Argentina

Destacan que los precios futuros son un incentivo para sembrar soja en Sudamérica

Escenario climático con bajas posibilidades de precipitaciones, precios oscilantes (antes en baja, ahora algo recuperados), guerra comercial entre potencias (China y Estados Unidos), pandemia (Covid-19 que no afloja) y epidemias (Peste Porcina Africana), configuran un escenario de comercio granario difícil de explicar o entender a partir de un solo factor.

En este contexto, esta semana la Bolsa de Cereales de Buenos Aires realizó el ya clásico lanzamiento de campaña gruesa 2020/21 con todo un día de jornada virtual y expositores de todo distintos lugares del mundo para tratar de entender esta realidad compleja. Así las cosas, se prevé una reducción interanual de 1,2 % en la superficie sembrada y de 6,1 % en la producción. Lo que redundaría en 33,15 millones de hectáreas implantadas y una cosecha total de 120,8 millones de toneladas. Los cultivos más afectados serían el trigo, el maíz y el girasol.

Uno de los paneles estuvo nutrido por analistas del USDA, quienes elaboran las estimaciones de oferta y demanda mundial de granos conocido como WASDE (según su sigla en inglés) Arnaud Petit, director ejecutivo del IGC, el organismo intergubernamental que nuclea a 56 países y monitorea el mercado de granos y derivados.

“Si sumamos todos los stocks, la relación stock-consumo llega al 39%, lo que significa sin duda que necesitamos nuevamente mejorar la competitividad y la productividad de los países exportadores para asegurar el funcionamiento del comercio mundial y en este sentido, es muy importante el trabajo que están haciendo los productores argentinos en sus sistemas agrícolas para poder asegurar el abastecimiento mundial de granos”, opinó Petit. Y agregó: “Creo también que Argentina está ofreciendo mucho en términos de sustentabilidad agrícola, con aportes de gran diversidad de productos y mejoras en los rendimientos apalancadas en un uso más eficiente de los insumos y también en prácticas como los cultivos de cobertura para mejorar la materia orgánica en el suelo”.

“Podemos ver que en la última década aumentó la producción mundial en 500 millones de toneladas lo que muestra claramente cómo el sector agrícola pudo mejorar sus técnicas y su calidad productiva”, dijo Petit, que mostró “buenísimas perspectivas” para el maíz, excepto en Serbia, Sudáfrica y Argentina, para los que sindicó 16, 11 y 11 por ciento menos de producción, respectivamente. Alentó a ver “un aspecto importante como es el stock de China que ha venido bajando desde hace unos años y en esta campaña en particular, para ver si implementan alguna política desde el gobierno para recuperar el nivel de stock”.

Para soja, Petit mostró la recuperación de Estados Unidos con 373 Mt después de una campaña pasada “dramática”.

Petit también se refirió a la necesidad de mejorar en logística porque desde Sudamérica para llegar los productos a diferentes estratégicos en el mundo, los costos de flete cada vez son más importantes. “Hay que seguir mejorando para abaratarlos”, dijo.

Visión USDA

Mark Jekanowski, presidente del organismo dentro del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), que hace las estimaciones mensuales de oferta y demanda mundial de granos, anticipó que “la cosecha de la mayoría de los cultivos será abundante esta campaña en Estados Unidos”.

Dicho esto, marcó el “año inusual que se está viviendo para hacer pronósticos” y recordó “la notoria baja en la demanda de combustibles y etanol producto del parate pandémico que se va recuperando a paso lento, también lo sufrió la industria frigorífica por contagios y por ralentizar la producción a partir de la aplicación de protocolos y distanciamientos”.

En este sentido, dijo que “la capacidad de faena está volviendo a niveles normales, pero sigue siendo una incertidumbre qué sucederá con la demanda de restaurantes y servicios gastronómicos que se mantienen deprimidas”.

Uno de los temas importantes fue su análisis respecto del acuerdo con China, que se firmó en enero de este año y entró en vigencia en febrero y por el cual China se compromete a comprar por valor de 80.000 millones de dólares productos agrícolas norteamericanos durante dos años.

“Hemos visto desde la entrada en vigencia del acuerdo un aumento de las compras de productos agrícolas, que arrancó con cierta lentitud pero que en los últimos meses ha mostrado compras voluminosas y repetidas, con compras casi diarias de soja ¡, compras importantes de maíz, continuas de algodón y otros commodities”, repasó Jekanowski. Y agregó: “Esto es una muy buena noticia para nosotros porque impulsa la demanda y también creo que ha respaldado algunos de los precios que tenemos para estos commodities”.

También del USDA, con el foco puesto en el maíz, habló Justin Choe, que consideró que “seguirá habiendo una fuerte competencia en el mercado de maíz” y que “si bien se observa una reducción mensual de la producción, la previsión anual es de crecimiento, porque las pérdidas en Ucrania y UE están más que contrarrestadas por la suba en Brasil”.

Una de las claves que traccionan es la fuerte demanda de maíz para uso en alimento animal y residual en países clave como Brasil y China, que continuará firme en 2021.

Finalmente, en soja, Joanna Hitchner, también del USDA, recordó que por el lado de la oferta, el USDA prevé un aumento de la producción global de 10% para 2020/21, principalmente por la expansión de superficie de Brasil, donde estiman un récord de producción de 133 Mt. Estados Unidos cosecharía 117,4 Mt y para Argentina calculan 53,5 Mt, con un leve aumento de superficie y de rindes.

En lo que respecta a los precios, Hitchner puntualizó que a principios de septiembre el valor de los futuros para el mes de marzo 2021 en dólares son 10% más altos que el año pasado. “Esto es un gran incentivo para sembrar más soja en Sudamérica”. “Sin embargo, cuando vemos los futuros de marzo en reales por tonelada métrica su valor es casi un 40% más que el año pasado, esto es lo que está motorizando la expansión fuerte de la soja en Brasil”, dijo.

Por el lado de la demanda, dijo que “China y la Unión Europea, que son los mayores importadores no esperan aumento en las importaciones aún a pesar del aumento en el consumo de soja porque van a recurrir a los stocks, por lo tanto, se espera que las importaciones de soja mundiales se mantengan planas en 2020/21”.

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Hans-Dieter flick: I Hope Alaba will sign a contract with Bayern. Our club is one of the best in the world
Diego Maradona: Messi gave Barca everything, brought them to the top. He was not treated the way he deserved
Federico Chiesa: I hope to leave my mark in Juve. We will achieve great results
The Coach Of Benfica: I don't want us to look like the current Barcelona, it has nothing
Guardiola on returning to Barca: I'm happy at Manchester City. I hope to stay here
Fabinho will not play with West ham due to injury
Ronald Koeman: Maradona was the best in his time. Now the best Messi