Argentina

De tener una Pyme a subsistir con un plan: "Tengo $1.000 hasta fin de mes para mi familia y para mí"

Claudio Brito, 33 años, está casado con Gisela y tiene a Ludmila, una hija de diez, con quienes vive en su casa de Virrey del Pino, partido de La Matanza. Trabajó toda su vida, desde los 13 años, cuando debió abandonar el colegio para dar una mano a sus padres. Hace cinco años, después de ser despedido de una fábrica de zapatos, invirtió el poco dinero que cobró de la indemnización para encarar su propio emprendimiento: un servicio de lunch.

Como desde su adolescencia trabajó muchos años en panadería, aprendió el oficio y cómo preparar pan, facturas, tartas, pizzas y empanadas. Con la ayuda de su mujer, también hábil para la cocina, la pequeña empresa montada en su casa creció a gran escala gracias al boca a boca, la buena mano y, sobre todo, a multiplicar esfuerzos. Claudio y Gisela llegaron a tener 250 clientes y debieron abastecer cumpleaños, casamientos, fiestas, entre otros eventos. Estaban agotados pero felices. "A mi hija no le faltaba nada y podíamos ir al supermercado a comprar lo que quisiéramos".

A mediados de 2020, debido a la pandemia y a la cuarentena, Brito se vio forzado a bajar las persiana de su Pyme y rebuscársela con changas y hasta con un curso online de panadería. "Estoy desesperado, moví cielo y tierra pidiendo ayuda, fui al municipio, le escribí al intendente (Fernando Espinoza), llamé a las radios, busqué trabajo de lo que sea y nada de nada, ni siquiera me escuchan. No sé qué hacer, estamos esperando un bebé y ni siquiera pudimos hacernos un monitoreo porque no tenemos cómo pagarlo".

Claudio y Gisela se casaron hace diez años. Habían apostado a un emprendimiento casero, les fue bien, hasta que por la pandemia y la cuarentena se cayeron del sistema..

Claudio y Gisela se casaron hace diez años. Habían apostado a un emprendimiento casero, les fue bien, hasta que por la pandemia y la cuarentena se cayeron del sistema..

Mezcla de bronca, dolor e impotencia, escupe con indignación: "Tengo $1.000 hasta fin de mes, ¿cómo hago? Esto es insostenible". Brito se quiebra pero no quiere dar el brazo a torcer. Se acerca su hija y disimula, le hace un gesto de que está todo bien ante la mirada suspicaz de la pequeña."Yo cobro $9.000 del plan social Hacemos Futuro y mi esposa $2.700 por la Asignación Universal por Hijo (AUH). Estoy subsistiendo gracias a las cosas que fui vendiendo, acá tengo un celular que no uso y una vieja computadora, que pondré  la venta".

Desde hace meses que, dice, se están "desangrando para que entre un pesito más. Abrimos los cajones y buscamos a ver qué podemos encontrar, realmente se corta la respiración, me estoy enfermando de la cabeza y como yo hay mucha gente de mi barrio, del partido de La Matanza, que se siente abandonada y traicionada por este gobierno. Yo voté a Alberto Fernández y a Axel Kicillof y estoy sumamente arrepentido, porque son políticos que quieren humillar a su gente dándoles planes sociales y en el barrio todos agachan la cabeza y aceptan esas miserias sin chistar".

Brito dice que es peronista "un mal que me transmitió mi padre y siempre voté al peronismo y al kirchnerismo. En 2011 a Cristina, en 2015 a Scioli y en 2019 a Alberto. Pero se acabó, basta, ya no quiero saber más nada con ellos, no me representan, estoy cansado del fanatismo y de la falta de sensatez, Yo no quiero un plan social, yo quiero laburar como lo hacía hace un año, pero este gobierno miedoso se cagó en los trabajadores independientes. Yo tuve que vender las máquinas con las que trabajaba, ya no tengo el horno pizzero, ni la fiambrera, ni el proyector de imágenes con el que animábamos fiestas".

