Argentina

El Poeta, el Loco y la Negra: historia de los hermanos Bielsa

La historia de los Bielsa “famosos” arrancó en Santa Fe, a fines del siglo XIX, en la ciudad de Esperanza. Y estuvo marcada por un hombre y un nombre: Rafael. A secas. El abuelo. Un reconocido abogado y jurista, recordado aún hoy como una eminencia en el Derecho Administrativo.

Luego llegarían el padre, Rafael Pedro. El tío, Marcial Rafael. Y él, Rafael Antonio, el hijo mayor (67 años). Que con sus hermanos -ya no “rafaeles”, sino Marcelo Alberto (65) y María Eugenia (62), ya no abogados, sino futbolista/DT y arquitecta-, llevarían el apellido a otra dimensión.

Herméticos, de carácter fuerte, perfeccionistas, destacados los tres en sus carreras, cada uno fue construyendo su propio recorrido. En distintos lugares del país y del mundo. Pero alimentando también una historia en común. La historia de los hermanos Bielsa. Un clan público que recela de su intimidad.

En base a testimonios de sus círculos más cercanos y de sus biografías públicas, Clarín se metió en ese mundo particular e íntimo.

Marcelo, Rafael y Maria Eugenia posando en una foto los tres hermanos juntos Valle Punilla. / Álbum familiar

Marcelo, Rafael y Maria Eugenia posando en una foto los tres hermanos juntos Valle Punilla. / Álbum familiar

Abuelo intelectual, madre exigente

El abuelo Bielsa tenía un rasgo de rebeldía y esa es quizá, una parte de la herencia más clara en sus tres nietos más conocidos. Nacido en 1889, su padre lo envió a Buenos Aires para que se especialice en el tallado de muebles de estilo.

Rafael a secas decidió para su vida otro camino y se inclinó por estudiar Derecho. Mal no le fue: hay colegios y calles con su nombre, en su Esperanza natal, en Rosario y en la Ciudad de Buenos Aires. También fue designado profesor honorario de La Sorbona de París.

Familia Bielsa

Sus nietos lo recuerdan, además, por su manejo de la oratoria y una descomunal biblioteca en la casa ubicada cerca del Parque de la Independencia, a metros del lugar donde se construirían los tribunales provinciales de Justicia.

La influencia intelectual del abuelo Rafael se trasladó a sus nietos, aunque a juzgar por la palabra de los tres hermanos y de quienes los conocieron desde chicos, luego sería la madre la que moldearía su personalidad.

“Es una historia matriarcal. Ellos se criaron a semejanza de la madre. Cuando falleció ella, hace unos años, fue un golpazo”, le cuenta a Clarín un amigo de la familia. Lidia Caldera, la madre, era una docente cordobesa. Muy religiosa y con dos principios básicos: “En lo que hagas, tenés que ser el mejor” y “rechazá todo aquello que no se obtenga con sacrificio”.

Para el actual embajador argentino en Chile, Rafael, el más locuaz de los tres, ese legado los hizo de alguna manera “infelices”. Es el impuesto que, de acuerdo a su mirada, deben pagar por ser “obsesivos”, “inflexibles”, “perfeccionistas”. Y hasta les resta también “cierto rasgos de humanidad”.

¿Y el padre? “Era abogado, como el abuelo, e hizo bastante plata. Pero era un bon vivant y tenía sobre todo una relación muy conflictiva con los hijos varones. Cuando Marcelo asumió en Newell’s le hicieron una nota al papá. Y dijo que Marcelo era hincha de Rosario Central. Te imaginás el quilombo que generó eso en Rosario. Marcelo lo re puteó”.

¿El actual DT del Leeds es canalla entonces? “No, el viejo lo hizo de jodido, como un chiste, ponele”.

Marcelo Biela posando con sus compañeros en el Colegio Sagrado Corazon. / Álbum familiar

Marcelo Biela posando con sus compañeros en el Colegio Sagrado Corazon. / Álbum familiar

“Rafa”, el abogado poeta

Rafael, el primer hijo del matrimonio entre Caldera y el abogado Rafael Pedro Bielsa, nació en Rosario el 15 de febrero de 1953. Apasionado por el fútbol como su hermano Marcelo, hincha de Newell’s -club del que participa activamente en su vida política-, es recordado por sus compañeros como “un alumno aplicado, inteligente, pero también divertido”.

