Argentina

Después de una semana caliente, ¿qué puede pasar con el cepo y el dólar?

En 2001, Diego Maradona dijo algo que muchos habrán pensado esta semana tras los anuncios del dólar. “Este país es el mismo partido que lo pasan cuarenta mil veces en diferido de madrugada. Te quedás viéndolo y sabés qué va a pasar”. Luego de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, ratificaran que no habría cambios en el cepo, sucedió finalmente lo contrario. La pregunta ahora es, ¿cómo sigue el dólar?

Para las autoridades, las medidas surgirán efecto. Los analistas, en cambio, dudan. Dicen que será importante ver qué pasa desde mañana en el mercado. Si se indaga acerca de qué podría suceder si las reservas siguen cayendo, las respuestas son: más cepo o desdoblamiento.

Para Jorge Carrera, economista y vicepresidente segundo del Banco Central, las nuevas regulaciones servirán de puente entre el estado actual de la demanda y oferta de divisas, con la época de fin de año. “El anuncio llegó a tiempo porque la idea es arribar a dicembre-marzo que es la temporada alta de los ingresos de dólares”, dice el funcionario. Con la demanda y oferta de dólares más estabilizada, no haría falta usar reservas.

El banco siguió sin embargo vendiendo dólares tras las medidas. Carrera explica que la apuesta es cerrar la canilla de los dólares que se están yendo por la cancelación de deuda en moneda extranjera de las firmas privadas. Calcula que en estos meses hubo un desendeudamiento de firmas “por casi US$ 16.000 millones, que equivale a casi todo el monto por el cual se habían endeudado entre 2016 y 2019”. “Usaron créditos blandos en pesos aprovechando la baja de tasas del Banco Central para cancelar préstamos. Nos pareció demasiado acelerado y generaba un efecto del tipo Puerta 12”.

La medida sobre las deudas fue criticada por los economistas. “Pero una devaluación o un desdoblamiento del tipo de cambio empeoraría el panorama para el sector privado”, dice Carrera. “Las compañías tendrían que haber valuado su deuda a $ 130, lo que hubiera sido un problema patrimonial importante. Argentina tiene un problema de dólares financieros, no de dólares comerciales. Las divisas aparecen en diciembre.

Cuando se pregunta en el banco por qué se regula más la demanda de dólares que incentivar la oferta, Carrera responde que la entidad alienta a las cerealeras a pedir prestado en el exterior vía sus casas matrices. Es una manera de no agotar la oferta de crédito local (crowding out).

¿Qué pasará si las reservas siguen cayendo y no alcanza con regular la salida de los dólares financieros (ahorro y para pagar deudas)? ¿Se decidirá cerrar más el cepo, ya no regulando la demanda de divisas de las empresas para pagar deudas sino por ejemplo limitando por 60 días las divisas para importaciones de bienes no esenciales? ¿O directamente, por qué no desdoblar el tipo de cambio?

Las alternativas están opinadas. “¿Desdoblamiento o más cepo? ¿Veneno del tubito azul o del tubito rojo?”, tuiteó Lucas Llach, ex vice del Banco Central. Martín Rapetti, por el contrario, hace poco explicó en Clarín que estaría más a favor de desdoblar el dólar.

El Gobierno se para frente al dilema con estrategias que caracterizan épocas pasadas de la Argentina. Ninguna que haya funcionado.

En los setenta, el Gobierno mantuvo elevado el déficit fiscal con más represión financiera y control de las importaciones. A corto plazo el costo de aumentar la brecha sube, se acumula emisión y sólo se pospone la devaluación aumentando los costos de la salida.

En los ochenta, el gobierno tenía déficit fiscal y el Banco Central esterilizaba los pesos para financiar al Tesoro. Esto reduce la brecha cambiaria pero sube el costo de la devaluación final. Hoy Pesce aumenta los pasivos remunerados del Banco Central a un ritmo más alto que Sturzenegger.

Finalmente, la estrategia de los noventa, un plan más ortodoxo. Ello requiere una corrección cambiaria inicial, seguida de un control del gasto público y un acuerdo con el FMI. El esquema podría sumar en un desdoblamiento del tipo de cambio entre el dólar comercial y financiero.

“El Gobierno optó por la primera que implica no devaluar”, dice Luciano Laspina, economista y diputado por Junto por el Cambio. “Entre subir el dólar y la recesión, prefieren lo último. ¿Por qué? Porque explicarán la recesión por la crisis macrista y la pandemia, mientras que si aumentan el precio del dólar están game over. Para nosotros, en cambio, las políticas de Alberto Fernández y la cuarentena llevan a la recesión”. Mercedes Marcó del Pont dijo a las pocas horas de las medidas del BCRA que “este Gobierno no va a devaluar”.

Para Andrés Borenstein, economista de la consultora Econviews, “el problema del cepo es que sabés cuando entrás pero no cuando salís, hay que tener mucha credibilidad como la tuvo por ejemplo Mauricio Macri que levantó los controles. La pregunta es cómo hará este Gobierno para transmitir confianza. Otro problema es que genera ruido en las empresas lo de las deudas”. Según Borenstein, la ventaja de este cepo sería que “frene el drenaje de la salida de dólares por el pago de deudas y entonces debería haber más dólares para importar”. Fernando Marull estimó que las medidas podrían bajar la demanda de dólares por US$ 1.000 millones.

Una variable que muchos economistas y el mercado empezarán a monitorear serán los depósitos en dólares. Un clásico. Como diría Maradona, la economía argentina es el mismo partido de siempre.

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Barca fans believed in the early departure of Bartomeu (due to disputes over the date of the referendum). In vain: there were no thoughts of retirement, the trophies are somewhere near
Josep Bartomeu: I had no intention of resigning. Barca will have trophies this season
Zinedine Zidane: Hazard is ready. We are happy, this is good news
Zidane on ISCO's words: it's ambition. Everyone wants to play
Bartomeu about VAR: In the match against Real Madrid, a non-existent penalty was awarded. We need fair football
Ian Wright: it's a Pity Ozil isn't playing, but Arteta's tenacity is admired
Josep Bartomeu: it was Important to start a new era for Barca with Messi. The Interests of the club are above all