"Yo no quiero un plan social, yo quiero laburar como lo hice toda mi vida, pero este gobierno miedoso se cagó en los trabajadores independientes", exclama enojado Claudio Brito.

"Yo no quiero un plan social, yo quiero laburar como lo hice toda mi vida, pero este gobierno miedoso se cagó en los trabajadores independientes", exclama enojado Claudio Brito.

El no saber qué les deparará su vida es algo que angustia a Claudio y a Gisela. "Tenemos que ir a buscar un bolsón de viandas a un comedor social, que es donde colabora mi mujer y comemos lo hay y no llenamos de comida chatarra. Mi hija me pide leche, me pide un yogur y no puedo comprárselos, la tengo que contentar con una taza de mate cocido con treinta grados de calor. No le puedo comprar ni un alfajor a la nena, porque cada peso de los mil que tengo están destinados",

Desconcertado, Brito dice no entender el rumbo del gobierno. "Están en otra cosa, no registran a la gente, viven en una burbuja. Cómo nos han engañado a nosotros que somos pobres tipos que ponemos el lomo y queremos progresar. Yo soy peronista pero debo admitir que el mejor momento laboral que tuve fue durante el gobierno de Macri, por quien no tengo ninguna simpatía, pero él fomentó los emprendimientos y como yo salieron adelante muchos trabajadores autónomos".

En Navidad, soñando por un 2021 mejor. "Yo voté a Alberto Fernández y a Axel Kicillof y estoy sumamente arrepentido, porque son políticos que quieren humillar a su gente dándoles planes sociales".

En Navidad, soñando por un 2021 mejor. "Yo voté a Alberto Fernández y a Axel Kicillof y estoy sumamente arrepentido, porque son políticos que quieren humillar a su gente dándoles planes sociales".

Dice que le cuesta dormir pensando en su futuro hijo o hija, un misterio que aún no puede develar. "Para conseguir un turno con el obstetra en el Hospital Simplemente Evita tengo que ir la noche anterior y tener la suerte de que consiga los poquísimos que asignan. Tenés que quedarte toda la noche haciendo una cola para que después te digan 'ya no damos más turno'. Un sistema perverso y humillante. Lo he visto con mujeres embarazadas de siete y ocho meses, que se volvían llorando de impotencia". 

Añora los viejos no tan lejano tiempos la familia Brito. "Nos fuimos a Córdoba el verano pasado y la pasamos hermoso. Fuimos en nuestro autito, un Renault 19 modelo 1997 que tuve que vender meses atrás. Más que venderlo, lo regalé y me quiero morir, porque la desesperación te hace actuar desesperado. Yo lo anuncié en Facebook a $50 mil y pasaron los meses y un usuario me dijo: 'Tengo $10 mil, ¿te interesa? Y yo estaba angustiado, cortando clavos y se lo vendí", respira hondo y traga bronca, se contiene.

"Quedarte sin las máquinas con las que trabajaba, sin el auto con el que te movilizabas para el delivery y para algún paseíto, vender un celular y una vieja computadora... ¿adónde voy a ir a parar? ¿Qué esperan, que me pegue un tiro?¡Qué Argentina le espera a mi hija de 10 años que estuvo un año sin clases...! ¿Y a la criatura que está por venir?  No tengo cara para mirarla a mi hija y por el amor de Dios no quisiera que crezca viendo a sus padres cobrando planes sociales, las limosnas del Estado, Sería lo más vergonzoso para mí".

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Werner on Chelsea: The period when I didn't score was the worst of my career
Ole Gunnar Solskjaer: You're in the wrong place if you're at Manchester United and you like to lose. I may be the worst loser in the club
Ko vid-masks of the Leopard are recognized as the best in Spain. Efficiency - 94%
Klopp admitted that he considered the option of Trent and Robertson in the center of the Liverpool defense
Inzaghi on 0:2 with Bologna: Lazio should react differently to a missed goal after an unforced penalty
Tuchel admitted that PSG tried to sign Bruno: they fought hard to get him
Ex-referee Andujar Oliver: Messi did not deserve a second yellow for fighting Kunde. The first one was already excessive