Rafael Antonio Bielsa es un abogado, político, escritor y poeta. / Archivo Clarín

Rafael Antonio Bielsa es un abogado, político, escritor y poeta. / Archivo Clarín

En otro de los extraños giros familiares, el ex candidato a gobernador de Santa Fe asegura que se hizo peronista en el cuarto que las mucamas tenían en su casa familiar. Ahí las escuchaba hablar, entre otras cuestiones, sobre las obras de Juan Domingo Perón. Eso, asegura, lo cautivó aún cuando su abuelo, el prestigioso jurista, fuera apartado como decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Comerciales y Políticas por su prédica en contra del Gobierno de justicialista. Rafael definió alguna vez a su familia como “rabiosamente” antiperonista.

Familia Bielsa

Su participación política lo llevó a militar en la Juventud Universitaria Peronista y en Montoneros. Estuvo detenidos por el régimen militar en un centro clandestino del Gran Rosario, en 1977.

“Cuando desapareció, la madre prometió que si lo volvían a ver, irían a visitar una vez por año la tumba en Roma de Josemaría Escrivá de Balaguer -uno de los creadores del Opus Dei-. Y Rafael cumple el ritual cuando puede. Esa religiosidad también es parte de la herencia de la madre”.

La Calamita lugar de detención en época de la dictadura militar, donde estuvo detenido Rafael Bielsa. / foto Juan José García

La Calamita lugar de detención en época de la dictadura militar, donde estuvo detenido Rafael Bielsa. / foto Juan José García

Al ser liberado, Rafael debió exiliarse. Vivió en Cataluña, España. Regresó al país y, como parte de su vida política se sumó al Frepaso, en 1997. Se casó dos veces y tuvo cuatro hijos varones, dos con cada matrimonio. Los dos mayores continuaron la senda universitaria: uno con la abogacía y otro con la medicina.

Más acá, su recorrido es conocido: fue el canciller de Kirchner, diputado nacional por la Ciudad, titular del Sedronar. En 2007, fracasó en su intento de ser gobernador de Santa Fe. Perdió contra el socialista Hermes Binner. “El nunca entendió que era difícil vivir en la Capital y ser candidato en Santa Fe”, analiza un dirigente.

Rafael Bielsa en una elección de autoridades en Newell's Old Boys.

Rafael Bielsa en una elección de autoridades en Newell's Old Boys.

Entre 2013 y 2017, presidió la empresa Aeropuertos Argentina 2000 y este año Alberto Fernández lo nombró embajador en Chile.

Rafael es fanático de Newell’s, pero también de su hermano. “Cuando Marcelo agarró en el Leeds, cuando todavía estaba en la B, le tuvo que mandar desde Inglaterra un aparatito para la tele, para que pudiera ver los partidos. De algún modo, Rafael sigue mucho más la carrera de Marcelo que viceversa”, cuenta una fuente a Clarín.

Presidente kirchner, junto a la primera dama, Cristina Fernandez y al canciller Rafael Bielsa, reciben al entonces rey Juan Carlos de España

Presidente kirchner, junto a la primera dama, Cristina Fernandez y al canciller Rafael Bielsa, reciben al entonces rey Juan Carlos de España

La política y el fútbol, de todos modos, no han sido los únicos ámbitos en los que se involucró. Lector voraz, publicó múltiples obras y estudió música. Fue, de alguna manera, parte del movimiento artístico conocido como la Trova Rosarina. Juan Carlos Baglietto grabó un tema de su autoría: "Señalada por el índice del Sol", que según contó en un reportaje lo escribió para su abuela.

