Argentina

Débora Pérez Volpin: indagan a la jefa de las instrumentadoras, un testimonio clave en el juicio por presunto encubrimiento

La investigación por la muerte de Débora Pérez Volpin aún tiene algunos cabos sueltos que la Justicia ahora intenta cerrar. Porque además del endoscopista, Diego Bialolenkier -condenado a tres años de prisión condicional por homicidio culposo- y la anestesista Nélida Puente -que también estaba imputada por lo mismo pero que fue absuelta-, la fiscal del caso denunció por encubrimiento y falso testimonio a varios médicos y directivos del Sanatorio La Trinidad. 

En este nuevo caso ya declaró la instrumentista Miriam Eliana Frías como imputada por falso testimonio. Y este miércoles es el turno de la jefe de ella, Claudia Esther Balceda. El abogado Diego Pirota -que representa a la familia de Pérez Volpin- dijo a Clarín que "ella terminó admitiendo que el equipo que se usó con la periodista no fue el entregado a la Justicia sino otro, más moderno". Está acusada también de falso testimonio.

En la declaración indagatoria, a los convocados se los interrogará en su carácter de imputados de uno o varios delitos. Ellos podrán negarse a declarar y, de hacerlo, no tendrán obligación de decir la verdad. Lo habitual es que tras una indagatoria el juzgado actuante resuelva si procesa o no a los imputados.

Cuando declaró en el juicio por mala praxis, Balceda dijo que cuanto entró a la sala no pudo reconocer a la periodista porque estaba completamente desfigurada por la hinchazón. "Cuando la vi pensé que de ninguna manera tenía posibilidad de sobrevida. Estaba cianótica (de color azulado), tenía el abdomen muy inflado y estaba en asistolia (sin actividad eléctrica en el corazón). Ya estaba muerta hace un rato", dijo frente al juez.

Lo que pensó en ese momento fue que la paciente había sido erróneamente intubada en la vía digestiva (en vez de a la respiratoria, como corresponde para asistir la respiración) y que eso había producido la entrada masiva de aire.

Su relato, al igual que el de la mayoría de los testigos, ubica a la doctora Puente en la cabecera de la camilla intentando recuperar la vía área de la paciente y a Bialolenkier situado en el lugar, pero sin hacer nada específico.

El endoscopio entregado a la Justicia por el Sanatorio de la Trinidad de Palermo.

El endoscopio entregado a la Justicia por el Sanatorio de la Trinidad de Palermo.

Según el abogado de la familia Pérez Volpin, Balceda habría admitido que el endoscopio que la clínica le dio a la Justicia no era el que se usó durante la intervención a la periodista. Por eso, después de la sentencia a Bialolenkier, la fiscal que investigó la muerte de la periodista, Nancy Oliveri, la acusó de falso testimonio.

En la indagatoria de este nuevo juicio, Frías insistió en su testimonio original y aseguró que no recuerda nada de lo que ocurrió en la sala donde se realizó la cirugía, pese a haber sido la única persona que estuvo durante el estudio endoscópico junto con los médicos.

Débora Pérez Volpin murió hace dos años mientras le practicaban una endoscopía en el sanatorio La Trinidad.

Débora Pérez Volpin murió hace dos años mientras le practicaban una endoscopía en el sanatorio La Trinidad.

También confirmó que luego de la muerte de Pérez Volpin, y cuando ya había dado su testimonio en la Justicia, fue acompañada por su jefa, Claudia Balceda a la oficina del director de la clínica, Eduardo Cavallo (también imputado). Nunca lo había visto antes. dijo.

El jueves pasado la jueza en lo criminal y correccional María Fabiana Galletti, a cargo del caso, indagó durante casi cinco horas a Roberto Martingano, director médico del sanatorio La Trinidad cuando se registró la muerte de la legisladora, denunciado por supuesta obstaculización de la investigación penal sobre la muerte.

Martingano, asistido por el abogado Carlos Froment, negó todo tipo de responsabilidad en el hecho, dijo que no tiene intereses personales ni es el dueño del sanatorio, que el aparato que se empleó para videoendoscopia funcionaba bien y que se siguió utilizando tras la muerte de la periodista.

De acuerdo a las normas legales, cuando se complete la ronda de indagatorias, la magistrada dispondrá de un plazo de 10 días para resolver las respectivas situaciones procesales de los imputados.

DD