, 11 de Jujuy, 2 de Mendoza, 2 de Neuquén, 6 de Río Negro, 2 de Salta, 1 de Santa Cruz, 6 de Santa fe y 2 de Santiago del Estero.

De las 96 mujeres que murieron, 33 son de la provincia de Buenos Aires, 32 de la Ciudad de Buenos Aires (CABA), 10 de Córdoba, 7 de Jujuy, 2 de La Pampa, 2 de Río Negro, 1 de Salta, 1 de Santa Cruz, 7 de Santa Fe y 1 de Santiago del Estero.

En lo que respecta a los 8841 contagios del último día, 2947 son de la provincia de Buenos Aires, 628 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, 67 de Catamarca, 11 de Chaco, 100 de Chubut, 1577 de Córdoba, 49 de Corrientes, 85 de Entre Ríos, 1 de Formosa, 97 de Jujuy, 10 de La Pampa, 86 de La Rioja, 558 de Mendoza, 3 de Misiones, 181 de Neuquén, 200 de Río Negro, 244 de Salta, 65 de San Juan, 5 de San Luis, 77 de Santa Cruz, 944 de Santa Fe, 168 de Santiago del Estero, 86 de Tierra del Fuego y 552 de Tucumán.

En las últimas 24 horas fueron realizados 15.171 testeos y desde el inicio del brote se realizaron 1.905.361 pruebas diagnósticas para esta enfermedad, lo que equivale a 41.989,8 muestras por millón de habitantes.

El coronavirus sigue complicando diferentes localidades del interior, mientras la curva de contagios parece haberse estabilizado en el AMBA donde tuvo su foco de contagio. De todas formas, la curva sigue estando alta pero estable. Tanto en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires como en la provincia de Buenos Aires.

Una de las localidades del interior que se complicó es Ushuaia, donde volvieron a la Fase 1 de la cuarentena a raíz de un fuerte crecimiento de casos de Covid-19. La medida fue firmada por el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, y tendrá vigencia por ocho días hasta el domingo 4 de octubre.

“Durante los últimos días hemos visto con preocupación un aumento en los casos de contagios en Ushuaia. Las señales de alarma se encendieron ante una baja en la tasa periódica de duplicación de casos, con lo cual decidimos adoptar esta medida de neto corte preventivo”, explicó.

Según analizó, el avance de la enfermedad se produjo a raíz de “cierto relajamiento en las costumbres y cuidados por parte de la población, que evidencia el cansancio de una pandemia que nos viene azotando desde hace seis meses”. Y señaló que “esto trae aparejado un rebrote en los contagios, que pone en peligro el sistema sanitario y que nos lleva a tomar decisiones con la celeridad que la situación impone”.

Por otra parte, la provincia de Santa Cruz registró el sábado el récord de muertos en un día a causa del coronavorus con cinco nuevos fallecimientos, lo que agravó el cuadro de situación en el distrito patagónico, que ya acumula 61 decesos desde que comenzó la pandemia.

La situación sigue siendo crítica en muchas provincias del país (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)
La situación sigue siendo crítica en muchas provincias del país (EFE/ Juan Ignacio Roncoroni/Archivo)

La confirmación de que el ministro de Salud de Santa Cruz, Claudio García, dio positivo de coronavirus, sumado a que los intendentes de Río Gallegos y Los Antiguos ya avanzaron con el ibuprofeno inhalado como tratamiento, pese a no estar autorizado a nivel provincial, pintan un panorama desalentador.

En la otra punta del país la situación parece empezar a mejorar. Es el caso de Jujuy donde las escuelas, en todos sus niveles, reanudarán mañana sus tareas administrativas, esenciales y necesarias con los protocolos sanitarios para evitar la propagación del coronavirus, mientras que los alumnos retomarán la modalidad remota y a distancia de las clases, según una resolución del Ministerio de Educación provincial.

Jujuy continúa con sus actividades educativas presenciales suspendidas por el coronavirus y se mantiene la modalidad remota y a distancia del dictado de clases, que también se reanudarán mañana en forma virtual después del paréntesis de una semana por la Fiesta Nacional de los Estudiantes.

Seguí leyendo

Coronavirus en Argentina Pandemia Cuarentena Covid-19