Marcelo, "el Loco"

A Marcelo, el segundo de los hermanos -nació en Rosario el 21 de julio de 1955-, sus amigos de la infancia lo definen como un chico temperamental, divertido y competitivo. En aquella época no lo apodaban “Loco”, sino “Cabezón”. Siempre con una pelota debajo del brazo o en los pies. Su pasión por el fútbol lo desbordaba. Escapaba de la casa familiar para jugar cuando debía, por imposición de su madre, practicar un poco en el piano. Dejaba que María Eugenia realizara esa tarea por él. El sonido musical que venía de la sala de música era la coartada perfecta que utilizaba para escaparse con Rafael.

Marcelo Bielsa en Newell's como jugador.

Marcelo Bielsa en Newell's como jugador.

Las locuras lo acompañaban desde chico: según recuerdan sus hermanos, como no le gustaba cambiarse para ir al colegio cuando recién se despertaba, directamente se acostaba la noche anterior con saco, corbata y pantalones largos.

Jugador con una carrera regular, técnico reconocido, su padre nunca fue a verlo. Decía que no le llamaba la atención el deporte que enloquecía a su hijo.

Marcelo Bielsa

Las excentricidades de Bielsa en el fútbol se cuentan de a decenas. Ya como entrenador de inferiores en Newell’s, presentó un plan para reclutar jugadores que sorprendió a su maestro, Jorge Bernardo Griffa. Dividió el país en 70 zonas y salió a recorrerlo con su desvencijado Fiat 147, modelo 85.

Marcelo Bielsa en un partido de Newells contra River Platae. / Archivo Clarín

Marcelo Bielsa en un partido de Newells contra River Platae. / Archivo Clarín

Fueron miles de kilómetros los que fue hilvanando para encontrar a algunas de las joyas que nutrieron luego a la primera división de Newell’s. Quizás el caso más emblemático de su locura fue la visita nocturna a la familia de Mauricio Pochettino, en la localidad santafesina de Murphy.

Advertido de que Central podía apoderarse de un juvenil de 14 años con notables condiciones, lo convenció a Griffa para que lo acompañara a aquel pueblo. Los padres de Pochettino se sorprendieron al ver llegar a esas personas en un horario inusual, cerca de la una de la madrugada. Eso no sería nada. Los descolocó aún más la exigencia posterior: Bielsa pidió, mientras el defensor dormía, que lo destaparan para ver las piernas. Allí se convencieron que era el jugador que buscaban.

Una habitación de los que era la casa materna los Bielsa en Rosario. Foto Juan José García

Una habitación de los que era la casa materna los Bielsa en Rosario. Foto Juan José García

La personalidad de Marcelo y su “enfermedad” por Newell’s lo llevó en 1990 a comentarle a Rafael la posibilidad de cortarse un dedo en caso de ganarle el primer clásico que disputaría como técnico del primer equipo frente a Central, al día siguiente. Lo hizo al recordar lo sucedido con un amigo, que se cortó un dedo adrede para cobrar un seguro, en Estados Unidos. Finalmente su equipo ganó 4 a 3 aquel partido. Marcelo conservó la mano completa.

Su obsesión por minimizar al mínimo cualquier margen de error podría explicarse con cientos de anécdotas. Una de ellas: en 2002 elaboró unos 800 posibles interrogantes que podrían plantearle los periodistas en la conferencia posterior a la eliminación del Mundial y tras ser confirmado en el cargo.

Bielsa director técnico de la Selección Nacional Argentina. / Archivo Clarín

Bielsa director técnico de la Selección Nacional Argentina. / Archivo Clarín

“Marcelo es el más conflictivo y el más introvertido. También, claramente, el más famoso y el que más plata ganó. Ellos se llevan bien, en general. Y los une el amor por Newell’s”, recuerdan en Rosario.

Y agregan: “Marcelo se refugia mucho en el campo de Máximo Paz. Y trata de aislarse. Una vez un grupo de fanáticos le insistió para visitarlo. El les dijo que no fueran a verlo porque no los atendería. Al grupo no le importó y un día apareció. En la tranquera lo atendió un empleado. Pero enterado de que los fanáticos habían finalmente viajado, Marcelo se acercó. Amablemente les explicó: ‘Buenos, les agradezco mucha la visita, pero en reiteradas ocasiones les había adelantado que no los atendería. Gracias nuevamente, pero hasta luego’".

Bielsa tiene dos hijas y su esposa, como su hermana, es arquitecta.

María Eugenia, “la Negra”

Maria Eugenia Bielsa diputada provincial electa por el Frente Santa Fe para Todos. / Archvivo Clarín

Maria Eugenia Bielsa diputada provincial electa por el Frente Santa Fe para Todos. / Archvivo Clarín

María Eugenia es la menor de los tres hermanos. Nació el 10 de marzo de 1958. Aunque su padre le recomendó que estudiara para ser contadora, porque eso le posibilitaría buenos ingresos económicos, se decidió por la arquitectura, una carrera de la que nunca dudó, que le permitió también volcarse a la docencia y que de alguna manera le permitió conformar su familia.

Se casó con Daniel Soria, quien fue su profesor en el quinto año de la carrera y con quien tuvieron un hijo que heredó la misma pasión de sus padres y se dedicó a la arquitectura. Bielsa enviudó en 2007.

La arquitectura, confiesa María Eugenia, la seduce por múltiples motivos: el desafío para ocupar espacios de la mejor manera, el orden, la funcionalidad, la estética. Alguna vez aseguró, en una declaración de principios, que “no podría haber sido otra cosa”.

Maria Eugenia Bielsa

La política, sabe, es otra cosa. Una disciplina que, según sus palabras, “no es para blandos”. Aunque siempre compitió por un cargo representando al PJ, nunca se afilió al partido. “Es como la Lilita Carrió del peronismo de Santa Fe. Su postura por la corrupción la alejó, por ejemplo, de los hermanos Rossi”, cuenta una fuente política local.

Quizá la “dureza” que se reconoce a María Eugenia le permitió soportar los embates que sufrió tras bajar un cuadro de Eva Duarte colgado en el despacho que ocupó cuando presidió, como vicegobernadora, la Cámara de senadores de Santa Fe. Aquella acción desató un escándalo. Ella explicó que ocupaba un cargo institucional y no partidario y que en esa oficina recibía a dirigentes de distintos partidos y a representantes de toda la sociedad.

El senador Omar Perotti y la ex vicegobernadora, María Eugenia Bielsa, se juntaron en Rosario para empezar a sellar una unidad en el peronismo de Santa Fe. / Archivo Clarín

El senador Omar Perotti y la ex vicegobernadora, María Eugenia Bielsa, se juntaron en Rosario para empezar a sellar una unidad en el peronismo de Santa Fe. / Archivo Clarín

Sus gestos de independencia política son múltiples: en 2005 le dijo no a un ofrecimiento de Néstor Kirchner para ser candidata a diputada. Pensó que aceptar era traicionar el voto que le permitió ser elegida para conducir Santa Fe junto a Jorge Obeid.

María Eugenia Bielsa renunció a su banca y la primera en enterarse fue la presidenta Cristina Fernández del Kirchner. (DyN)

María Eugenia Bielsa renunció a su banca y la primera en enterarse fue la presidenta Cristina Fernández del Kirchner. (DyN)

En febrero de 2013, renunció a la banca como diputada provincial que había obtenido gracias a una avalancha de votos porque se sintió traicionada. Eligieron a un kirchnerista como presidente de la Cámara baja y no a ella, factor clave con sus 580 mil votos para la victoria del peronismo.

No conforme con ello ese mismo año desestimó una oferta de Cristina Fernández, quien le ofreció una vez más que encabezara la lista de candidatos para la diputación nacional.

Su último cargo fue el de ministra de Vivienda y Hábitat. Era una de las grandes apuestas de Alberto Fernández, pero no llegó al año de gestión. Se descuenta, era una de las “funcionarias que no funcionan” en la mirada de Cristina.

Buena relación, pocas fotos juntos

En la Infancia, pero desde que la fama los alcanzó es prácticamente imposible que se crucen en un evento.

En la Infancia, pero desde que la fama los alcanzó es prácticamente imposible que se crucen en un evento.

Públicamente los hermanos Bielsa son reservados. Desde que la fama los alcanzó es prácticamente imposible que se crucen en un evento. Casi no hay imágenes que los retraten a los tres juntos, aun cuando Marcelo aceptó participar en alguna charla organizada por Rafael y María Eugenia se acercó para compartir el encuentro, pero en la intimidad.

Quizás sólo Rafael, por ser el mayor, por tener un pie en la orilla de la política y otro en el fútbol, se convierte por momentos en el encargado de interpretar los pensamientos y las acciones del entrenador o de elogiar la capacidad de su hermana.

A María Eugenia le pondera su coraje, su conducta intachable y su intelecto. De Marcelo aseguró, entre tantas otras consideraciones, que “en el fútbol es mejor de lo que yo pueda hacer en cualquier orden de mi vida”. Rafael se encargó, por ejemplo, de elaborar el contrato que Marcelo firmó con el Leeds, el club inglés en el que trabaja actualmente.

Ella se alegra con los logros deportivos de su hermano, pero acepta no entender mucho sobre fútbol. Hablan con frecuencia. El afecto y la confianza es total. Rafael y María Eugenia conversaban a diario durante la campaña en la que ella intentó llegar a la gobernación, el año pasado, cuando finalmente cayó en la interna contra Omar Perotti.

Marcelo acompañando a Rafael en Santa Fe cuando se postuló a candidato a gobernador. / Archivo José Almeida

Marcelo acompañando a Rafael en Santa Fe cuando se postuló a candidato a gobernador. / Archivo José Almeida

Ella y Marcelo conversaron largo y tendido también por otro proyecto, pero deportivo: el actual técnico del Leeds inglés donó 2,5 millones de dólares para que Newell’s construyera un moderno hotel en su predio de entrenamiento.

Ironías de la vida los colores de Central, son los del del Leeds United que festejan el regreso del club a la Premier League después de una brecha de 16 años. Foto de Paul ELLIS

Ironías de la vida los colores de Central, son los del del Leeds United que festejan el regreso del club a la Premier League después de una brecha de 16 años. Foto de Paul ELLIS

Fue ella como arquitecta, junto a su hijo y colega Pedro Soria, los que supervisaron la construcción. Marcelo, con cuyo nombre bautizaron ya la cancha donde juega Newell’s, puso entre otras condiciones que la obra de estilo europeo tenga el nombre de Jorge Griffa, su maestro.

Exigió además que se ocultara lo que la institución tenía pensado concretar en su predio de entrenamiento, un pedido que fue desvaneciéndose a medida que la mole de cinco plantas comenzó a crecer.

Mural de Marcelo Bielsa, cerca de Hyde Park en Leeds, Inglaterra, el jueves 10 de septiembre de 2020. Foto Danny Lawson

Mural de Marcelo Bielsa, cerca de Hyde Park en Leeds, Inglaterra, el jueves 10 de septiembre de 2020. Foto Danny Lawson

El técnico pretendía, además, que se evitara mencionar que él había sido quien aportó los fondos. Otro imposible. Aun cuando María Eugenia se encargara de llamar, molesta, porque algún periodista revelara los detalles de aquella donación y los motivos -vinculados con la gratitud por su formación- que llevaron a Marcelo a realizar una donación millonaria para hacer un aporte central para la institución.

Cuando logran acomodar sus agendas y pueden encontrarse en reuniones privadas, aseguran, dialogan mucho sobre los afectos, los miembros de la familia. Sus labores diarias, aquellas que le permitieron ser reconocidos públicamente, quedan invariablemente relegadas en esas conversaciones.

Colaboró: Nahuel Mercado Díaz

Comentar las notas de Clarín es exclusivo para suscriptores.

Football news:

Zlatan is the last person I consider a racist. He loves me too much. Pogba on Ibrahimovic's clash with Lukaku
UEFA will make a final decision on the Euro 2020 format in April, not March
Rojo will move from Manchester United to Boca Juniors next week
Pogba on the reasons for the changes at Manchester United: No one cheats the team - does not run less or does not work out in defense
Aubameyang missed the games because of his mother's illness. She's better now
Musacchio moved to Lazio from Milan
Lampard did a great job in the first year. But his dismissal is logical: Chelsea regressed after the summer purchase, and Frank lost control